Un lanzamiento esperado

Gracias al lanzamiento de Mount & Blade II: Bannerlord, un juego que hemos esperado durante más de 10 años a causa del que fue quizás uno de los más dificultosos ciclos de desarrollo en la historia de los vídeo juegos, en este artículo hablaremos sobre qué es Mount & Blade, su historia, las amplia y rica cantidad novedades que nos trae Bannerlord así como sus impresionantes mejoras tanto gráficas así como como de jugabilidad y también por último hablaremos sobre la interesante historia del original y ya mítico primer Mount & Blade.

Combate a caballo.
Combate a caballo.

Qué es Mount & Blade

Mount & Blade, dependiendo del camino que deseemos tomar al iniciar el juego, puede ser tanto un simulador de bandido medieval, un señor feudal e incluso luchar y conspirar hasta convertirnos en todo un rey del medioevo, el cual combina a la perfección la estrategia, el rol y la acción.

Comparación de un rostro de Warband y uno de Bannerlord.
Comparación de un rostro de la actualización Warband del Mount & Blade original con un rostro de Bannerlord.

Comenzando como un don nadie, gradualmente iremos amasando un pequeño ejército, primero de mercenarios y luego conformado por soldados profesionales y así, a medida que vayamos formando alianzas con nobles y reyes e incrementemos nuestra fortuna, lograremos que nuestro renombre vaya creciendo a lo largo de los reinos del mundo del juego.

A medida que nuestro prestigio y renombre vayan aumentando, llegaremos al punto de poder optar por convertirnos en tenientes/caballeros de algún rey y pelear bajo su estandarte. Al ser tenientes de dicho rey, deberemos tomar parte en sus guerras, formar parte de sus batallas en lo posible y asediar ciudades y castillos en su nombre (las cuales podremos solicitar para nosotros, aunque el rey es quien decide finalmente y puede llegar a dárselo a otro de sus tenientes). Si el rey decide cedernos el pueblo o castillo capturado a nosotros, entonces lo podremos administrar y mejorar pagando por la construcción de estructuras e industrias así como defender la tierra y nuestros siervos y sirvientes si un enemigo decide atacarnos.

No obstante, la característica más divertida del juego son sin duda alguna las batallas, que por supuesto, en un mundo donde la espada es la diplomacia por excelencia, se encontrarán al por mayor, llegando al punto de ser tantas durante las guerras que nuestros hombres y héroes comenzarán a agotarse y sufrir heridas serias. Las batallas combinan acción y estrategia a la perfección, debiendo nosotros encargarnos de posicionar las tropas y también pelear contra el enemigo.

Las órdenes a nuestros hombres, por supuesto, se dan a los gritos y desde nuestro caballo, si nos escuchan o no, o si directamente nos obedecen, eso ya es otra cosa. Por otra parte, dentro del combate se incluye otro factor de importancia del juego, que es el asedio de los castillos y fortalezas de la región con el fin de capturar dichas estructuras.

Nueva pantalla de creación de personaje principal.

Si salimos victoriosos quizás podremos capturar señores y soldados enemigos por los cuales podemos pedir recompensas, y si perdemos incluso podremos llegar a quedar prisioneros de un señor enemigo., tras lo cual perderemos dinero, nuestras tropas y, si no somos rescatados, pagar una dolorosa recompensa.

Los asedios de castillos: si bien los asedios medievales eran simples, básicamente se construía un campamento de asedio y se construían las armas de artillería para atacar las paredes de la fortificación como por ejemplo los trebuchets, procediéndose entonces a atacar el castillo hasta derribar los muros, con el advenimiento de la pólvora y los cañones los ingenieros militares de los distintos reinos debieron crear e ir desarrollando nuevas tecnologías y tipos de construcciones. Desde castillos con una impresionante cantidad de bastiones como el castillo octagonal de Castel del Monte hasta llegar a las impresionantes y avanzadas ciudadelas estrella, como por ejemplo la impresionante Palmanova, diseñadas para soportar el ataque de los poderosos cañones del Renacimiento.

Por supuesto que M&B tiene infinidad de otras características, como por ejemplo comprar empresas en las distintas ciudades del reino que nos acoja y comenzar a comercializar bienes para así ganar dinero, comercializar productos (por ejemplo comprar ciertos productos en una ciudad en la cual dicho producto es barato y realizar un peligroso viaje a una ciudad lejana donde el producto sea más costoso) y todo tipo de acciones que incluyen desde el rol hasta la aventura.

