Un siglo tumultuoso

En el siglo XVI Dinamarca invade Suecia bajo el mando del rey Christian II. Rápidamente vencidos por las fuerzas dinamarquesas la nobleza y episcopado sueco, fieles al gobierno independentista, son traicionados y asesinados por el mismo Christian II, quien deseaba convertir a Suecia en una provincia.

El rey de Dinamarca logra esta victoria con una falsa promesa de amnistía, la cual fue utiliza como excusa solo para poder arrinconarlos en Estocolmo sino que luego en un acto que definitivamente podemos catalogar como de crueldad y abuso de poder sobre sus prisioneros de guerra ejecutarlos en pomposos actos callejeros.

La propaganda política: la propaganda política es casi tan antigua como la historia de la humanidad, siendo el ejemplo de propaganda más antigua que hoy se conserva el relieve de Behistun, creado por el Imperio Persa hace miles de años.

Este incidente desencadenaría un odio inmenso entre ambas naciones. Odio que se expandiría por varios siglos y se traduciría en guerras sin mucho justificativo más que el de eliminar completamente de la existencia al otro. De hecho, la imagen en el cabezal representa otra de las tantas guerras entre Suecia y Dinamarca en el siglo XIX.

Hoy en día los suecos al referirse a Christian II lo hacen como «Christian el Tirano», mientras que los dinamarqueses lo recuerdan como «Christian el Bueno»; las diferencias se extienden incluso a la manera en la cual el suceso fue denominado.

Pintura del rey Christian II y la reina Elizabeth.
Christian II de Dinamarca y Elizabeth.

Los suecos lo hacen como «El baño de sangre de Estocolmo» mientras que los Dinamarqueses, a veces, lo recuerdan como «Las campanadas de Estocolmo» (por los campanazos que dieron luego de las ejecuciones).

Este tipo de diferencias culturales y de visiones en las culturas ha llevada a algunos de los encuentros más sangrientos en la Historia de la humanidad, como es el caso del choque de la tribu de los moriori, la cual amaba la paz, con los guerreros maories. Puedes leer más sobre este suceso histórico siguiendo este enlace.

En la ciencia ficción

Por cierto, para los aficionados a la ciencia ficción: en Star Trek TNG hay un capítulo en el cual se habla de un conflicto entre los klingons y los romulanos, en el mismo se muestra como dependiendo de la facción un evento histórico tomaba un significado, mejor dicho un sentido, completamente diferente al interpretado por el otro grupo.

A medida que se desarrolla la trama del episodio vemos como los klingons recordaban los sucesos como «La Masacre de Kithomer», mientras que los romulanos lo hacían como: «Las Campanas de Kithomer». Una muy buena referencia histórica.

Guerras escandinavas

Si bien hoy en día Escandinavia es reconocida como una región progresiva y pacífica, más allá del hecho de que países como Suecia son algunos de los mayores fabricantes y vendedores de armamento bélico en el mundo, en el pasado la historia escandinava estuvo plagada de guerras y atrocidades, como por ejemplo las atrocidades cometidas por Suecia contra los católicos alemanes durante la Guerra de los Treinta Años.

Un ejemplo de esta característica belicosa puede ser visto en la tragedia de la Vasa, un navío que iba a ser en teoría el barco de guerra más poderoso del siglo XVII pero que, al cargarlo con un sin fin de pesados cañones, se terminó hundiendo en su viaje inaugural.