Un hombre ¿embarazado?

Sanju Bhagat era un habitante de la ciudad hindú de Nagpur, cuya vida entera se caracterizó por tener un abdomen bastante notable. Curiosamente no era una persona obesa, ya que el resto de su cuerpo era prácticamente esquelético.

Una mañana de junio del año 1999 su abdomen comenzó a doler a tal punto que se debió llamar una ambulancia. Al llegar al hospital, lógicamente, los doctores inmediatamente pensaron que Sanju tenía un tumor gigante.

Sin embargo, la realidad sería increíblemente más asombrosa: el gran «bulto» no era un tumor, sino que era su hermano gemelo quien creció y se desarrolló en el interior de Bhagat sin que este, al menos en un principio, se dé cuenta de lo que estaba ocurriendo dentro de su cuerpo. Cuando vieron esto a manera de broma comenzó a decir que era el único «hombre embarazado» del mundo y que era un hombre embarazado de su propio hermano. Al menos, como vemos, lo pudo tomar con humor.

Tomografía de Sanju Bhagat.
Fetus in fetu, condición médica por la cual una persona puede nacer y crecer con el feto de su hermano dentró de su cuerpo.

El descubrimiento fue un tanto chocante, ya que los doctores advirtieron la existencia del hermano al comenzar a realizar una criatura deforme que poseía no solo unas diminutas piernas y brazos, sino que también había desarrollado pelo y unas largas uñas.

Tras esto el cirujano, de nombre Metha, comenzó una investigación y descubrió que Bhagat y su hermano habían sido víctima de una rara condición denominada fetus in fetu -feto en feto por su nombre en latín-.

Esta rara condición documentada por Meckel en el siglo 19 lleva a que un feto, incluso después del nacimiento, pueda sobrevivir de manera parasitaria dentro de otro mediante un cordón umbilical. Pasados los años crece a tal punto que torna imposible la vida de quien lo carga. la condición es tan rara que solo se documentaron 80 casos.

Deformidades en la India

Debido a los enormes niveles de población, siendo el segundo país más poblado del mundo, y las pocas regulaciones de salubridad, en la India se dan algunos de los casos más severos de deformidades en el mundo entero.

Los altos niveles de población contribuyen desde un aspecto puramente estadístico. En un país donde viven más de mil millones de personas es lógico que se den casos del tipo «uno en diez millones» que no se dan en otros países simplemente debido a la menor cantidad de posibilidades de que esto ocurra.

Por un lago, y aunque esto ha mejorado de manera significante en las últimas décadas, los controles de salubridad en la India eran extremadamente laxos y carentes, por lo que la población era constantemente expuesta a contaminantes y agentes químicos nocivos. También algunas tradiciones como por ejemplo los baños en el Ganges un río donde también se desechan cuerpos por motivos religiosos.

Ambos factores, cuando se combinan, llevan a una característica estadística tal que hace normal encontrar casos extremos, extremadamente raros casi imposibles de ver en otros países del mundo.


Enlaces relacionados

Fetus in fetu