Mechwarrior a escala real

Neogentronyx es una componía que tiene como objetivo traer los mechas -robots montables- de las series de animé a la vida real. Su primer prototipo, provisto con un lanzallamas y todo, es el NMX04-1A. El mismo mide unos 5 metros y medio de altura.

El robot, construido en los talleres de Alaska del inventor Carlos Owens es una colosal mole metálica de varias toneladas de peso. Construir este robot de 5 metros de altura le costó a Owens alrededor de unos 25 mil dólares, de los cuales la mayoría fueron para comprar y adaptar los sistemas hidráulicos con los cuales el robot mueve sus extremidades.

En el video puede verse al prototipo NMX04-1A en acción. Este actualmente ha quedado obsoleto, ya que la empresa se encuentra construyendo un nuevo modelo con mejor movilidad y más fácil de manejar.

Si bien Owens define a Neogentronyx como una compañía, y sueña con producir estos robots de manera industrial, por el momento estos robots son solo el sueño de un hobista.

El móvil arácnido

Tres meses invertidos en el diseño, seis en la construcción y 15 mil dólares de presupuesto es el precio de tener tu propio vehículo de ocho patas. Si bien el diseño es bastante bueno, según mi opinión, sólo le faltaría agregarle pies de goma a las patas para una mejor tracción y menos ruido metálico al desplazarse.

Detalle del robot arácnido casero.
Detalle del robot arácnido casero.

Un transformer real

El Citröen C2 Transformer es la creación de tres estudiantes chinos de la ciudad de Nanjing. Si bien el mismo tiene un nivel de transformación reducido, según sus creadores a causa de problemas presupuestarios, con un poco de ayuda es capaz de mover los dedos, pies, y limitadamente flexionar las piernas.

Este Transformer casero, más allá de las limitaciones anteriormente mencionadas, es perfectamente funcional, y requirió de un considerable tiempo de trabajo que incluyo no solo diseñar y planear como convertir al auto en un robot, sino que además los creadores debieron realizar una dedicada serie de cortes y luego resemblar todo a partir de los sistemas hidráulicos que hacen la transformación posible.

Fotografía de un Transformer casero.
Citröen C2 Transformer convertido en un transformer.

Y si el presupuesto no es problema

Si el presupuesto no es problema, se puede construir un vehículo bípedo robótico por 300 mil dólares. Con un par de ametralladoras incluidas las cuales nos permitirán solucionar cualquier embotellamiento en hora pico.

Más sobre vehículos fuera de lo común

Sno-cats los vehículos capaces de cruzar por tierra la Antártida

El vehículo de tierra rápido de la historia, el trineo a cohete