El significado de la frase: Te pusieron los cuernos

El origen y significado de la frase "poner los cuernos" o "te pusieron los cuernos" tiene curiosamente su origen en varias culturas de la humanidad.

En los páises nórdicos

Según Nicolas Truong y sus artículos sobre la sexualidad en la Edad Media. La frase «te pusieron los cuernos» tiene origen en las culturas germánicas. Este escritor lo explica en sus libros sobre el Wotanismo (El culto a Odiín de las religiones paganas Nordicas) donde habla sobre el curioso origen de la tan infame frase «Le pusieron los cuernos».

No está absolutamente seguro pero dice que muy probablemente el origen provenga de una antigua tradición nórdica. En estos países, con una fuerte tradición sectaria y organización de clanes, el jefe del pueblo era visto como un ser superior a todos. Esto le daba el privilegio, entre otros, de poder tener relaciones sexuales con cualquier mujer que deseara, y aparentemente solían aprovecharlo muy bien.

Cuando el jefe se encontraba cortejando a la mujer de algún ciudadano, su escolta, para indicar la presencia en la casa del gobernante, solía poner el símbolo de mando en la puerta de la casa, que curiosamente era un par de cuernos de alce ornados.

Ilustración de Odin.
Ilustración de Odin, con su casco alado y sin su ojo.

El marido de la mujer, lo crean o no, no se enfurecía de la rabia, sino que sentía un profundo orgullo: claro, su mujer era lo suficientemente atractiva como para atraer al gobernante. Por lo que felizmente portaba los cuernos de alce mientras era admirado por sus vecinos -quienes lo crean o no sentían envidia por el nuevo «status social» de su cornudo vecino-.

Con el tiempo la historia hizo que el significado del acto fuese variando y la frase «le pusieron los cuernos» se extienda a casi todas las culturas para referirse a una persona infiel, hombre o mujer, de forma despectiva y maliciosa.

Durante la Inquisición

Esto, proveniente de un documento Medieval, también podría hacer referencia, (párrafo extraído de Castellano actual.)

Hablemos ahora del cabrón. Se habrá visto cómo soy de la opinión de que es utilísimo conocer el origen de estas expresiones, muchas previas al siglo de oro o bien directas de él. Y, de nuevo, no me resisto. “Licenciado don Sebastián de Covarrubias Orozco, capellán de su Majestad, Maestrescuela y canónigo de la Santa Iglesia de Cuenca y consultor del Santo oficio de la Inquisición”, Tesoro de la lengua castellana o española, página ciento quince, entrada “cabrón”: “…llamar a uno cabrón en todo tiempo, y entre todas naciones, es afrentarle. Vale lo mesmo que cornudo, a quien su muger no lo guarda lealtad, como no la guarda la cabra, que de todos los cabrones se deja tomar. Qué más queremos de una enciclopedia que sea divulgativa y amena a la vez. Etimológicamente diremos que como palabra (al margen de su significado) “cabrón” es ya documentada en castellano en el siglo XIII….

En el cantar

En el Vocabulario de Refranes de Correas. Aquí se hace responsable de la frase al pájaro Cuco, o Cuclillo, y un antiguo cantar bárdico: Soy de la opinión del cuco,


pájaro que nunca anida;
pone el huevo en nido ajeno
y otro pájaro lo cría.

Más sobre significados

El significado de la frase: le costó un ojo de la cara

El significado de la frase la punta del iceberg

El significado de los dichos populares

El significado del dicho se le subió el humo a la cabeza

El significado de los símbolos y los animales heráldicos medievales

El significado de la palabra idiota

Síguenos en las redes sociales:

4 Comments

  1. OFFTOPIC

    Anfrix, quería contactar contigo… pero tu link de contacto no rula… una solución quiero
    Gracias

  2. Pana, yo siempre he escuchado el origen de esa expreción, mas o menos asi como la cuenta Nicolas Truong, y digo mas o menos por que según yo la he escuchado, el jefe del pueblo poseía a la mujer antes del matrimonio, pero igual la versión no está verificada.

    Pasa igual con la palabra FUCK, que tambien es mas o menos por esa epoca. gracias….

  3. Os adjunto una cancion de un cantautor español, paco Ibañez, no se si la cancion es antigua pero tambien va del tema
    «Haz a la dama un día la vergüenza perder
    pues esto es importante, si la quieres tener,
    una vez que no tiene vergüenza la mujer
    hace más diabluras de las que ha menester.

    «Talante de mujeres ¿quién lo puede entender?
    su maestría es mala, mucho su mal saber.
    Cuando están encendidas y el mal quieren hacer
    el alma y cuerpo y fama, todo echan a perder.

    «No abandones tu dama, no dejes que esté quieta,
    siempre requieren uso mujer, molino y huerta;
    no quieren en su casa pasar días de fiesta,
    no quieren el olvido; cosa probada y cierta.

    «Es cosa bien segura: molino andando gana
    huerta mejor labrada da la mejor manzana,
    mujer muy requerida anda siempre lozana;
    con estas tres verdades no obrarás cosa vana.

    «Dejó uno a su mujer (te contaré la hazaña;
    si la estimas en poco, cuéntame otra tamaña)
    Era don Pitas Payas un pintor de Bretaña,
    casó con mujer joven que amaba la compaña.

    «Antes del mes cumplido dijo él: -Señora mía,
    a Flandes volo ir; regalos portaría.
    Dijo ella: -Monseñor; escoged vos el día,
    mas no olvidéis la casa ni la persona mía.

    «Dijo don Pitas Payas: -Dueña de la hermosura,
    yo volo en vuestro cuerpo pintar una figura
    para que ella os impida hacer cuelquier locura.
    Contestó: Monseñor; haced vuestra mesura.

    «Pintó bajo su ombligo un pequeño cordero
    y marchó Pitas Payas cual nuevo mercadero;
    estuvo allá dos años, no fue azar pasajero.
    Cada mes a la dama parece un año entero.

    «Hacía poco tiempo que ella estaba casada,
    había con su esposo hecho poca morada;
    un amigo tomó y estuvo acompañada,
    deshízose el cordero, ya de él no queda nada.

    «Cuando supo la dama que venía el pintor,
    muy deprisa llamó a su nuevo amador;
    dijo que le pintase, cual supiese mejor,
    en aquel lugar mismo un cordero menor.

    «Pero con la gran prisa pintó un señor carnero,
    cumplido de cabeza, con todo un buen apero.
    Luego, al siguiente día, vino allí un mensajero:
    que ya don Pitas Payas llegaría ligero.

    «Cuando al fin el pintor de Flandes fue venido,
    su mujer, desdeñosa, fría le ha recibido:
    cuando ya en su mansión con ella se ha metido,
    la señal que pintara no ha echado en olvido.

    «Dijo don Pitas Payas: -Madona, perdonad,
    mostradme la figura y tengamos solaz.
    -Monseñor -dijo ella-, vos mismo la mirad:
    todo lo que quisieres hacet; hacedlo audaz.

    «Miró don Pitas Payas el sabido lugar
    y vio aquel gran carnero con armas de prestar.
    -¿Cómo, madona, es esto? ¿Cómo puede pasar
    que yo pinté corder y encuentro este manjar?

    «Como en estas razones es siempre la mujer
    sutil y mal sabida, dijo: -¿Qué, monseñer?
    ¿Petit cordet; dos años, no se ha de hacer carner?
    Si no tardaseis tanto aún sería cordel.

    «Por tanto, ten cuidado, no abandones la pieza,
    no seas Pitas Payas, para otro no se cueza;
    incita a la mujer con gran delicadeza
    y si promete al fin, guárdate de tibieza.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies