Tesla en su estudio.

El rayo de la muerte de Tesla, el arma eléctrica que dio los electro-lásers

A principios de siglo Nikola Tesla estaba investigando como transferir electricidad por el aire. Para financiar su proyecto crearía un "rayo de la muerte"

El mayor sueño del genio Nikola Tesla radicó en la construcción de un sistema de distribución eléctrico inalámbrico el cual, gracias al empleo de altas torres y profundas excavaciones, obtuviera energía valiéndose la creación de poderosas alteraciones en el campo eléctrico natural de la Tierra.

Fotografía de Nikola Tesla.
Nikola Tesla.

Esta energía ganada casi gratuitamente, posteriormente sería «retransmitida» libremente hacia todo el mundo a través de enormes torres inalámbricas ubicadas estratégicamente. De esta investigación nacería en los primeros años de 1900 uno de sus inventos que aterraría al mundo: La Torre Wardenclyffe.

Comenzada con una inversión inicial del banquero J. P. Morgan, el cual luego se retiraría enfurecido por la falta de resultados económicos palpables y difamaría a Tesla limitando así la entrada de nuevos inversores, la construcción de la torre fue viendo infinidad de contratiempos. Desde incendios hasta sabotajes de espías e investigaciones del FBI en las cuales vio su laboratorio y taller revueltos de arriba a abajo por las autoridades.

No obstante, el mayor obstáculo llegó cuando Tesla perdió definitivamente la propiedad del terreno a manos del financiero George Boldt en 1915 y en 1917, en plena Guerra Mundial, este cedió al pedido del gobierno de Nueva York de demoler gran parte de la estructura por temor a que sirviera de «faro» a los submarinos alemanes.

El rayo de la muerte de Nikola Tesla

Torre de Nikola Tesla.
Artículo sobre La torre de Nikola Tesla.

Ahogado y agobiado por las deudas y los acreedores e imposibilitado de continuar con su experimento, en los años 30, Tesla intentaría buscarle una aplicación miliar a los descubrimientos realizados con su fatídica la torre. Es así que pasaría varios meses ideando la manera de enfocar eficientemente un rayo de partículas macroscópicas, el cual, montado en una torre o en un aerostático, podría sembrar el terror en los ejércitos enemigos con un poderoso rayo de la muerte.

Tras preparar un detallado documento, Tesla presentaría el proyecto a varias empresas del rubro y los Departamentos de Guerra (hoy en su gran mayoría renombrados a Departamentos de Defensa) de las distintas potencias, como el US War Department y las distintas ramas del ejército del Reino Unido.

Sin embargo, su investigación sería catalogada como «los divagues de un loco» y un «gastadero de dinero perteneciente a una historieta de ciencia ficción«. Debieron pasar varias décadas hasta que las ideas de Tesla fueran tomadas con seriedad y nacieran así los electro-lásers.

La intención de Tesla no solo era retransmitir energía gratuita, sino que además sus ideas llegaron hasta el punto de crear luz diurna artificial al alterar la ionosfera No solo con los electro-lásers y los rayos de partículas sería redimido este genio, sino que además la ciencia moderna corroboraría varias de las teorías propuestas por éste que en su época lo convirtieron en el hazmerreír de todo el mundo.

Rayo de la muerte de Tesla.
La torre de Nikola Tesla construida para investigar la transmisión inalámbrica de la realidad. Tesla intentaría venderla como un «Rayo de la muerte» para financiar sus investigaciones.

Como por ejemplo el hecho de que la Tierra es un cuerpo cargado eléctricamente, e incluso su cálculo sobre la capacitación de la Tierra, el cual fue casi exacto. Desafortunadamente tendría que ser también después de muerto el que la Corte Suprema de los Estados Unidos reconociera oficialmente su importancia en la invención de la radio y se le diera el crédito por la primer fotografía de rayos X.

Más sobre Nikola Tesla

― Pobre Tesla, recordemos que prácticamente casi lo linchan cuando presento el primer aparato a control remoto de la historia y nadie le creía.

― Edison electrocutaría a un elefante para así demostrar que la corriente alterna propuesta por Tesla «era peligrosa». Thomas Edison fue uno de los más grandes enemigos de Tesla, constantemente conspirando para dañar sus finanzas y negocios y contactando a sus clientes para así dañar directa e indirectamente al genio de de origen serbio.

Fotografía de Nikola Tesla.
Nikola Tesla en su estudio leyendo un libro al lado de una de sus invenciones.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies