Estructuras subterráneas

Si bien bajo tierra podemos encontrar un sin fin de estructuras subterráneas que van desde gigantescos búnkers construidos durante la segundad mitad del siglo XX hasta bellísimos e históricos museos subterráneos como las hermosas minas de sal de Polonia, en Japón hallamos uno de los proyectos subterráneos más productivos y quizás importantes a futuro de todos: las granjas subterráneas O2.

Granjas subterráneas

Hombre recolectando tomates en una de las varias granjas subterráneas.
Siembra horizontal de tomates, la misma se realiza mediante varios niveles en los cuales la planta es forzada a distribuir su crecimiento de manera horizontal mediante paneles. Esto permite maximizar el espacio de siembra al combinar varios paneles los cuales son movidos solo cuando se desean sembrar los tomates.

En Japón existen muchos proyectos orientados a la producción alternativa de alimentos. Es decir, la producción de alimentos en espacios reducidos, subterráneos e incluso acuáticos. Por ejemplo, Japón ha sido un país pionero en la cría de vieiras yesso, es decir vieiras gigantes comunes al mar de Japón, las cuales son cultivadas bajo el agua en enormes estructuras cilíndricas controladas por drones submarinos.

Entre los anteriormente mencionados proyectos de producción alternativa de alimentos, se encuentran las fascinantes granjas subterráneas de Tokio. El espacio no es algo que sobre o abunde en el Japón, sobre todo la amplia cantidad de tierra arable necesaria para crecer alimentos en masa. De hecho, como si ya no fuera poco el que sea una pequeña isla, la mayor parte de su territorio es terreno volcánico o de montaña.

No obstante, y por fortuna, lo que Japón no tiene en tierra arable y de pastoreo si lo tiene en en alta tecnología e ingenio. Razón por la cual se están desarrollando varios métodos alternativos y soluciones poco ortodoxas para cultivar grandes cantidades de alimentos.

Pasona O2 es una granja inusual, su lugar de cultivo es el área que antiguamente servía como bóveda a un banco de la zona comercial de Tokio. El área de cultivo es aproximado al kilómetro cuadrado, y en la misma hay sectores en los que se crece desde lechuga hasta tomates, frutas de baya. La intención del laboratorio es también investigar la posibilidad de cultivar bajo tierra grandes cantidades de otros cultivos con un mayor valor nutritivo como papas, calabazas, etc.

Otros cultivos sorprendentes: si bien las granjas subterráneas del Japón son fascinantes, su opuesto también lo es, es decir, los cultivos en altura que se realizan en terrazas escalonadas. Puedes ver las sorprendentes imágenes de estas terrazas en el siguiente artículo: Las terrazas de Yunnan, un paisaje que parece una acuarela.

Con el fin de suministrar la luz necesaria para el correcto crecimiento de la vegetación, es decir su proceso de fotosíntesis, en el lugar se hallan distintos tipos de iluminación con diferentes características y propiedades. Desde LEDs para las flores hasta costosas lamparas de vapor de sodio para las frutas y verduras (este tipo de lámparas son las que mejor emulan los beneficios de la luz solar sobre las plantas). En efecto cada tipo de cultivo tiene distintos requerimientos.

Enormes lámparas de vapor de sodio permiten que la fotosíntesis de las plantas tenga lugar bajo tierra.

No solo la iluminación es artificial, el control ambiental y climático es también completamente artificial y se encuentra administrado por ordenadores y microcontroladores digitales, los cuales ajustan los niveles de CO2, humedad e hidratación en tiempo real.

La siembra vertical

Pasona O2 ha ampliado sus proyectos de siembra alternativa en los últimos años, ingresando también en el creciente marcado de la siembra vertical. Es decir, sembrar alimentos en edificios utilizando hileras verticales colgantes.

Estas hileras son mantenidas y cuidadas por sistemas robóticos, los cuales mueven las plantas de lugar a lugar, las hidratan y también controlan las plagas. Así mismo, este tipo de siembra permite crecer cultivos de alta densidad de los cuales se pueden obtener varias veces la cantidad de alimentos por volumen de siembra comparados con los medios tradicionales.

Como vemos, los métodos alternativos definirán la manera en la que hacemos crecer los alimentos en el futuro cercano. Desde las granjas subacuáticas mencionadas al principio de este artículo hasta la siembra subterránea y la siembra vertical realizada por empresas como Pasona O2.

Fotografía de las hileras de plantas en una granja vertical.
Siembra vertical, la misma depende de la hidroponia para nutrir las plantas contenidas en su estructura.

La fascinante agricultura japonesa

Si bien la siembre de alta tecnología es fascinante, la siembra tradicional en Japón también lo es. En especial en el pequeño pueblo de Inakadate, donde los granjeros crean pinturas gigantes, del tamaño de un campo de siembra entero, con sus plantaciones.

Por otro lado Japón también es un país famoso por sus jardines azoteas, es decir, edenes verdes en medio de la ciudad. Puedes ver estos sorprendentes jardines o techos verdes en el siguiente artículo: Los mejores edificios con jardines en azoteas.