Tag Archives: Técnicas

La mian, la técnica milenaria china para crear miles de fideos en minutos sólo utilizando las manos

Hay algo fascinante en la cocina asiática, y es el desarrollo de técnicas a lo largo de los siglos para realizar tareas sin la necesidad de utensilios ni máquinas valiéndose sólo de la habilidad manual del cocinero. La técnica que ejemplifica esto a la perfección son los fideos la mian (fideos estirados), una manera de crear miles de fideos del mismo grosor en cuestión de minutos utilizando sólo las manos. Los pasos son simples: torcer, estirar, cubrir, doblar, repetir y repetir. Cada repetición doblará el número de fideos y reducirá a la mitad su grosor. Perfeccionar la técnica, no obstante, requiere de meses y hasta años de práctica. Siendo famosos los cocineros capaces de crear fideos del groso de un cabello y metro y medio de largo.

En el video el chef Kin Jing Mark realiza 12 repeticiones para crear 4096 fideos (212), los cuales al ser cortados en 3 secciones dan un total de 12288 fideos)

Los fideos son una parte fundamental de la dieta China y el resto del sudeste asiático, y una tradición que se remonta a miles de años en el pasado. De hecho, en el año 2000 un grupo de arqueólogos trabajando en las excavaciones del sitio en arquológico de Laija, en la provincia de Qinghai, encontró un tarro de sopa de fideos con los fideos dentro del mismo solidificados. Lo interesante es que estos estaban hechos a partir de mijo y no de harina de trigo, el ingrediente más común en el presente y el cual se usa según sabemos desde al menos la Dinastía Han, hace unos 2200 años aproximadamente.

Amezaiku, los caramelos esculpidos de Japón que parecen adornos de cristal

Amezaiku

La técnica llegó a Japón a través de China durante el Período Edo, donde se la perfeccionó y expandió para crear formas mucho más complejas. Si bien en un principio se utilizaba para crear adornos de azúcar de manera similar al soplado de vidrio, una vez en Japón se modificó para que los mismos sean a la vez comestibles. Para la creación de cada pieza se utiliza una mezcla especial, un par de pequeñas pequeñas tijeras de artesano y una bomba de aire. La mezcla utilizada se mantuvo relativamente idéntica a la utilizada en China, y se realiza a partir de un jarabe producido con azúcar y almidón el cual es derretido y mezclado durante varios minutos para luego introducirlo en un contenedor caliente que la mantendrá a la temperatura justa para que se maleable y al mismo tiempo lo suficientemente fría para poder trabajarla con las manos descubiertas. Tras extraer una porción del contenedor el artesano tendrá solo tres minutos para crear la figura antes de que se enfríe y pierda su maleabilidad. Una vez que la pieza se enfría, se la pinta con colorantes vegetales.

Gente de azúcar
El proceso es similar al soplado de cristales para la creación de adornos (recomendado sobre el tema es el documental holandés Glas, el cual dura 15 minutos y ganó un Oscar debido a su belleza). La tradición comenzó en China hace varios siglos entre los campesinos, quienes al no poder costear decoraciones de cristal creaban figuras en azúcar denominadas 糖人 “gente de azúcar”, curioso nombre ya que las figuras de animales son las más populares.

La técnica consta en derretir un jarabe similar al ya mencionado. Esta mezcla produce un gel viscoso y maleable, el cual se pellizca y se estira para crear un filamento por el cual el artesano soplará inflando la pieza. Luego, la técnica en si no varía mucho del soplado de vidrio, sólo que el objeto se puede agarrar y manipular con las manos, algo imposible en el soplado de vidrio.

