Con más de 2000 años el Acta Diurna es considerado como el primer periódico de la historia. Increíblemente, al igual que la gran mayoría de los periódicos actuales, este reflejaba el mundo en noticias que se adaptaban a los intereses políticos de sus editores.

Fotografía de una estela de piedra con una inscripción romana.
En esta incripción hallada en el coliseo del siglo V vemos un ejemplo de como eran generalmente comunicadas las noticias. Vemos que era algo simple, generalmente anunciando los acontecimientos a manera de titular. El acta diurna, no obstante, era más pequeña y contenía mayor información.

Si bien hay registros de la utilización de actas de noticias tan lejanos como hasta el 131 AC, fue recién con Julio César, en el año 59 AC, que el Acta Diurna, este boletín informativo con los acontecimientos oficiales del gobierno, se empezó a redactar de forma periódica, tomando al mismo tiempo un giro político más allá del meramente informativo. Es decir, fue Julio César quien convirtió al Acta Diurna en un boletín periódico (de allí el nombre «periódico»)

De hecho César lo que hizo no solo consistió hacer periódica la redacción del Acta Diurna, sino que además hizo pública el Acta Senatus, un boletín privado con los acontecimientos del Senado. De esta manera las noticias del gobierno podían ser revisadas por un público en general -por supuesto que el inteligente y sagaz César hizo esto por interés personal-.

El Acta Diurna era una lista que contenía breves descripciones y acciones del gobierno en Roma con respecto a los quehaceres cotidianos. Sin embargo, luego se expandió a otras noticias de «interés general» como el anuncio de casamientos, nacimientos y muertes importantes, notas legales, y hasta avisos publicitarios como podía llegar a ser la venta de un gran lote de esclavos. Sabemos por el comentario de varios autores que muchas veces esos avisos eran pagos con el fin de atacar a enemigos políticos o rivales.

Las actas, para evitar alteraciones o falsificaciones, eran realizadas en metal o piedra y llevaban tallado el sello oficial del gobierno. Generalmente ubicadas en distintos lugares de acceso público del Foro -el centro neurálgico y vital de Roma, lugar por el que pasaban decenas de miles de personas al día- bajo el cuidado de los legionarios.

Desafortunadamente ningún acta sobrevivió a la prueba del tiempo. No obstante, se conservan varias copias en papiro realizadas por escribas que se encargaban de llevar las noticias a las provincias de la enorme Roma.

Así mismo sabemos del contenido de sus artículos y los temas tratados en el mismo indirectamente, mencionados por figuras intelectuales del final de la República Romana que comentaban sobre los mismos en sus escritos. En efecto, el Acta Diurna fue utilizada como una herramienta política en muchas oportunidades, utilizada para atacar y difamar a los enemigos del poder de turno en varias ocasiones.

Como podemos ver la información masificada ha sido utilizada como un arma política desde los primeros tiempos de la historia. Hemos hablado en Anfrix sobre la primer propaganda de la historia. La estela de Behistun producida por Dario I de Persia hace 2522 durante su puja para hacerse con el trono de Persia .

Nota curiosa

El primer periódico pago llegaría siglos después, en 1556. también en Italia, más precisamente Venecia. Este era el Notizie Scritte y su abono se realizaba con una pequeña moneda llamada gazetta. De esta moneda luego quedaría la palabra gaceta.

Más sobre la cultura latina

La creación del mundo en la mitología griega y romana

Cómo aprender Latín. Los recursos para aprender Latín