Pinturas de la Memoria

Hace un tiempo atrás leyendo la biografía de Mozart me sorprendió y hasta resultó increíble un recuento que relataba como Mozart, tras escuchar intrincadas piezas musicales en el teatro, iba corriendo a su hogar y escribía en notación musical las largas obras sin error alguno. Es así que leyendo un artículo de Willard Smith sobre este tipo de personas, las cuales logran extraer de su memoria detalles tan minúsculos que sorprenderían al más detallista, me topé con la historia de Franco Magnani. Franco es un pintor italiano que a pesar de haber abandonado Potito, su pueblo, natal en 1958 aun puede pintarlo en lujo de detaalle solo basándose en sus recuerdos. Sus pinturas son tan similares a los edificios reales que varias exposiciones, donde se ubica la pintura y a la par una fotografía, han sido realizadas por todo los Estados Unidos.

Lo más curioso de su obra es notar el paso del tiempo, ya que si bien las fotografías reflejan al Potito actual, el cual se ha convertido en un pueblo fantasma, las pinturas de Magnani retratan el colorido y cuidado pueblo de su infancia.

Enlaces relacionados
― En su sitio oficial tiene varios ejemplos de “Pinturas de la Memoria”.

3 thoughts on “Pinturas de la Memoria”

  1. Muy interesante, soy pintor y veo en su trabajo una progresión y refinamiento. Es obvio que comenzó a mejorar su técnica con el tiempo y que el dibujar su pueblo fue el punto de partida.

Comments are closed.