La técnica se denomina Tilt-shift-photography (también llamada falsa maqueta en español) y se basa en un efecto óptico para el cual se manipulan las lentes de la cámara con el fin de crear la ilusión de una «falsa maqueta» mediante la utilización de difuminados o blurs. En palabras más simples: se modifica la óptica para que objetos del mundo real, como árboles o edificios, parezcan miniaturas en la fotografía.

Imagen con el efecto visual tilt-shift aplicado al anfiteatro de Palmira.
Imagen con el efecto visual tilt-shift aplicado al anfiteatro de Palmira en todo su esplendor antes de ser destruido en el año 2015.

Esta falsa miniatura se logra al manipular el sensor óptico de la cámara, haciendo que no este en el ángulo correcto con respecto al eje de las lentes. Así, se logra causar un gradiente de foco que confunde al ojo al alterar el campo de profundidad -muchos herbivoros, al carecer de visión binocular, no pueden establecer un campo de profundidad, por lo que ven el mundo de forma un tanto similar las imágenes creadas con esta técnica-

Como vemos el efecto logrado por este efecto es simplemente impresionante y visualmente muy atractivo, convirtiendo todo tipo de escenas, desde escenas fabriles y urbanas hasta monumentos antiguos en pequeñas maquetas de alta calidad.

Pirámide plástica del hotel Luxor en las Vegas.
Pirámide plástica del hotel Luxor en las Vegas.

El tilt-shift o falsa maqueta comenzó a hacerse popular en la Internet con la aparición del programas de diseño tales como el famoso Photoshop. Programas que ponían al alcance de todo público y de manera rápida los efectos visuales de difuminado o blur que hasta ese entonce solo existían en el dominio de los laboratorios fotográficos

Como vemos esta ingeniosa y altamente creativa técnica visual también puede convertir un atareado y gigantesco puerto de carga y descarga de contenedores en una maqueta estática, incluso hasta pacífica y muy colorida.

Un detalle importante a notar es el ángulo y la elevación desde los cuales se toma la fotografía, por lo general inclinadas y a gran elevación con respecto al punto de foco.

Un puerto de carga y descarga de contenedores convertido en una miniatura gracias al efecto visual tilt-shift.
Un puerto de carga y descarga de contenedores convertido en una miniatura gracias al efecto visual tilt-shift.

Logrando un efecto similar con cámaras

Las fotografías de este estilo se pueden hacer fácilmente con una cámara de gran formato, o una cámara de los años 40 que se llama spedographic.

El principio es que este foco selectivo se produce al modificar la dirección del lente con respecto a la película o al sensor si es digital, modificando así el angulo de plano focal. Esto se conoce como basculamiento, si se hace en el plano horizontal podemos hacer fotos como las producidas con efectos digitales de tilt-shift. Si el basculamiento se hace en el plano vertical se podría hacer una foto con el lado derecho en foco y el izquierdo fuera de foco (o al revés).

David Burnett tiene muy buenas imágenes de este tipo hechas con cámaras antiguas capaces de producir los efectos anteriormente mencionados. Puedes observar sus imágenes de los Juegos Olímpicos de 2004 y del huracán Katrina, conocidas en su obra conjunto como Aftermath. A continuación un ejemplo:

Así mismo, también se puede lograr el mismo efecto o similar utilizando lentes muy antiguos, precarios en calidad óptica y llenos de repletos, como lupas comunes o lentes doublets sin los elementos frontales. Las fotos de David Burnett tienen ese estilo, llenos de aberraciones cromáticas y circulares, especialmente hacia los bordes del cuadro.

Miniatura de David Burnett en la cual vemos a un grupo de deportistas realizando estiramientos.
Fotografía tomada por David Burnett de una escena deportiva donde podemos ver un efecto similar al logrado con la técnica tilt-shift.

Las ventajas de la tecnología moderna

Como vemos, la tecnología moderna y los programas de ordenador han puesto al alcance de todos de manera fácil y rápida. Técnicas que en el pasado solo podían lograrse mediante la utilización de equipos extremadamente costosos y años de entrenamiento y trabajo.

Si bien en parte podríamos llegar a pensar que tales técnicas hacen que ciertos logros «pierdan su magia», en realidad al abrirle las puertas a un público mucho más amplio se logra que, con el tiempo, se desarrollen trabajos increíblemente complejos y estas técnicas lleguen a manos de gente talentosa que, de otra manera, quizás nunca hubiese descubierto su pasión y explotado su talento.

Artículos relacionados

La perspectiva de Jastrow

El arte matemático de Escher

Erhard Schön, el ilusionista pionero