Un escritor visionario

Luciano de Samosata nació en el punto de máxima gloria del Imperio Romano, y a diferencia de sus pares literarios romanos, como el genial Virgilio y su Eneida, quizás la obra cumbre de la literatura romana, Luciano de Samosata decidió dejar volar su imaginación y escribir así el primer libro de ciencia ficción en la Historia.

Luciano de Samosata, escritor del primer libro de ciencia ficción en la Historia.
Luciano de Samosata, escritor del primer libro de ciencia ficción en la Historia.

Este escritor innovador realizó su obra durante el imperio de Marco Aurelio, un emperador sabio y justo quien debió enfrentarse a una virulenta e impiadosa epidemia traída por las legiones desde Oriente, y la cual hacía estragos en la población romana similares a los de la Peste Negra muchos siglos más tarde. Es en este mundo tan ambiguo, donde convivían el éxito económico y la muerte repentina, es del que Luciano de Samosata se nutriría.

Aprendiz de abogado y escultor, viviría sus primeros años en un ambiente de cultura y estudios que le permitirían especializarse en sofística. Tras su preparación viajaría recorriendo todo el Mediterráneo y dando conferencias para terminar estableciéndose en Roma como retórico, una posición de mucho prestigio y estatus social en la época y algo que le abrió las puertas a la sociedad patricia romana.

El primer libro de ciencia ficción

Fue durante sus viajes que comenzaría a pensar más allá de su mundo, imaginando viajes y travesías hipotéticas increíbles hasta para el pensamiento. Esto se refleja en su advertencia al lector, la cual dice lo siguiente:

«Escribo, por tanto, sobre cosas que jamás vi, traté o aprendí de otros, que no existen en absoluto ni por principio pueden existir»

Con ésta premisa Luciano construye su «Historia Verdadera». El relato comienza con un viaje en barco que, por motivos misteriosos, es arrastrado por un oleaje con crestas extraordinarias hacia la Luna.

Ya en el satélite natural nuestro protagonista comienza a ser testigo de sucesos increíbles, sin embargo, es el encuentro con los seres selenitas el de mayor rareza. Estos seres, enigmáticos y llamativos, contaban con algunas de las más extrañas características físicas, como la carencia de un ano y la posibilidad de quitarse y ponerse los ojos a gusto y placer -suceso que impresiona en gran medida al protagonista-.

La ciencia ficción: Luciano de Samosata fue uno de muchos innovadores en este campo. No obstante, fue recién en el siglo XX cuando la tecnología permitió traer a la ciencia ficción a una nueva dimensión, y con la película Metropolis de Fritz Lang tuvo así origen el cine de este género.

Así como sus rarezas corporales las destrezas y habilidades de los Selenitas eran absolutamente notables, como por ejemplo: la habilidad de hilar el vidrio y el metal, pudiendo construir armaduras livianas e impenetrables, y la posibilidad de beber zumos de aire.

Imagen del libro de Luciano de samosata.
Libro conteniendo los cuentos de ciencia ficción de Luciano de samosata,

Durante su estancia en la Luna, además de sorprenderse con los selenitas, logró también presenciar un conflicto astronómico entre el emperador Selenito y el emperador Solar, quienes mantenían un conflicto que podía llegar a desatar una guerra de escala interplanetaria.

Menipo de Gádara

Menipo de Gádara.

Luciano de Samosata continuó su obra con otro libro el cual es protagonizado por un personaje denominado Menipo de Gádara. En su trabajo titulado como El Icaromenipo, Samosata describe un fantástico viaje a lomo de águila que zarpa desde la cima del Monte Olimpo hacia un fantástico mundo donde todo era completamente distinto al mundo real. Un viaje que acarraría la ira y el celo de los dioses.

Su travesía lleva a Menipo, nuestro protagonista, hasta la luna misma donde, muy para su asombro, descubre maravillado la existencia de espíritus perdidos por toda su superficie los cuales describe en detalle para así darle al lector una idea visual y descriptiva de un mundo completamente ficticio y distinto del mundo real. Algo característico de la ciencia ficción y la fantasía donde las descripciones extensas son necesarias justamente para así explicarle al lector las diferencias entre nuestro mundo y el fantástico. Esto es algo que entienden los autores modernos, muchas veces la descripción del mundo es tan interesante como el argumento detrás de la historia. Por esta razón autores de fantasía como Tolkien y G.G.R. Martin emplean tantas hojas para describir y detallar sus mundos y personajes.

Tras una breve estadía la curiosidad lleva a Menipo a volar hacia el Sol, sin embargo, los dioses comenzarían a sentir un gran rencor hacia el viajero y decidirían destripar sus alas quitando así su águila. Por lo que Menipo sufre el destierro.

Los viajes a la luna en la literatura

Varios autores del pasado intentaron predecir cómo y cuándo serían los viajes a la luna. Algunos de estos, sobretodo los de hace 100 o 200 años atrás, lograron una singular cantidad de predicciones correctas así como adivinar detalles cercanos a lo que fue la realidad de los viajes a la luna durante el siglo XX. Puedes leer el artículo que hemos escrito al respecto siguiendo este enlace.