Alimentos producidos por animales

En el pasado habíamos hablado sobre los alimentos más costosos del mundo, alimentos que, por una pequeña porción o unos pocos gramos, las personas llegan a pagar cantidades astronómicas de dinero. En ésta lista mencionabamos un café muy especial, el cual requiere, para refinarse, del proceso digestivo de una pequeña especie de civetas razón por la cual se lo suele llamar el café de las civetas o Kopi Luwak en el lenguaje indonés local. Hoy hablaremos sobre algo igual de fascinante: el té recolectado por monos.

Té recolectado por monos

Según la empresa que vende este té, la tradición se remonta a varios siglos en el pasado, cuando un mono, al ver a su dueño subirse a un árbol a recolectar hojas de té, copió la acción y lo hizo en unos pocos segundos. Al ver esto, su amo, de ahí en más, comenzó a utilizar monos para recolectar té.

Ésto ocurre en China, más precisamente en las provincias de Fujian y Yunnan, ésta última famosa por sus increíbles plantaciones de arroz verticales los cuales forman literales montañas artificiales. El té en cuestión es por lo general conocido como el Té del Mono Dorado y hoy en día se comercializa en gran parte del mundo a través de la Internet.

Otro ejemplo más de la Internet acercando al mundo y haciéndolo más pequeño.

Una de las razones principales por las cuales se utilizan monos para recolectar el té se debe a que en Yunnan, además de los arbustos comunes, hay un bosque de árboles de té en los cuales las hojas se encuentran a una altura considerable, razón por la cual los monos son extremadamente útiles y rápidos.

El bosque de té de Yunnan, China.
El bosque de té de Yunnan, China.

Los monos a sueldo

Pero no crean que el concepto del trabajo a sueldo es algo antinatural para los monos. Según una investigación del Centro de Primates de Yerkes en la Universidad de Emory, los monos sudaméricanos de la raza capuchino tienen un concepto de trabajo que podría considerarse como «pago» . Ya que en las cacerías, la carne obtenida de las presas se distribuye de acuerdo al esfuerzo de cada integrante.

Lo anterior es muy distinto a otros grupos de animales donde el poder se distribuye de manera jerárquica. Por ejemplo, en las manadas de leones si bien son las hembras las que se dedican a realizar las cacerías que proveen de comida a la manada es el macho alfa quien come primero.

Los monos cazadores: si bien en China se ha entrenado a un grupo de monos para recolectar hojas de té, en África un grupo de cazadores recolectores ha entrenado monos en la manera quizás más extraña del mundo. Estos cazadores enseñaron a sus monos cómo montar jabalíes para así cansarlos o dirigirlos a sus redes facilitando la cacería.

La modalidad empleada por los leones, es decir la jerárquica, suele ser la norma en la mayoría de los animales que se agrupan en familias o manadas. Debido a esto el comportamiento de los monos capuchino en Sudamérica es extremadamente singular y de interés a la ciencia.