Mount & Blade, el juego indie que hizo historia

La historia del vídeo juego Mount & Blade (M&B) es fascinante, ya que su desarrollo nos recuerda a los estudios de la primera época en la historia de los vídeo juegos, esos pequeños estudios como iD Software cuando crearon al mítico Doom y los estudios de finales de los ochenta que crearon al Pacman y al Mario en Japón. Es decir, pequeños estudios de un puñado de gente trabajando día y noche para, sin saberlo, crear un clásico que marcó historia. No obstante, y lo fascinante, es que M&B lo logró no en los ochenta o los noventa sino en una época donde los vídeo juegos eran desarrollados por mega estudios.

En efecto, Mount & Blade comenzó como el pequeño proyecto independiente de un matrimonio por diseñar un juego a mediados de la década del 2000 y fue lanzado al público en el año 2008. Hoy día, además de contar con una enorme comunidad de modders y fans detrás de sí, se ha convertido en uno de los juegos más divertidos y adictivos con los que me he cruzado, lanzando la esperada continuación del original, Mount & Blade II: Bannerlord, en marzo del año 2020.

Mount & Blade II: Bannerlord

Mount & Blade II: Bannerlord es la muy ansiada y esperada continuación del Mount & Blade original, la misma se lanzó al mercado en el año 2020 tras más de 10 años de espera y la interminable odisea que debió sortear su equipo de desarrolladores.

Con una jugabilidad mejorada, asedios de castillos mucho más complejos y adaptables y nuevos elementos de rol tanto en la parte de combate como en la parte estratégica, Bannerlord promete llevar la premisa del juego original, es decir ser el mejor simulador de un señor feudal medieval, a nuevos extremos.

Asedio de un castillo en Mount & Blade II: Bannerlord.
En Mount & Blade II: Bannerlord encontramos todo tipo de castillos, desde castillos de madera hasta castillos de roca pequeños, grandes y medianos. Incluso castillos con ciudadelas interiores que requieren una segunda ronda de asedio.

Además de todo lo mencionado anteriormente, Bannerlord presenta un nuevo sistema de mando para manejar las formaciones de nuestros hombres, siendo este nuevo sistema de órdenes mucho más fluido que el original y mucho más amplio. Esto se hace evidente en los asedios, ya que podemos comandar a nuestros hombres qpara ue manejen las distintas armas de asedio y ataquen sectores específicos del castillo.

Ciertamente uno de los aspectos más importantes de Bannerlord es su énfasis en representar correctamente la brutalidad del combate medieval, algo que hoy solo podemos ver en eventos de recreadores históricos como los desarrollados durante la cada vez más popular Batalla de las Naciones o los practicantes de la disciplina HEMA, disciplina que intenta revivir de manera históricamente correcta el esgrima europeo antiguo.

El juego tiene nuevos elementos de rol, así como misiones otorgadas por los NPCs, el mapa es dinámico y vemos a las fortalezas, pueblos y castillos cambiar y evolucionar con el paso del tiempo. Una de sus más grandes mejoras es el sistema de administración de pueblos y castillos, ya que ahora podremos hacernos cargo de un pequeño pueblito e ir agrandándolo, añadiendo mejoras, construyendo todo tipo de estructuras y edificios al punto de, con el tiempo y mucho esfuerzo, convertirlo en una ciudadela.

El mapa estratégico de Bannerlord de M&B II.
El mapa estratégico de Bannerlord de M&B II permite acercarnos al punto de ver los grupos individuales de personas en el mapa en detalle.

Las facciones del Mount & Blade II: Bannerlord

Uno de los detalles más interesantes de la serie Mount & Blade radica en el hecho de que el mismo contiene varias culturas y biomas. Estas son:

  • Aserai, se asemejan a las culturas del norte de África y Medio Oriente y son gobernados por un sultán. Los Aserai viven en un bioma desértico.
  • Khuzit Khanate, similares a los mongoles. Estos viven en una región del mapa similar a la estepa.
  • El Imperio (el cual está fragmentado en 3 facciones) similares a los reinos medievales tardíos de Europa central que intentaban asemejarse al Imperio Romano como por ejemplo el Sacro Imperio Romano del medioevo.
  • Sturgia, similares a los vikingos, estos son gobernados por un príncipe guerrero.
  • Vlandia, gobernados por un rey, esta facción es similar a los reinados medievales utilizando fuertemente unidades de caballería y arqueros. En cierta medida nos recuerdan a la Francia o la Inglaterra medievales, aunque su ubicación en el mapa es continental y no se ubican en una isla.
Combate en el desierto.
Combate en el desierto.