Familia en la Grecia antigua

El significado de la palabra idiota, un concepto que se remonta a Grecia

El significado de la palabra idiota tiene un curioso origen en la vida democrática de la antigua Grecia, llegando a nuestros días de manera muy alterada.

Pocas palabras son tan antiguas y han permanecido tan inalteradas como la palabra idiota. Utilizada en casi todos los lenguajes occidentales con gran frecuencia, de hecho es una de las pocas palabras que en promedio se escucharán más de tres veces por día según la Real Academia Española. No obstante, el origen de esta definición que hoy en día hace referencia a una persona con muy pocas luces o de poca inteligencia tiene una historia bastante particular que se remonta a los tiempos de la antigua Grecia.

En Grecia ser un ciudadano de una polis libre y no participar en la vida política de la ciudad era considerado tabú. Claro, ya que significaba a cierto modo que a pesar de ser libre prefería que su vida fuese manejada por otros, relagando su derecho básico como ciudadano a la representación. A éstas personas se las denominaba ἰδιώτης, idiōtēs, lo cual significaba en cierta medida un ciudadano privado inactivo.

Pintura de Pericles dando oratoria.
Democracia ateniense en la antigua Grecia. Pericles en pleno acto de oratoria.

Es decir, se atacaba directamente a estas personas por relegar su derecho a la representación pública y dejar a otras personas decidir por ellas. En cierta manera, debilitando el poder de la democracia griega para todos.

Con el paso de los años y la llegada de Roma como centro y capital de la cultura occidental la palabra adquiriría un nuevo significado. Debido a que en Roma el control político no era tan democrático como en Grecia, y por ende decirle idiota a un plebeyo no tenía mucho sentido ya que a pesar de ser libre no podía participar directamente en el manejo de Roma (más allá de que con los años los plebeyos fueron ganando ciertos derechos y representantes como el de contar con tribunos que velaran por sus intereses y pertencer a una tribu de voto) idiota comienza a ser utilizada para referirse a personas ignorantes o demasiado tontas que no podían manejarse por mi mismas -generalmente personas que debían ser mantenidas por familiares-.

En el siglo XIX toma un significado científico al ser utilizada para definir a personas con un coeficiente intelectual inferior a 20 que no podrían vivir o mantenerse por si mismas. No obstante, rápidamente el significado coloquial lo deformaría, utilizándolo como un insulto ofensivo hasta así volverse en uno de los insultos por lejos más comunes en el uso cotidiano.

Ilustración de la Roma antigua.
Roma heredó de Grecia muchos de sus aspectos culturales y características. No obstante, la democracia directa no fue uno de estos aspectos.

Otro significado, más contemporáneo aun, es el decir que alguien está «idiotizado» para remarcar que esta persona se encuentra atrapada al punto de la distracción total por algo. Curiosamente esta definición más moderna se acerca más a la original griega ya que indica que alguien pierde toda preocupación o responsabilidad por algo, quedando atrapado o absorbido por índoles más banales y poco importantes.

Vemos que muchas la cultura, los significados y las frases son un círculo, con trayectorias que a veces pueden tardar miles de años en definirse y establecerse. La palabra idiota es un ejemplo de esto como acabamos de ver.

Más sobre significados

El significado de la frase: le costó un ojo de la cara

El significado de la frase la punta del iceberg

El significado de los dichos populares

El significado de la frase: Te pusieron los cuernos

El origen y significado de los símbolos de paz

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies