Ciruelo y sus dragones

Circuelo es un dibujante que, como el mismo lo dice en su introducción, le gusta viajar y dibujar, siendo este libro, Cuaderno de Viajes, el resultado de ello. El cuaderno de viajes de Ciruelo son dibujos sin color alguno, más que las infinitas variaciones de sombras que otorga la mina del lápiz.

Sombras que los hacen más profundos y expresivos que cualquier color que se le pueda dar, son en si formas que nos invitan y seducen a ser coloreadas por nuestros sentidos e imaginación.

Su trabajo está fuertemente influenciado por imágenes de la mitología Nórdica, Germana y Celta. Sobret odo los dragones, de hecho, se hizo famoso mundialmente por su tratamiento de la temática de dragones, dibujando generalmente un dragón negro y otro blanco representando el concepto del ying y el yang.

Dragones del ilustrador Ciruelo.
Dragones del ilustrador Ciruelo.

Nos encontramos en el con un conjunto de seres tan inexistentes como reales. Guerreros con armaduras imponentes, guerreras que inspiran a valquirias celestiales y magos sabios de picaresca mirada que conviven junto a duendes que asemejan humanos, ogros y seres que bordean el límite de lo increíble con lo creíble.

Son estos algunos de los dibujos que presenta este cuaderno de viajes. Cada dibujo es acompañado por un pequeño texto, que explica una idea, un pensamiento o simplemente una descripción de autor al momento de realizarlo.

Dragones del ilustrador Ciruelo.
Dragones del ilustrador Ciruelo.

Los pretropictos

Pero la obra de Ciruelo es muy interesant, y en ella se puden ver sus Petropictos, rocas pintadas aprovechando su forma y textura para darle vida a una imagen. Quizá es más reconocido por sus trabajo relacionado a dragones, los cuales logra traerlos a la vida de una manera muy intensa.

Generalmente cuando se combinan las características de la roca con la pintura, la cual acentúa dichas características producto de los millones de años de acción geológica sobre la misma, y esto se combina con luz enfocada desde distintos ángulos, se logran acentuar y demarcar las formas de manera tal que se forman complejas figuras en la misma.

Pintando sobre las características de la roca: Ciruelo quizás se haya inspirado en una característica del arte más antigua de todas, es decir el arte prehistórica, ya que los seres humanos prehistóricos utilizaban un concepto similar. En efecto, los humanos de la prehistoria pintaban sobre rocas y aprovechaban la misma geometría y formas de las rocas para darle tridimensionalidad a su obra, como es el caso del retrato más antiguo del cual se tiene constancia: el rostro de las cavernas de Angoulême.

Lo anterior no solo hace que los petropictos sean una forma de arte novel, además los convierte en piezas de belleza única, con un carácter tridimensional y sobresaliente el cual es muy difícil y hasta imposible de capturar en una fotografía o cualquier otro medio visual bidimensional.

Petropictos de Ciruelo.
Petropictos del ilustrador Ciruelo. Los mismos son ilustraciones que simulan grados en la roca.

Más sobre ilustradores

Erhard Schön el ilustrador pionero

El arte matemático de Escher