El ekranoplan volando al ras del mar.

El Ekranoplan, el avión soviético que volaba sobre la superficie del mar

El ekranoplan fue un concepto de punta de la tecnología soviética. Un gigantesco avión que volaba al ras del mar apodado "el monstruo del Mar Caspio"

La CIA descubre algo aterrador

Cuando el Servicio de Inteligencia de los Estados Unidos registró por vez primera un Ekranoplan planeado sobre el Mar Caspio inmediatamente quedaron mudos. No sabían si era un barco o un avión e incluso desconocían si se trataba de un transporte o de un arma, por lo que inmediatamente lo apodaron como «El monstruo del Mar Caspio».

Si consideramos el contexto histórico de este incidente, es decir en plena la Guerra Fría cuando las potencias mundiales construían enormes búnkers a la espera de un ataque nuclear y los espías de ambos bandos boicoteaban constantemente a sus países enemigos, llegando a causar gigantescas explosiones con el fin de enviar un mensaje, entonces comenzamos a tener una noción de la crisis que generó en la comunidad de inteligencia militar estadounidense descubrir que los soviéticos contaban con esta tecnología tan elusiva y avanzada.

El ekranoplan volando al ras del mar mientras dispara un misil
El ekranoplan clase-K disparando uno de los misiles crucero que llevaba instalado en su parte superior.

El monstruo del Mar Caspio

La idea de un «barco» de carga «volador» que utilice el efecto tierra para viajar a grandes velocidades planeando a escasos metros del agua y sin ser detectado por los radares fue concebida primeramente por ingenieros alemanes durante la Segunda Guerra, quienes, a pesar de haber solucionado todos los problemas técnicos de diseño, no pudieron construirlo a tiempo a causa de los daños sufridos en la infraestructura industrial alemana.

Nota: ver artículo sobre las sorprendentes armas secretas de los alemanes durante la Segunda Guerra Mundial.

Varias décadas después la idea sería retomada y concretada por el legendario ingeniero ruso Rostislav Alexeev. El proyecto utilizaba el efecto tierra como base de funcionamiento, es decir, emplear poderosas turbinas para mover un gran vehículo de ancha superficie y hacer que se forme un «colchón de aire» bajo la nave el cual le permita planear grandes velocidades a escasos metros del agua.

Como es lógico asumir con todos los proyectos militares de la Guerra Fría el secreto estaba a la orden del día. Y ciertamente este coloso construido en los astilleros Volga con sus 100 metros de largo y capaz de transportar 1.000 toneladas a una velocidad de 400 Kilómetros por hora planeando a escasos metros del agua sin ser detectado por los radares, fue guardado con el mayor de los celos.

El ekranoplan en pleno vuelo y siendo reaporvisionado
El ekranoplan en pleno vuelo y siendo aprovisionado por el personal de mantenimiento soviético.

Si bien los primeros prototipos eran poco confiables y los viajes terminaban en tragedia, para 1987 entró en servicio el Ekranoplan clase Lun, el cual solucionaba todos los problemas de sus predecesores y el cual fue integrado efectivamente en la Flota del Mar Negro.

Maravillas tecnológicas soviéticas

El ekranoplan fue uno de los varios conceptos revolucionarios desarrollados por la Unión Soviética durante la Guerra Fría, como por ejemplo el asombroso vehículo todo terreno basado a partir del tornillo de Arquímedes, capaz de transitar a través de ríos, pantanos, lodazales y los caminos más dificultosos sin problema alguno.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies