Piratas mujeres

Si bien a priori podríamos llegar a pensar que en los barcos piratas no había mujeres, principalmente debido al hecho de que los mismos eran prácticamente prisiones de máxima seguridad solo que sin guardias ni celdas para contener a los prisioneros, la realidad fue muy distinta. No solo hubo varias mujeres piratas, sino varias llegaron a capitanear naves, siendo el caso más famoso de todos el de Anne Bonny, la mujer pirata buscada por tres coronas distintas.

Piratas vikingas: la existencia de piratas mujeres fue muy común especialmente entre los vikingos, donde hace unos 1600 años una princesa noruega llamada Sela abandonó la corte para dedicarse a la piratería. Las mujeres también guerreras fueron relativamente comunes entre los vikingos, tanto en las batallas reales como en las mitológicas, donde están representas por las valkirias.

Una mujer llamada Anne Bonny

De todas estas, como ya hemos mencionado en el párrafo anterior, quizás la más interesante fue Anne Bonny, una mujer irlandesa nacida en el año 1797 como la hija ilegitima en un abogado adinerado y su criada, y cuya conducta conflictiva siempre la puso en problemas, especialmente cuando apuñalo a una sirvienta a la edad de 13 años. Es difícil separar qué fue cierto y qué fue leyenda, ya que con el tiempo se convertiría en una heroína para los malhechores del Caribe, quienes comenzaron a crear cientos de historias en su entorno.

Pero se sabe ciertamente que a temprana edad se escaparía con un bucanero de poca monta, James Bonny, tras que su familia se mudara a América, y a causa de esto terminaría siendo desheredada por su padre -y, según algunas fuentes no confirmadas, Anne como venganza prendería fuego su plantación-.

Con su pareja se mudaría a la Isla de Nueva Providencia en el las Bahamas, y si bien su relación se deterioraría rápidamente, Anne comenzaría a hacer amistades con algunos de los piratas más temidos de la región, ganando a su vez suficiente dinero al venderle información a Woodes Rogers, el gobernador de la isla.

Mapa de la Isla de Nueva Providencia.
Mapa del siglo XVIII de la isla de Nueva Providencia de las Bahamas. Vemos que la misma se encontraba escasamente habitada, con pequeños pueblos costeros principalmente en su costa sur.

Vida como pirata

Tras iniciar una relación con el pirata Calico Jack, James Bonny la denunciaría ante el gobernador por adulterio, cuya pena era severa, razón por la cual Calico Jack y Anne, quien además decidiría llevar consigo a su amiga, Mary Read, escaparían en una embarcación robada y, así, tras armar una tripulación, comenzarían a dedicarse a la piratería.

Los mapas del tesoro: si bien los mapas del tesoro de los piratas son en gran parte una leyenda, ya que los piratas por regla general vendían rápidamente sus tesoros, existen varios mapas creados por piratas que no tenían otra opción más que enterrar sus tesoros para escapar de la persecución marítima. Puedes leer más al respecto en el siguiente artícul: Cómo eran los mapas de los piratas.

Ilustración de la mujer pirata Anne Bonny.
Ilustración de la pirata irlandesa Anne Bonny aparecida en la obra de 1724 titulada ‘A General History of the Robberies and Murders of the most notorious Pyrates’ del Capitán CharlesJohnson.

Con el pasar de los meses tendrían varias aventuras y encuentros con las autoridades, capturando varios barcos mercantes y amasando de esta manera una pequeña fortuna para si mismos. Al mismo tiempo, la pirata Anne se volvería famosa entre las tripulaciones por su habilidad con la espada y puntería con , ganándose así el respeto entre su propia tripulación quienes prontamente le escribieron varias canciones de piratería en su honor.

Tras el éxito del nuevo conjunto pirata, Rogers, el gobernador de Nueva Providencia, puso un precio a su cabeza, así como a la de Calico Jack y otros miembros de la tripulación. Algo en lo que el capitán Jonathan Barnet, tras avistar a los piratas, tendría muy en mente. Por desgracia, la tripulación no pudo poner mucha resistencia, ya que la noche anterior, tras una captura exitosa, se emborracharon en festejos, y Anne y Mary, siendo las únicas que estaban sobrias, debieron pelear contra los invasores.

Tras ser capturados, la tripulación entera sería sentenciada a la horca. Pero Anne lograría posponer la condena al presentarse como embarazada -ya que según la ley Británica no se podía asesinar a una mujer embarazada cualquiera fuese su crimen, debiendo de esperar hasta después del parto para concretar el castigo.- Su amiga Mary y el resto de la tripulación, no obstante, morirían.

Mientras estuvo prisionera, la noticia llegaría a su padre, quien se encontraba muy arrepentido de haberla desheredado. Por lo que utilizando su considerable fortuna lograría corromper a varios oficiales y garantizarle a Anne un escape seguro. A partir de aquí, ya nada se sabe a ciencia cierta de ella. La teoría más probable indica que volvió al Viejo Mundo con una nueva identidad, pero la leyenda y las canciones de los piratas dicen que zarpó con una nueva tripulación hacia tierras desconocidas.

Profesiones consideradas «de hombres»

Existían en el pasado varias profesiones que eran consideradas como profesiones exclusivas para los hombres. Entre estas profesiones se encontraba la medicina, ya que solo los hombres eran aceptados en las universidades de medicina de antaño. Con el fin de convertirse en médica, una mujer llamada Miranda Stuart se hizo pasar por hombre ante las autoridades universitarias y así ser aceptada en la universidad.

Puedes leer sobre Miranda Stuart y su historia siguiendo este enlace.