30 mil abejas versus 30 avispas japonesas

Las abejas japonesas son famosas mundialmente por su mecanismo de defensa contra las avispas gigantes del japón (V. mandarinia). Al detectar una avispa en tarea de reconocimiento, es decir, una avispa solitaria que explora la región buscando panales y que, al encontrarlos, los marca con una señal de feromonas para así dejar señalizada la ubicación del panal, las abejas deben tomar una acción drástica, y eliminar a la avispa lo más rápido posible. Luchar contra la misma no es una opción, ya que esto le daría la posibilidad de marcar rápidamente el panal, solo les queda un asombroso mecanismo evolutivo: saltar simultáneamente sobre la avispa, encerrarla en una «bola viviente» de abejas, y comenzar a vibrar. Al vibrar, aumentan la temperatura, hasta asesinar a la avispa sofocándola.

Si fallan, el resultado es desastroso. El siguiente video muestra a un grupo de 30 avispas japonesas atacando una colmena de abejas europeas. Este video es una clara señal del peligro que representa introducir depredadores foráneos en una región. Ya que todas las variables de balanceo entre presa y depredador halladas en la región de origen -en este caso la defensa utilizada para asesinar a la avispa antes que esta marque el panal- quedan prácticamente anuladas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies