El espejismo común

El espejismo común, es decir el que produce la impresión de estar viendo agua donde no la hay, ocurre con mucha frecuencia y es causado por una ilusión óptica natural que confunde nuestra percepción. Cuando la luz refracta sobre una capa de aire que fluye sobre una superficie calentada excesivamente, se origina un fenómeno llamado «espejismo inferior», ya que produce un reflejo de los objetos debajo de éstos mismos.

A causa de lo anteriormente mencionado el aire recalentado se convierte en un «espejo». Ahora, es muy llamativo el observar olas en el espejismo, lo que lleva a confundirnos plenamente y creer que efectivamente estamos viendo un mar o un lago. Esto, es decir las olas, ocurre porque además de los objetos del paisaje las nubes del cielo son también reflejadas en el aire recalentado.

Imagen de un espejismo en el desierto.
Espejismo común o espejismo inferior. Al verlo vemos que este fenómeno obtuvo su nombre claramente por el efecto visual que genera, es decir, espejar el suelo. Era común que, una persona perdida y sedienta en el desierto, confundiese los mismos con agua.

Si bien dicho tipo de ilusión está muy lejos de ser el espejismo típico de los dibujos animados donde se ven oasis con árboles frutales y todo tipo de delicias, el efecto de espejismo inferior influye mucho a la hora de jugar con la mente de la persona extraviada.

Ya que generalmente éstas personas sufren de considerable deshidratación y se enfrentan a un nivel extremo de stress, comienzan a construir delirios en base a dicha «agua» que ven a lo lejos. Por este motivo la gran mayoría de personas extraviadas por tiempos prolongados en el desierto, tras ser rescatadas, relatan historias relacionadas a «oasis escurridizos» y raros personajes que los visitaron durante su travesía.

Es interesante el ver como este fenómeno natural caló tan hondo en la literatura, con cientos de historias utilizando un oasis como un recurso argumental. Debemos notar que los oasis en si son algo muy real, y muy buscados y preciados en el desierto.

En el pasado hemos hablado sobre uno de los oasis más espectaculares del planeta tierra, el oasis de Huacachina, sigue el enlace anterior para leer sobre el mismo.

El espejismo de Fata Morgana

No obstante, no solo en los lugares calientes se puede ser víctima de espejismos. En los lugares montañosos y generalmente fríos ocurre otro tipo de ilusión óptica natural denominada Fata Morgana, la cual se considera como una de las ilusiones ópticas naturales más extrañas de todas.

Nombrada en honor al hada emparentada el Rey Arturo, la cual poseía el poder de cambiar de forma, este espejismo posee la particularidad de «elevar» y alargar los objetos, haciendo a las construcciones parecerse a los castillos de los cuentos de hadas, de allí su nombre. Al igual que los espejismos inferiores este tipo de espejismo es una ilusión óptica natural que se origina cuando la separación entre el aire frío y el caliente a nivel superficie crea un pseudo lente refractante que distorsiona la luz engañando la percepción.

Imagen de un espejismo Fata Morgana en la cual vemos un barco sobre el horizonte elevado por sobre la linea del agua.
Imagen de un espejismo Fata Morgana en la cual vemos un barco sobre el horizonte elevado por sobre la linea del agua.

Esta ilusión óptica natural es comúnmente también vista en el mar, donde se puede observar la aparente elevación de barcos y objetos sobre el horizonte, como podemos ver en la imagen aquí suministrada.

A continuación te presentamos más artículos sobre distintos fenómenos naturales y ópticos relacionados a las ilusiones ópticas. En especial te recomendamos el artículos sobre el canal de Suez.

Más sobre fenómenos naturales

La ilusión óptica de los barcos navegando en la arena del canal de Suez

Las pareidolias, las ilusiones ópticas más llamativas del mundo