Continue reading Amezaiku, los caramelos esculpidos de Japón que parecen adornos de cristal

Gongbi, el estilo de pintura más antiguo sin interrupciones

Considerada como la tradición y estilo de pintura más antiguo que se ha realizado continuamente, es decir, nunca quedó en desuso y desde hace más de dos mil años siempre hubo una transferencia directa de maestro a alumno, el estilo gongbi tiene sus orígenes hace unos 2000 años durante la dinastía Han y fue popular hasta el siglo XIX. Si bien durante el siglo XX estuvo a punto de desaparecer, gracias a distintos artesanos y artistas interesados por preservar ésta tradición milenaria prontamente varios alumnos comenzaron a aprender el método y las tradiciones de pintura llevando a un renacimiento, y hoy en día hay miles de maestros que la emplean regularmente. El estilo que se utiliza en el presente, no obstante, tuvo su origen en el siglo VIII, cuando se reemplazo el papel de fibra por la seda.

Gongbi, que significa “pincel meticuloso”, es una técnica en la cual se utilizan lienzos de fina seda y bloques de tinta china solubles en agua. La diferencia con otros estilos de pintura asiática es que los contornos se marcan de manera fuerte y definida.Quizás lo más interesante de ésta técnica es que la seda no es absorbente, por lo que la persona realizando la pintura no puede tocar el lienzo ya pintado en ningún momento. Tras ser terminada un proceso de secado hace que los pigmentos se adhieran a la seda. Si bien generalmente se representan paisajes, las obras gongbi más importantes son los “relatos”, es decir, fábulas, sucesos históricos y acontecimientos representados en un largo lienzo.

Cirugía plástica Medieval

1210-7.jpgHace dos años habíamos hablado sobre un fantástico tratado medieval editado por Gaspare Tagliacozzi, un cirujano veneciano medieval que idearía, basado en teorías aun más antiguas, una autoplastia en la cual un adinerado guerrero o rico señor, podía recuperar una nariz u oreja perdida en batalla o un accidente tras asegurarla mediante un sistema de arneses a uno de sus brazos. El cual, mediante cirugía, sería unido con la nariz u oreja para que así, al cabo de unos meses, el crecimiento de la piel del mismo cubriese la nariz o la oreja perdida.

El tratado en cuestión se denominaba De Curtorum Chirurgia per Insitionem y sería editado en el siglo XVI a partir de metodologías y técnicas de cirugía más antiguas, recopiladas por el mismo Tagliacozzi durante su paso en la Universidad de Bulåggna (actual Bolonia) como profesor de cirugía.

La obra en sí consta de 22 placas bien ilustradas y explicadas con el fin de permitirle a otros cirujanos utilizar el método de Tagliacozzi para reparar narices u orejas. Dando consejos no solo sobre en la cirugía en sí sino además sobre el cuidado postoperatorio. Recomienda, el innovador Gaspare, que un tiempo óptimo de espera con la nariz adosada al brazo es de dos a tres semanas. Transcurrido este tiempo, se debía práctica otra cirugía para separar e brazo y dar forma a la nueva “nariz”.

Tagliacozzi moriría los 54 años y su cuerpo, tras unos años de su muerte, seria excomulgado, desenterrado y vuelto a enterrar en tierras no sacras, ya que su trabajo no le había caído muy bien a las autoridades religiosas.

1210-2.jpg

Nota: Si bien la mayoría de los estudiosos considera el fin de la Edad Media en el siglo XV, yo soy partidario de la escuela de Le Goff, en la cual, como expone en su gran obra “Un long Moyen Âge”, considera, dado ciertos factores culturales y de pensamiento, que la misma puede extenderse hacia finales del Siglo XVI

Fotocromos, la ventana al pasado

Si bien existen infinidad de imágenes del siglo XIX y principios del XX, las mismas son tan borrosas, tan carentes de vida, que es difícil imaginar la vida en aquel entonces. No obstante, menos conocidas, son las imágenes obtenidas por la técnica del fotocromo. Las cuales son, verdaderas ventanas al pasado:

Calle Mulberry, New York City, 1900 -versión en altísima resolución por aquí; La estación del ártico Spitsbergen a finales del siglo XIX, base de la expedición sueca en glogo (a la cual ya le dedicaremos una entrada); El castillo Neuschwanstein, 1890, del cual se basaría el castillo de la Cenicienta -Versión en alta resolución por aquí

1145-1.jpg 1145-3.jpg1145-2.jpg

Los fotocromos son en sí una técnica de menor calidad que la fotografía a color, disponible en la época, pero prohibitivamente costosa. La misma utiliza una fotografía en blanco y negro para la imagen en general, y 14 placas litográficas para el color. Su costo menor, permitió que miles de fotos en los lugares más apartados del mundo fueran tomadas.

Niñas en Jerusalén a finales del siglo XIX; Palacio de Amsterdam, finales del siglo XIX; Día de playa en Coney Island, 1902.

1145-5.jpg 1145-4.jpg 1146-6.jpg

Con el fin de lanzar una línea de postales de 1 penique, el gobierno de Estados Unidos mandaría a capturar miles de fotocromos en lugares de todo el mundo. Hoy, más de 5000 son mantenidos por la Biblioteca del Congreso, y han sido puestos en línea en versiones de alta resolución.

Si bien es su variedad lo que las vuelve un tesoro incalculable, su calidad no se compara con verdaderas fotografías a color. Recordarán quizás el artículo sobre fotografías pioneras, y la odisea fotográfica de Sergei Mikhailovich Prokudin-Gorskii al servicio del Tsar.

Todas tomadas durante 1909 y 1915, en la última el mismo Gorskii aparece autoretratado.

1145-7.jpg 1145-9.jpg 1145-8.jpg

El acero de Damasco, un misterio del pasado

Durante los siglos X al XVIII en la región de Damasco -Siria- se produjo una aleación para espadas y armas cuya calidad la convertiría en leyenda. No obstante, el hecho de que en el presente no se sepa a ciencia cierta cómo se forjaba, la ha convertido en uno de los mayores misterios de la historia de la ciencia, ya que estudios recientes han demostrado la presencia de nanotubos en su estructura.

HerrerosDuro y a la vez flexible, de una calidad tan soberbia que llegaba a rebanar las espadas europeas y mongoles portadas por los distintos ejércitos que invadían la región, el acero de Damasco resultó víctima del secreto y recelo con el que los herreros que lo producían guardaban su receta. No era para menos ya que además de ser una ventaja formidable en el campo de batalla, la aleación era una mina de oro para quienes la producían. Durante las Cruzadas e incluso la gigantesca invasión mongol a Medio Oriente en el siglo XIII, nobles y generales de ambos bandos pagaban fortunas por estas piezas. Montos que no solo se justificaban por la verdadera calidad excelsa de dicho acero, sino que además eran alimentados gracias a la gran cantidad de “mitos y leyendas” que existían a su alrededor. Se llegaba a decir desde que su filo era tan agudo que era capaz de rebanar una lámina de seda sólo dejándola caer sobre el mismo; y hasta que llegaba a cortar rocas sin perder su filo.

Daga Mughal

Si bien, como mencionamos, se cree responsable al gran secreto con el que se mantenía su fabricación, otras teorías sobre la pérdida de la técnica indican que posiblemente el principal factor haya sido la caída en desuso de la misma, tras que el agotamiento de los yacimientos ricos en tungsteno de la región impidiera su fabricación y así la posibilidad de pasar el conocimiento a nuevas generaciones -debemos tener en cuenta que en el pasado muchas veces las recetas no se escribían o anotaban con el fin de evitar su robo o copia, sólo siendo transmitidas por vías de la experiencia de mentor a alumno-.

La técnica
Nadie sabe a ciencia cierta la técnica exacta, pero un estudio realizado en la Universidad Técnica de Dresde, Alemania, en el cual se utilizaron rayos X y microscopía electrónica, ha dejado atónita a la comunidad científica al demostrar que efectivamente el acero de Damasco presenta nanotubos de carbono y otras nano-estructuras en su composición. Hoy día estas particularidades en aleaciones y compuestos modernos son producidas industrialmente mediante la utilización de complejas técnicas desprendidas de la industria aeroespacial. -nota: si desean leer sobre estos estudios es muy interesante el artículo publicado en Nature en Noviembre del año pasado, desafortunadamente está en inglés-.

