Hemos hablado en otras oportunidades de gente atrapada en medio de una carretera envuelta en llamas, pero como el vídeo que veremos a continuación simplemente no hay otro ya que se trata de una verdadera carrera desesperada contra el tiempo y el fuego en la cual la vida misma está en juego.

También hemos hablado sobre el gran peligro de vida que implica conducir a través de un incendio forestal, ya que el vehículo gradualmente se irá calentando al punto de sofocar al conductor y a los pasajeros, y la basura ardiente en la carretera puede llevar a que exploten los neumáticos. Incluso los mismos árboles en llamas representan un gran peligro, ya que estos irán cayendo sobre el camino bloqueándolo en el proceso o, peor aun, cayendo sobre el mismo vehículo con sus pasajeros dentro.

Quizás lo más perturbador de este vídeo es que no se sabe a ciencia cierta quién es la persona que lo filmó o si logró salir con vida de la carretera, ya que pudo haberse sofocado y la filmación encontrada tiempo después por la policía o los bomberos.

En el mismo vemos a un conductor desesperado, acelerando su vehículo a toda marcha, con el motor rugiendo en medio de un gigantesco incendio forestal que está devorando todo a su alrededor.

Justamente encontrarse en medio de un incendio en todas las direcciones significa que el desastre natural se está expandiendo a través del bosque a una gran velocidad, es una expansión que matemáticamente se denomina como expansión geométrica.

Como mencionamos anteriormente no estamos seguros del destino del conductor, ya que el vídeo termina con el automóvil en medio del fuego. Por otro lado hemos determinado que la extensión del incendio forestal que estamos viendo es de gran tamaño. No obstante, notamos un detalle muy particular, y ese detalle es el color del cielo completamente rojo:

Los cielos rojos son un fenómeno que ocurre con fuegos a gran escala y muy prolongados, cuando el aire se satura de calina producto de las cenizas y el humo. Por ejemplo, en Indonesia ocurrió algo muy similar cuando una gran sección de jungla fue quemada (ver: El cielo se ha tornado de color rojo intenso en Indonesia debido a la quema de la selva).

Por lo tanto el fuego forestal del cual el hombre está escapando es un fuego de considerable extensión, miles de hectáreas posiblemente, y de varios días de duración debido a la cantidad extrema de calina presente en el aire. Lo anterior, tristemente, pone aun más en duda que el destino del conductor haya sido positivo.