En Tasmania existe una de las formaciones geológicas más llamativas del mundo, se trata de la roca Totem Pole. Es la estructura más alta de su tipo en la tierra, y cientos de escaladores son atraídos todos los años a intentar desafiar el reto de llegar a su cima. Muchos intentan llegar desde abajo, pero muchos otros lo hacen desde las formaciones laterales que rodean a este fenómeno geológico.

La misma, ubicada en el parque nacional de Tasma en el cabo de Hauy, es de una gigantesca torre natural de roca de 65 metros de alto y 4 metros de ancho formada de la acción erosiva de las corrientes contra la dolerita, roca oscura y de granulado muy fino, lo que hace la tarea del escalador mucho más difícil. Estas torres se definen geomorfológicamente como stacks -montón del inglés, idioma del que se ha tomado la palabra- y, como se puede ver en el video, son uno de los destinos soñados por escaladores del mundo entero.

Escalar un stack es similar a escalar una pared rocosa de práctica, debido a que sus superficies son literalmente perpendiculares a la tierra, presentaran varios puntos de agarra y su forma es relativamente placa cuando se los compara con otras formaciones geológicas escalabres.

No obstante, ofrecen un nivel de pelibro singular ya que, debido a su forma, se prohíbe realizar agujeros o instalar mosquetones de seguridad ya que la superficie del stack se dañaría muy rápidamente.

Enlaces relacionados

Una fortaleza en la cima del Mont Blanc.

Dan Osman, el escalador que humillaba al Hombre Araña

Cruzando la Flecha Perdida (2112m) por cuerda floja

Comida en las alturas.