El mensaje de Arecibo

El 16 de Noviembre de 1974, el gigantesco radiotelescopio de Arecibo sería enfocado en el clúster estelar M13, aproximadamente a unos 25 mil años luz de la Tierra, y famoso por ser uno de los vecindarios de estrellas más densos de nuestra galaxia. Recordemos que los radiotelescopios son muy costosos (pero a su vez extremadamente útiles para explorar el espacio), por lo tanto su apertura o re-acondicionamiento generalmente requiere de mucho esfuerzo, esto lleva a que durante las mismas se realicen una serie de actos y eventos.

El mensaje de Arecibo.
El mensaje de Arecibo.

Este no sería un evento cualquiera, sino que se realizaría durante la ceremonia que festejaba la remodelación del famoso radiotelescopio. El mensaje en sí fue escrito nada más y nada menos que por el gran Carl Sagan, quien además de inspirar a millones de personas a través de su ya mítica serie Cosmos fue responsable de planear el Disco de oro de las sondas Voyager, y Frank Drake, famoso por su ecuación homónima que calcula la cantidad de vida posible en el universo. El mensaje de Arecibo fue una sucesión de números binarios de solo 210 bytes, y fue transmitido a una frecuencia de 2380 MHz con un poder de 1000 KW, estando a su vez organizado de manera rectangular en 23 columnas y 73 hileras.

Su información, obviamente, al estar destinada a una posible especie extraterrestre, es iconográfica, es decir, intenta comunicar el mensaje a través de simples gráficos -si bien el mensaje original es binario, fácilmente puede adaptarse a una forma gráfica como la vista hacia la derecha-.

Si bien el mensaje es relativamente simple, contiene bastante información. Desde la química de nuestro ADN, el número atómico de varios elementos comunes a la vida en la Tierra, los planetas del sistema solar -con la Tierra destacada-, el tamaño relativo de un ser humano, los números del 1 al 10 e incluso una representación del radio telescopio mismo. Si desean una explicación completa del mensaje puedes acceder a este enlace.

Nota curiosa: la NASA en efecto tiene un manual de procedimientos en caso de contacto extraterrestre, este se denomina como el Protocolo Rio, y simplemente es una serie de pasos e instrucciones a seguir en caso de detectar señales de vida extraterrestre.

El mensaje de Chilbolton

Mensaje de Chilbolton.
Mensaje de Chilbolton, respuesta de un bromista al mensaje de Arecibo.

La respuesta llegaría más de dos décadas después, no precisamente proveniente de una avanzada civilización extraterrestre, sino de un bromista. Si bien el autor permanece anónimo, aun muchos cazadores de conspiraciones dicen que el mensaje no es en efecto una broma sino una verdadera respuesta extraterrestre. Algo prácticamente tan improbable como ridículo si tenemos en cuenta que una respuesta verdadera hubiese llegado a manera de radio señal con dirección en M13.

El 19 de agosto del 2001, gran conmoción, y en algunos muchas risas, se generarían al conocer que en un campo de trigo cercano al radiotelescopio de Chilbolton, ubicado cerca de Hampshire, Inglaterra, se había «formado» un mensaje similar al enviado por Arecibo, tan similar que respetaba la matriz rectangular de 73 cuadros verticales por 23 cuadros horizontales.

La diferencia principal, es que el ser humano del mensaje original había sido reemplazado por un ser de gigantesca cabeza -macrocéfalo, muy similar a los extraterrestres tan recurridos por Hollywood, los «grises»-, una «triple hélice» de ADN y varios cambios al sistema solar, en este último caso, destacando el cuarto y quinto planeta.

Mejor aún, en los elementos atómico, y para el deleite de todo biólogo, a los elementos que formaban la vida en la tierra del mensaje original, se le había agregado el silicio. Recordemos que el silicio es, según los expertos en exobiología, es decir quienes estudian la vida posibilidad de vida extraterrestre de manera científica, un posible candidato como reemplazo del carbono. El silicio, al igual que el carbono, puede formar cuatro uniones con otros átomos, lo que le permitiría crear complejas estructuras orgánicas.

Como bien se aclara, no por nada el mensaje aparece a metros de un poderoso radiotelescopio, lo que hace a los autores más que evidentes: personal del radiotelescopio mismo que deseaban jugarle una broma al mundo. Sin embargo, y como era de esperar, varios «expertos en conspiraciones» toman esta broma, le quitan su contexto y la historia que tiene detrás e intentan pasarla como que es un «mensaje misterioso», algo completamente fuera de la realidad.


Más sobre el espacio

Cómo se obtuvo la primer imagen de otro planeta con la sonda Mariner 4