Dajo, el hombre de goma

Mirin Dajo fue un fakir de los Países bajos cuyo acto quedaría en la historia como algo único e irrepetible. Ya que no solo atravesaba por completo su cuerpo con todo tipo de espadas y puñales, sino que además el sangrando no era aparente y, efectivamente, ante el asombro del público, parecía poder clavarse las espadas más filosas sin emitir un solo quejido o señal aparente de dolor. Incluso, ante el asombro del público, solía clavarse todo tipo de objetos para luego tomar agua y convertirse en la «fuente humana».

Su nombre artístico, que en el idioma artificial esperanto significa «maravilloso», fue tomado a mediados del siglo XX con el fin de describir de manera sutíl la principal característica de su actuación: un acto de control corporal digno de maravillar. Entre 1946 y 1947, tras ser avistado por un representante, llevaría su acto al Teatro Coros en Zurich, en el cual ganaría popularidad por toda Europa. Incrédulo, personal del hospital Cantonal de Zurich invitaría a Dajo a realizar una serie de pruebas y experimentaciones practicadas personalmente por el Dr. Werner Brunnerand, jefe de cirujanos de dicha institución. Los resultados asombrarían a todos ya que, tras una prueba de rayos-x, los médicos y la prensa presente podrían comprobar que no se trataba de un truco, y que el hombre había sido efectivamente atravesado por un sable en una zona considerada como de importancia vitál.

Curiosamente, y lo que convierte su caso en algo único, es que a diferencia de otros fakires, los cuales atraviesan objetos por zonas grasosas, Dajo generalmente atravesaba su cuerpo por zonas consideradas vitales -algo que eventualmente lo llevaría a una muerte prematura, a causa de un daño irreversible a su aorta-. De todas formas, para la medicina actual, el caso del fakir maravilla continúa siendo un misterio.

Síguenos en las redes sociales:

10 Comments

  1. Jajajaja…. y después uno va a la enfermería para ponerse una vacuna y se descompone superlol

  2. no!!!!! por que lo pinchan así en ese video!!!!! que impresión!!!! cuando la espada le estira la piel del otro lado del cuerpo!!!!

    Hay gente pa’todo en este mundo

  3. Doctor estoy seguro que mientras escribías eso te reías recordando cierto incidente sufrido por nuestro nunca bien ponderado «asociado comercial» superlol te lo juro, fuera de joda… no volví a sentarme en un sillón viejo sin antes comprobar que no tenga un clavo suelto después de eso

  4. Ephraim, y a mi los cortes me dan terror. Es una sensación indescriptible cuando el frío metal te separa la piel.

    Totó, si, es un tanto llamativa y sorprendente esa imagen.

    Bachelor, el asociado nunca se recuperó de sea herida. Todavía sigue levantándose todo sudado a la noche recordando con horror las risas de sus amigos y los médicos de la guardia al unísono.

  5. Que recuerdo. Igualmente creo que al asociado comercial le dolió más el orgullo que el sentadero superlol

  6. Aguantara Balas? tambien… jejeje 😆 k fuerte!

  7. Una pequeña correcion:»…clavarse las espadas más filosas…».
    Creo que seria mejor cambiar «filosas» por «afiladas» :vaca:

    PD:Lo siento por mis amigos del otro lado del charco pero sigo sin poder «soportar» esa palabra

  8. Bachelor, ¿tiene orgullo? superlol

    nisti2, no creo jajaja, después de todo murió por su acto. Igualmente, de hecho muchos lo consideraron como una figura religiosa, un mesias. El libro de Groot habla de esa parte justamente.

    Quemandoacromo, no sabía que en español de España se decía diferente. Algo que me sorprende mucho siempre es la cantidad de dialectos en el español. Yo creía que el inglés, a causa de las colonias, era uno de los idiomas con más «versiones». Pero el español claramente supera al inglés con creces.

    Por mi parte trato de hacer el blog lo más neutral posible. Algo que si lo combinamos con mi tendencia a castellanizar del inglés las palabras que no me se en español, es todo un reto 😛

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies