El efecto tilt-shift

En el pasado en Anfrix habíamos hablado del efecto fotográfico denominado tilt-shift, en el cual, mediante la aplicación de efectos de difuminado (blur) se logra alterar el plano de la imagen para así generar una ilusión óptica que simula una miniatura. Esta técnica se ha vuelto muy popular tanto en la fotografía y en el cine, ya que, utilizada en menor medida, permite además crear efectos de diferencia de tamaño. Por ejemplo, podemos dar la sensación de que un objeto es gigante o enorme si aplicamos tilt-shift al escenario de fondo. Hoy veremos que ocurre con la maravillosa obra de Vincent Van Gogh cuando el efecto tilt-shift se aplica a sus pinturas.

La tridimensionalidad en la obra de Van Gogh

En la siguiente imagen perteneciente a una de las famosas pinturas de Vincent Van Gogh vemos como la técnica logra resaltar los detalles particulares de cada pintura en gran medida. El difuminado fue aplicado de manera selectiva para resaltar la rama más próxima:

Detalle de una pintura de Van Gogh con tilt-shift.
Detalle de las ramas de un árbol.

Sin embargo, utilizando tilt-shift distintos tipos de difuminado, esta vez ya no con barras horizontales sino que a través de difuminar distintas áreas, pueden alterarse pinturas y dibujos para darles un efecto más tridimensional. En efecto, bien aplicado puede tomarse cualquier pintura ya sea de una escena o un paisaje y traer a la luz la tridimensionalidad del ambiente que se ha plasmado en el lienzo.

Detalle de una pintura de Van Gogh con tilt-shift.
Escena nocturna en el puerto.

Si bien ésta técnica puede ser utilizada en todo tipo de pinturas, es en las obras de Van Gogh donde más impacto visual se logra notar, debido a la manera en la que estas diferencia el fondo de la escena principal dando así un efecto de enfoque visiblemente notable.

Detalle de una pintura de Van Gogh con tilt-shift.
Escena en una plaza de la ciudad.

Este tipo de técnica puede aplicarse tanto a la obra entera como así también a pequeños fragmentos de la obra, dándole a estos una nueva vida y vivacidad. Por ejemplo, la imagen a continuación aplica el efecto a una pequeña porción de una de las obras de Van Gogh, y vemos como logra resaltar en gran medida a la mujer trabajadora.

Detalle de una pintura de Van Gogh con tilt-shift.
Mujer trabajando en el campo.

La siguiente escena muestra como la técnica puede dar varios niveles de profundidad a una escena. El hombre está tanto afuera como dentro de las distintas capas de la pintura:

Detalle de una pintura de Van Gogh con tilt-shift.
Hombre leyendo el periódico.

Esta técnica, no obstante, es magnífica para resaltar todo tipo de paisajes y escenas naturales. En la siguiente imagen vemos como con la técnica de tilt-shift aplicada a la siguiente pintura de Vincent Van Gogh se logra resaltar de manera única la tridimensionalidad de las distintas partes de la pradera:

Detalle de una pintura de Van Gogh con tilt-shift.
Paisaje natural.

Más sobre pintura

Quizás también te interese leer sobre el Gongbi, el estilo de pintura más antiguo sin interrupciones, una técnica que tiene sus orígenes hace unos 2000 años durante la dinastía Han, o sobre las pinturas vivientes de Inakadate técnica empleada en el pequeño pueblo de Inakadate donde realizan distintas pinturas vivientes las cuales son logradas gracias al empleo de los colores hallados en los distintos tipos de arroz.