Por el para nada módico precio de 400 mil dólares la pieza, podremos hacernos con reloj pulsera mecánico más espectacular de todos los tiempos. El Cabestan, definitivamente una magnífica pieza de ingeniería que haría suspirar a cualquier ingeniero victoriano o amante del estilo tan de moda hoy en día denominado como steampunk.

Fotografía de un reloj Cabestan.
Reloj mecánico de la marca Cabestan de mecanismo vertical compuesto por 1352 componentes.

Ya que, increíblemente, en vez de utilizar el sistema tradicional de los relojes mecánicos, este en particular emplea un mecanismo vertical compuesto por más de 1352 piezas, entre piñones, ruedas, placas, tornillos y cadenas que, con una precisión digna de admirar, accionan una serie de tambores numerados desde los cuales leeremos el tiempo, la cantidad de energía mecánica restante (se carga a manivela) y el día del mes.

El diseño del mismo comenzó tras un sueño del inventor Jean-François Ruchonnet, quien soñó con un hombre manejando el cabestrante de un bote, y hecho realidad gracias a la inversión un ex-banquero, el Cabestan es una máquina tan espectacular que, a pesar de su elevado precio, desafía toda crisis económica estando completamente agotado y con reservas de varios meses (solo se producen 4 relojes por mes, con montaje y piezas totalmente hechas a mano).

Este tipo de relojes es muy buscado entre las personas de alto poder adquisitivo no solo como una vanidad, sino que pueden ser considerados como muy buenas inversiones. Esto principalmente debido al hecho de que los mismos se producen en un número muy limitado de unidades, y con el pasar de los años su costo comienza a incrementarse. Es decir, a diferencia de la absoluta gran mayoría de objetos en nuestro planeta, su precio, en vez de depreciarse con el paso del tiempo, se revaloriza. Fenómeno que ocurre con una cantidad de bienes limitada, como por ejemplos las obras de arte, las joyas, los buenos vinos y otros artículos de lujo.

En las siguientes imágenes podemos ver en detalle ambos lados del mecanismo de tan lujoso reloj pulsera. Apreciamos en todo su esplendor la cadena metálica que acciona el mecanismo inspirado en el cabestrante de un bote.

Cabestan hechos con metal del Titanic

Si bien el precio original que ronda los 400 mil dólares puede parece excesivo, hay una versión de este reloj pulsera aun mucho más costosa. El mecanismo es exactamente el mismo, lo que cambia es el metal con el que se fabrica, o mejor dicho el origen de dicho metal. Estos son los Cabestan hechos con metal recuperado del naufragio del Titanic por Romain Jerome.

Más sobre relojes singulares

Los increíbles relojes hechos con huesos de la familia Bronnikov

La tecnología de los espías victorianos, de relojes cámaras a mini pistolas

El reloj más grande del mundo y el reloj con más partes