El dinosaurio herbívoro más grande del mundo

El dinosaurio herbívoro más grande del mundo hallado hasta el momento es el Argentinosaurio, llamado de esta manera debido a que fue encontrado en dicho país. El mismo pesaba en promedio unas 100 toneladas y unos 35 a 45 metros (para darnos una idea era tan grande como 3 tiranosaurios puestos uno arriba del otro).

Estos dinosaurios habitaron la tierra unos 93,5 millones de años en el pasado. Si bien se encontró un esqueleto parcial perteneciente a este tipo de dinosaurios, el cual solo incluye una serie de vértebras y una fíbula o peroné, utilizando referencias de otras especies halladas de este tipo de herbívoros cercanas a la zona del descubrimiento se pudo estimar su tamaño entre 35 y 45 metros, principalmente compuesto por su largo cuello.

Ilustración de un Argentinosaurio.
Ilustración de un Argentinosaurio.

Cada una de sus vértebras mide alrededor de 1,59 metros, es decir, poco menos de la altura de una persona promedio. El dinosaurio fue reconstruido por el paleontólogo Gregory S. Paul, quien fue además la persona en determinar su tamaño. No obstante, Paul le había dado solo unos 30 metros de tamaño. Posteriormente, otro experto, utilizando un esqueleto más completo de una especie relacionada a este dinosaurio, el Saltasaurio, logró determinar el tamaño que actualmente se cree que estos mismos tenían.

El dinosaurio carnívoro más grande del mundo

El dinosaurio carnívoro más grande de todos, el Espinosaurio. Poco más alto que un tiranosaurio pero mucho más pesado.

Observamos en esto un detalle interesante y es que entre los dinosaurios gigantescos encontramos principalmente herbívoros. Esto se debía al tipo de vida que estos tipos de dinosaurios llevaban. Los carnívoros eran predadores, por lo que debían estar constantemente en busca de sus presas, mientras que los herbívoros llevaban un tipo de vida más sedentaria.

Ilustración de un Espinosaurio.
Ilustración de un Espinosaurio.

Los espinosaurios habitaban en África del Norte, en lo que hoy sería Albania hace unos 112 a 93,5 millones de años en el pasado. Sus primeros restos fueron descubiertos en 1912 por paleontólogos alemanes y descritos en 1915 por Ernst Stromer.

Debido a lo mencionado anteriormente, el esqueleto hallado en 1912 se encontraba en un museo en Alemania, pero los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial llevaron a que el museo fuese víctima de las bombas y los restos del espinosaurio, junto con los esqueletos de otros dinosaurios, fuesen destruidos.

Según estudios más recientes se cree que estos tenían entre 12,5 y 18 metros de altura, y llegaban a pesar unas 21 toneladas en total. Curiosamente, la boca de los mismos se asemeja a la de los cocodrilos actuales. Por esta razón los investigadores creen que estos eran extremadamente violentos con sus presas. Mordiéndolas con una gran presión mandibular y moviendo ferozmente su cuello para desgarrarlas vivas mientras estas luchaban por liberarse de estos verdaderos monstruos prehistóricos.

Otro detalle curioso de estos dinosaurios es que se cree que los mismos cazaban tanto animales de tierra como animales acuáticos, en efecto, se cree que devorar enormes peces era una parte importante de su dieta.


Más sobre dinosaurios

Fabricando dinosaurios

Récords de la naturaleza, el animal más grande, el más veloz