En el siglo XX el petróleo se convirtió en el tan buscado y requerido por las industrias «oro negro», apodo que ganó debido a que la intensidad con el que el mismo era buscado por los países del mundo y su costoso precio lo equiparaban directamente con el oro.

En el siglo XXI otro líquido ostenta ese título: la tinta negra de impresión HP, la cual es, de manera curiosa, uno de los líquidos más costosos del mundo. Superando en gran medida a los perfumes de lujo e incluso el mismísimo oro negro.

Si bien el costo de un objeto es algo subjetivo, es decir un valor dado por la sociedad en si misma, solo hace falta observar la lista de comidas más costosas del mundo, el costo de la tinta de imprimir está dado por una oferta escasa artificial y la demanda por tinta negra que requieren las oficinas y personas de todo el mundo

Poniendo el precio de la tinta para imprimir en perspectiva

El siguiente gráfico muestra el precio relativo de los líquidos de consumo más costosos. Viendo estos costos entendemos como las distintas empresas que fabrican impresoras pueden venderlas a tan bajo costo, es decir, su ganancia esta en la venta de la tinta y no en la venta del dispositivo en si mismo.

Veamos el gráfico anteriormente mencionado:

Gráfico mostrando los precios de distintos líquidos
Precio de la tinta de imprimir comparada a otros líquidos.

De izquierda a derecha tenemos:

Tinta de imprimir HP, con un precio de $62 dólares por onza , es decir unos 29,5 mililitros. Como podemos apreciar su precio casi triplica al precio del líquido en segundo lugar. El mismo no da una idea de lo sobre-valorado que es este líquido.

Luego de la tinta HP nos encontramos con el perfume Chanel No. 5, a unos $23 dólares 29,5 mililitros, en tercer lugar a la sangre humana de uso médico a unos $11,83 dólares los 29,5 mililitros seguida por la champaña Dom Perignon a unos $4,76 dólares los 29,5 mililitros y la leche de vaca a unos $0,02 dolares los 29,5 mililitros.

Irónicamente el último líquido en la lista, el famoso oro negro, el petróleo crudo, se vende a unos $0,09 dólares la onza o los 29,5 mililitros (aunque debemos considerar que el precio del petroleo fluctúa mucho)

En efecto, la importancia del petroleo y la razón por la cual este viscoso y tan codiciado líquido se denomina como «oro negro» no radica en precio por volumen, que como podemos observar palidece en comparación al precio de otros líquidos, sino al volumen de petroleo que se mueve en todo el mundo, llegando a comerciarse millones y millones de barriles por día por precios que superan los cientos de millones de dólares.

Si deseas seguir leyendo sobre objetos de valor te recomendamos el siguiente artículo sobre la moneda más costosa del mundo y el impresionante y extremadamente lujoso jet privado del sutlán de Brunei, unos de los jets privados más costosos del mundo con canillas de oro y habitaciones privadas adornadas con arte de los grandes maestros.