Los cordyceps

Si bien el cordyceps, un hongo endoparasitario, no es el único ‘organismo vampiro’ de la naturaleza, que para sobrevivir, debe infectar y causar la muerte de su anfitrión, ya hablamos del Leucochloridium paradoxum, que obliga a ciertos caracoles a suicidarse tempranamente, el cordyceps es sin duda alguna el más interesante y visualmente espectacular. Ya que, una vez que su micelio -parte vegetativa de un hongo- invade y reemplaza los tejidos de su víctima, un largo filamento -estroma- comienza a crecer desde el cuerpo de esta.

Al cabo de unas semanas, el estroma comenzará a largar esporas, y cualquier insecto compatible con dichas esporas será infectado. Al haber más de 400 especies de cordyceps, varios insectos muy distintos entre si pueden llegar a ser atacados por algunas de dichas variantes.

Curiosos males causados por hongos: la variedad de los hongos es prácticamente interminable, con miles y miles de especies cuya biología es radicalmente diferente unos de otros. Muchos hongos son comestibles, y muchos otros, como el caso de los cordyceps, son destructivos. Durante el siglo XVI en Europa se vislumbró un fenómeno que durante siglos careció de todo tipo de explicación: la danza de San Juan, una intoxicación que llevaba a la gente a bailar de manera descontrolada hasta perecer por agotamiento extremo..

Este hongo puede causar realmente la desaparición de una colonia entera de hormigas, por lo que es normal que al presentar síntomas, la hormiga infectada sea rápidamente expulsada del nido por otra que la traslada a una distancia segura.

En la imagen a continuación vemos a una hormiga dominada y aniquilada por el hongo cordyceps. Vemos las protuberancias que crecen a partir de la misma una vez que el hongo la coloniza por completo. Este es el detalle más característico de este tipo de hongos, y el principal mecanismo que posee para poder seguir infectando a sus siguientes víctimas.

Una hormiga dominada y aniquilada por el hongo endoparasitario que la infectó.

En la imagen a continuación vemos a una hormiga atacada por un Cordyceps unilateralis, y a su lado uno de los monstruos del video juego The Last of Us, juego que se inspiró completamente en el accionar de este tipo de hongos para crear a los interesantes monstruos de su mundo.

Una hormiga atacada por un Cordyceps unilateralis, y a su lado uno de los monstruos del video juego The Last of Us
Una hormiga atacada por un Cordyceps unilateralis, y a su lado uno de los monstruos del video juego The Last of Us

The Last of US

Un infectado del video juego The Last of Us.
Los Infectados es como se conoce a los monstruos y a su vez victimas infectadas por el hongo parasitario en The Last of Us.

Uno de los detalles más reconocidos de este particular hongo parasitario es que el mismo fue la inspiración principal para crear a los monstruos del reconocido y ya clásico juego de Playstation The Last of Us. Juego en el cual debemos sortear infinidad de peligros en un mundo donde la gran mayoría de los seres humanos fueron infectados por un hongo de accionar muy similar al cordyceps.

En efecto, en el mundo de The Last of Us los seres humanos infectados desarrollan todo tipo de conductas extremadamente violentas e irracionales, al mejor estilo de los zombies, aunque estos seres no son zombies propiamente dichos. Estos monstruos o seres son en realidad personas infectadas cuyo cuerpo es totalmente controlado por el hongo endoparasitario que los ha atacado.

Vemos como el cordyceps ha servido de tal inspiración, que los monstruos en el mundo de The Last of Us que han sufrido mayores niveles de infección presentan las protuberancias y crecimientos típicos de los organismos infectados por cordyceps en el mundo real. Esto último es tanto un mecanismo del juego como un concepto estlítico para mostrar al jugar la naturaleza de la infección.

Atención al detalle

Uno de los mayores y más interesantes detalles de The Last of Us es como ha evolucionado el mundo del juego debido al evento apocalíptico que lo despobló casi por completo. A medida que avanza el juego y exploramos nuevos mapas, podemos observar que la naturaleza ha comenzado a reclamar las ciudades, con árboles y vegetación rápidamente comenzando a tapar lo que antes eran construcciones y tecnología.

Esto puede verse en el mundo real en ciudades donde los desastres naturales han obligado a la población a abandonar dicha ciudad, como es el caso de Namie, la ciudad cercana a la planta nuclear de Fukushima. Puedes ver una gran cantidad de imágenes de esta ciudad fantasma hoy en día siendo devorada por la naturaleza en el siguiente artículo: Recorriendo Namie, la ciudad fantasma de la planta.

Fotografía de las áreas cercanas a Fukushima
Vehículos en el estacionamiento de la planta nuclear de Fukushima.

Los hongos mutantes de Chernobyl

Si deseas continuar leyendo sobre el fascinante y prácticamente inacabable mundo de los hongos te recomendamos el siguiente artículo sobre los curiosos hongos mutados de los bosques cercanos a la planta de Chernobyl.

Hongos que, a causa de los altos niveles de radiación, se volvieron gigantes y de un color particularmente rojizo: El bosque rojo de Chernobyl, el bosque peor contaminado del mundo.