Herreros siriosPero dejando los estudios modernos de lado y hablando de su posible origen, hoy se sabe que la técnica se originó entre el siglo III y el I antes de Cristo en la India. Dicha técnica fue la primera en refinar una aleación utilizando un catalizador para remover las impurezas. Consistía, tras obtener un acero rico en carbono, en refinarlo utilizando un vidrio especial el cual elevaba a la superficie de la masa en caliente las impurezas, dejando en el centro un acero mucho más puro. La técnica iría viajando con los mercaderes y las tribus que, a causa de las guerras, eran desplazadas hacia el oeste. Una vez en Medio Oriente, al rededor del siglo IX DC, la técnica sería refinada y mejorada gracias a los extensos conocimientos en metalurgia de la región, dando como resultado el mejor acero para espadas de la historia.
Esta teoría ha ganado mucha fuerza ya que también explicaría el surgimiento del acero de bulat fabricado en tiempos medievales en Rusia. El bulat no solo presenta características muy similares al de Damasco, sino que además, tras estudios arqueológicos, se pudo trazar su origen a Persia -pulat significa acero en persa- y de allí a la región de Samanalawewa, uno de los lugares en Asia donde se practicaba la técnica de la cual desciende el acero de Damasco.

Un caso de por cierto relativamente similar al Fuego Griego.

Cómo se arma un barco dentro de una botella

Contrario a la creencia popular el barco se introduce entero dentro de la botella. Esto se hace introduciendo el barco con sus partes plegadas, y luego, dependiendo de la técnica del artesano, se acciona un sistema de hilos que despliega las partes del barco dándole la forma original. La complejidad varía mucho de objeto a objeto, yendo desde un simple bote que se despliega con un solo tirón hasta complejas fragatas que además de utilizar hilos para desplegar sus partes también se requieren pinzas de precisión para agregar velas y hasta remos.

Las botellas de Harry Eng, un artesano famoso en el mundo por la complejidad de sus “botellas imposibles”.
Extensa galerías de barcos en botellas
Más imágenes de botellas imposibles.

Falsa maqueta o tilt-shift, cómo hacer que tus fotografías parezcan miniaturas

La técnica se denomina “Tilt-shift-photography” y se basa en un efecto óptico para el cual se manipulan las lentes de la cámara con el fin de crear la ilusión de una “falsa maqueta”. En palabras más simples: se modifica la óptica para que objetos del mundo real, como árboles o edificios, parezcan miniaturas en la fotografía.

Esta falsa miniatura se logra al manipular el sensor óptico de la cámara, haciendo que no este en el ángulo correcto con respecto al eje de las lentes. Así, se logra causar un gradiente de foco que confunde al ojo al alterar el campo de profundidad -muchos herbivoros, al carecer de visión binocular, no pueden establecer un campo de profundidad, por lo que ven el mundo de forma un tanto similar las imágenes creadas con esta técnica-

Artículos relacionados
La perspectiva de Jastrow, cuando dos tamaños iguales parecen distintos
El arte matemático de Escher
Erhard Schön, el ilusionista pionero

El método de Reid – O cómo obtener lo que queremos cuando interrogamos a alguien

El método de Reid es utilizado por fuerzas policiales de todo el mundo ya que es una de las maneras más simples y práctica de obtener información de una persona. Llamativamente su simpleza también lo hace aplicable a situaciones de la vida cotidiana.

Tras trabajar durante décadas realizando interrogatorios para la policía de New York, y tras especializarse en psicología social y la utilización de polígrafos como herramientas judiciales, John Reid descubrió que la manera más efectiva de obtener información de una persona es sometiéndola a distintas condiciones que desequilibren sus mecanismos racionales de respuesta y, consecuentemente, la induzcan a entrar en un estado de autodefensa el cual promueva y estimule las “respuestas instintivas”. Es decir, respuestas apresuradas muy fáciles de desmentir y analizar y por las cuales se puede verificar que es lo que alguien encubre, por qué lo hace e incluso obligarlo a decir la verdad.

En resumen
El método se basa en un conjunto de situaciones contrastantes que lleven a la “provocación de comportamientos”, con los cuales se podrá manipular a la persona, es decir, realizar preguntas estructuradas y analizar la respuesta ofrecida -lo que técnicamente se denomina BAI, Behavior Analysis Interview -Entrevista de Análisis de Comportamiento-.
Es importante notar que la técnica no se realiza de manera acusadora, como un interrogatorio, sino que se hace a manera de entrevista. No obstante, en la actualidad esto ha variado siendo la emoción mostrada por el entrevistador dependiente al tipo de pregunta. De esta forma el entrevistado asocia una emoción con un tipo de pregunta dado, por lo que variando, en las etapas finales, la emoción ante el tipo de pregunta el entrevistador puede inducir al entrevistado a responder preguntas inquisitivas o acusativas de forma más dócil sin que éste presente una defensa muy ardua.

Puntualmente
Son un total de nueve pasos. Este es un resumen con la intención de dar un paneo general del proceso, por la red encontrarán versiones detalladas y explicadas en profundidad.

Paso 1 – Confrontación directa: Al individuo se le hace saber de forma directa o indirecta que existe evidencia suficiente como para incriminarlo (aunque esta no exista).

Paso 2 – Desarrollo: Este paso tiene la intención de contrastar con el primero, por lo que se pone al individuo en lugar de víctima, inventando o buscando excusas que lo alejen de la culpabilidad.

Paso 3 – Evitar que el individuo se excuse a si mismo. Este es uno de los pasos más importantes, ya que el evitar que la persona se justifique a si misma diciendo que es inocente o que no lo hizo evita que fortalezca su nivel mental de defensa.

Paso 4 – A esta altura la persona va a crear una justificación citando los motivos y razones por las que no cometió el crimen (o de lo que se le acuse). Generalmente cuando la persona crea un concepto secundario para explicar por qué no tenía el motivo de hacer lo que hizo significa que es culpable (ver en los enlaces relacionados la explicación en detalle).

Paso 5 – Mostrar sinceridad, la intención es crear un vínculo con el individuo mostrándole sinceridad y comprensión. El fin de este paso es aumentar el nivel de receptividad de la persona y disminuir sus defensas haciéndola creer que a pesar de la presión se la entiende y apoya.

Paso 6 – El individuo se tranquiliza y comienza a escuchar, el contraste de presión y apoyo en la entrevista hace que vea al entrevistador como una figura paternal. En el caso de los culpables es normal el llanto contenido a causa de la presión. Es importante darle alternativas en este paso ya que, en el caso de los culpables, el tener alternativas los abstrae de la situación que enfrentan y buscan “salirse de la manera fácil” aceptando el “mal mejor”.

Paso 7 – Alternativas: en este punto se realiza una pregunta alternativa donde solo puede haber dos respuestas y en donde ambas se asume culpabilidad. La diferencia entre las respuestas es que una es socialmente más aceptable que la otra, haciendo a los culpables sentir que de esa manera su culpa se aminora. Un ejemplo simple podría ser ¿Lo haz hecho por motus propio o te han obligado?. Un inocente respondería que no o se enfadaría, pero la presión lleva al culpable a intentar justificarse nuevamente sin prestar atención a la doble intención de la pregunta.

Paso 8 – En este punto se lo deja hablar sobre lo ocurrido, se le piden opiniones e ideas. Es muy normal, si es que para esta altura ya no ha confesado en el paso 7, que la presión lo lleve a confesar al ver que se derrumba su coartada.

Paso 9 – La confesión

Enlaces relacionados
Extenso texto en español sobre el tema.

La Universidad de Wayne realizó una lista completa de los 9 pasos y las distintas posibilidades y recomendaciones para cada uno. Pueden ver la versión original aquí, o la “traducción” automática de Google aquí.