Los aviones MiG soviéticos cambian el escenario

Al terminar la Segunda Guerra Mundial la aviación soviética era muy precaria, de hecho, la Unión Soviética ni siquiera poseía su propia tecnología de propulsión a reacción, es decir motores jet, estable. En tan solo 15 años, gracias a uno de los esfuerzos de ingeniería más impresionantes en la Historia de la humanidad, los soviéticos pasaron de no tener prácticamente nada a tener los mejores aviones de combate en el mundo con la introducción de los aviones MiG-25. Aviones que rompieron todos los récords aeronáuticos habidos y por haber. En este artículo hablaremos sobre la histórica visita de dos aviones MiG a los Estados Unidos durante los años finales de la Guerra Fría.

Un encuentro aéreo que quedó en la historia

Fotografía de dos aviones
Los aviones MiG enviados por la URSS ya en espacio aéreo canadiense. Puedes ver al M29 y un CD-188 Canadiense de escolta.

Este fue el desenlace de una serie de apertura al mundo por parte de Rusia, ya que tan sólo un año antes (1988) aviones soviéticos habían competido por vez primera en un espectáculo aéreo Occidental, el Farnborough Air Show y anteriormente, en el 86, los MiG visitaron Finlandia en la primer incursión pacífica y oficial a Occidente.

No obstante, la historia de interés llegaría en 1989 cuando la Guerra Fría estaba llegando a su fin. Más precisamente el primero de agosto de dicho año, ya que tendría lugar uno de los acontecimientos más memorables de la historia. Dos MiG-29 Fulcrum cruzarían espacio aéreo norteamericano de manera pacífica por vez primera en la historia.

En la imagen anterior pueden verse 4 estelas de vapor. Dos pertenecen a aviones F-15 Eagle Fighters de los stados Unidos, mientras que restantes restantes, más alejadas, pertenecen a dos MiG-29 soviéticos. No obstante, esta intercepción no sería igual a las cientos de anteriores, sería la primera con fines pacíficos y permiso oficial en décadas.

Los MiG-29, y un avión de soporte An-225 Mriya, se dirigían a Canadá, para participar por primera vez del espectáculo aéro de Abbotsford, para lo cual, deberían pasar primero por espacio aéreo estadounidense.

Curiosamente, no solo cruzarían dicho territorio, sino que además aterrizarían para recargar combustible en una base aérea de la USAF, la Elmendorf AFB, base nexo de to Anchorage, la mayor ciudad de Alaska.

Fotografía de dos aviones MiGs siendo interceptados.
Dos aviones F-15 estadounidenses interceptando dos MiG-29 soviéticos.

La imagen anterior se ha convertido con el paso de los años en una de las fotografías más icónicas de la aviación.

Algo que se volvería una costumbre

Exitosa la experiencia, la misma se volvería a repetir meses más tarde, y en territorio más profundo. En la imagen vemos a aviones MiG-29 volando sobre Minnesota mientras son escoltados por aviones F-16 tras una visita oficial de los aviones rusos a suelo americano. Si bien estos encuentros fueron por lo general pactados de antemano y pacíficos, como veremos a continuación no siempre fueron en buenos términos o incluso pactados de antemano.

Fotografía mostrando hombres trabajando en un avión.
Personal técnico de la CCP y la USAF trabajando en conjunto con un Mig-29 Fulcrum de fondo.

Unos 10 años antes a la visita oficial a Finlandia, un piloto ruso apellidado Belenko desertaría llegando a aterrizar en Japón. No obstante, y a diferencia de los encuentros anteriores, este no sería en nada pacífico, y generaría una crisis internacional ya que le entró de esta manera a Occidente un MiG completamente operacional para ser desarmado y estudiado en detalle, tanto sus motores como sus sistemas electrónicos y armamentos. Así mismo, la interrogación de Belenko le daría a las fuerzas de la OTAN detalles claves sobre el conocimiento y entrenamiento así como las capacidades de los pilotos soviéticos.

Debemos tener en cuenta que durante los años más calientes de la guerra fría vimos incidentes tales como el sabotaje de los oleoductos soviéticos que causó una de las mayores explosiones (no nucleares en la Historia) y otros eventos y hechos estremecedores tales como el desarrollo de «minas nucleares» diseñadas y construidas durante el proyecto Blue-Peacock con el fin de poner una «barrera nuclear» contra cualquier avance de las fuerzas del Pacto de Varsovia.

Fotografía deun avión en la pista de aterrizaje
Marine custodiando el avión ruso de reabastecimiento.

Enlaces relacionados

En el siguiente artículo (realmente muy bueno pero en inglés) podrán encontrar información técnica del personal y los equipos utilizados durante el evento. Así como mayor cantidad de imágenes.

La noticia del evento publicada por el New York Times el 20 de Julio del 89.