Alejandro magno y la geometría

Cuenta la historia que, Menecmo, el maestro encargado de instruir a Alejandro Magno en matemáticas, se encontraba descansando y pensando tranquilamente en sus teorías sobre geometría. De repente el joven Alejandro se le acerca, y tras molestarlo, comienza a increparlo sobre la dificultad que le representaba la geometría, por lo que le pregunta si existía un camino para aprenderla más fácilmente. Menecmo entonces le responde:

«¡Oh , rey! Para viajar por el país hay caminos reales y caminos para los ciudadanos comunes, pero en la geometría hay un único camino para todos».

Los maestros de Alejandro Magno

Busto de Alejandro Magno.
Busto del gran líder militar macedonio Alejandro Magno. Copia de un busto original por Lisipo.

Por regla general solemos escuchar siempre que se habla de Alejandro Magno o Alejandro el Grande, como más prefieras llamar a esta importante e influyente figura histórica, de sus conquistas militares, sus hazañas en el campo de batalla y su maravillosa capacidad estratégica.

No obstante, pocas veces escuchamos, o leemos, de la extremadamente rigurosa educación que tuvo el joven Alejandro. Educación que lo llevó a convertirse en tan sagaz estratega. En efecto, su riguroso padre, Filipo II, se encargó personalmente de que su hijo fuera tutelado por algunos de los pensadores más influyentes e importantes de su época.

Suda, la antigua e histórica enciclopedia Bizantina del siglo X, nos informa que entre los maestros de Alejandro se encontraron figuras tales como Anaxímenes de Lámpsaco, discípulo de Diógenes y del retórico Zoilo. Por otro lado tenemos al ya mencionado Menecmo, quien a su vez fue discípulo de Platón y de Eudoxo, y mentor de Alejandro en los campos de las matemáticas y especialmente la geometría.

Sin embargo, el más famoso y quizás el más importante de todos los mentores y tutores que cultivaron la mente del joven Alejandro fue nada más y nada menos que Aristóteles. No hace falta una introducción para este gran pensador griego, cuya obra se encuentra entre los cien libros más importantes de la historia. No obstante, lo que si cabe mencionar es que Aristóteles tuvo una influencia fundamental en la educación temprana del joven Alejandro, enseñándole principalmente sobre filosofía, ciencia y educación cívica. En efecto, el autor de Retórica fue el último mentor de Alejandro antes de que este comience su rigurosa educación militar.

Los maestros de Alejandro no solo tutelaron al gran líder militar durante su niñez y juventud, sino que continuaron cultivando su mente a lo largo de su vida adulta. Por ejemplo, Anaxímenes acompañó a Alejandro incluso durante sus batallas, continuando la educación del joven líder militar y guerrero durante su campaña militar en Persia.

Grabado de Aristóteles impartiendo clases a Alejandro el Grande.
Aristóteles y su pupilo Alejandro Magno. Grabado de 1866 por Charles Laplante.

Más sobre la antigua grecia

Si deseas leer más sobre los griegos y su fascinante cultura te recomendamos el siguiente artículo sobre cómo eran los chistes y las bromas de los antiguos griegos, en el cual repasamos las bromas y chistes que hacían reír a carcajadas a los antiguos griegos. En el mismo vemos que hay bromas difíciles de comprender en la actualidad. No obstante, hay bromas atemporales que incluso sacan carcajadas en nuestros días.