La comunicación animal

Los animales domésticos han evolucionando a lo largo de miles de años junto a los seres humanos, algo que ciertamente ha alterado tanto su fisionomía como su comportamiento. No obstante, existen mecanismos evolutivos comunicacionales que éstos han mantenido desde los tiempos en los cuales se encontraban en estado salvaje en la naturaleza, desde el movimiento de la cola de los perros hasta el ronroneo de los gatos. En ésta oportunidad responderemos a una pregunta muy común: ¿por qué ronronean los gatos?

El ronroneo en los gatos cachorros

El ronroneo se produce involuntariamente cuando el gato contrae rítmicamente los músculos de la laringe conjuntamente al diafragma. Durante mucho años la falta de conocimientos de la anatomía de los felinos hizo que se creyera que estos poseían una doble glotis con dos juegos de cuerdas vocales, uno para producir maullidos y otros para ronronear.

Sin embargo, esto era falso y el supuesto segundo juego de cuerdas no era más que un replegamiento de la laringe. De todas maneras existen otras teorías como por ejemplo el sonido de la sangre circulando por la aorta o la vibración del hueso hioides.

Fotografía de un gato hogareño.
Gato hogareño.

Su función es fundamental en los gatos recién nacidos ya que les sirve de vinculo con su madre. Estos, al ser prácticamente ciegos y sordos, se comunican con la madre mediante las vibraciones producidas al ronronear y además el sonido característico de cada gata facilita a los cachorros el encontrar a su madre cuando se alejan de ésta.

Y por qué lo siguen haciendo de adultos

Esta es una gran discusión entre veterinarios, zoólogos y etólogos (estudiosos del comportamiento animal) ya que no solo los gatos hogareños ronronean de adultos sino que este comportamiento se extiende a todo tipo de felinos, incluso hasta tigres y leones.

Una de las teorías más apoyadas hoy en día es que el ronroneo sirve a manera de calmante natural para disminuir tensiones en el grupo y limitar las probabilidades de una pelea ya que activa recuerdos y sensaciones de su juventud y de su madre.

La nébeda: existe una planta muy particular en la naturaleza cuya composición química atrae a los gatos (y a prácticamente la mayoría de los felinos). Decir que simplemente los atrae no describe del todo lo que genera ésta planta en los gatos, ya que la misma los lleva además a un estado de éxtasis. Puedes leer más al respecto en el siguiente artículo: La nébeda o nepeta cataria, la planta que atrae y enloquece a los gatos.

Esta teoría del ronroneo como calmante natural radica en que los gatos no solo lo producen al encontrarse en estado de placidez, sino que también suelen realizarlo cuando se encuentran estresados o bajo una gran angustia.

En definitiva, los gatos producen el ronroneo cuando se encuentran relajados, y también cuando están nerviosos. Esto es porque el ronronear produce en los gatos distintos efectos que van desde calmarlos y relajarlos hasta permitirles comunicarse tanto con otros felinos como con seres humanos.

El ronroneo en otros felinos

Los gatos hogareños no son los únicos que ronronean. Si bien los leones, los tigres, los leopardos y los jaguares no pueden ronronear, hay varios otros tipos de felinos que si pueden hacerlo además de los gatos hogareños. Es decir, los felinos del género felis pueden ronronear mientras que los felinos del género panthera no pueden ronronear. El ronroneo no tiene que ver con el tamaño del felino. Por ejemplo las chitas pueden ronronear.

No obstante, los felinos que no ronronean generalmente pueden rugir, y utilizan el rugido tanto para advertir a sus rivales como para relajarse y comunicarse entre si. Es normal que los leones cuando están descansando en su territorio, incluso después de comer, y socializando con sus pares, estos rujan de manera leve para comunicar su estado emocional a los otros leones.,

Fotografía de una paontera negra.
Jaguar pantera negra.

Propiedades del ronroneo

Una de las teorías más llamativas hasta el momento es que el ronroneo producido por gatos heridos tiene como fin la aceleración de distintos proceso curativos. Esta teoría fue presentada en conferencia 142 de la Acoustical Society of America y el American Institute of Physics y, a grosso modo, el experimento se basó en estudiar el comportamiento de 44 tipos de felinos -desde gatos domésticos hasta pumas- y estudiar con complejos equipos las frecuencias y características del ronroneo de cada uno.

Las conclusiones fueron que el ronroneo trabaja en frecuencias de 25 Hz y 50 Hz y corresponde a frecuencias eléctrico-vibratorias muy similares a las frecuencias utilizadas en tratamientos médicos actuales para estimular el crecimiento óseo, muscular y disminución del dolor.


Artículos relacionados

Los animales híbridos más espectaculares de la naturaleza

Por qué hay tan pocos zurdos y a su vez tantas personas diestras