Tag Archives: Animales acuáticos

Los animales más coloridos de la naturaleza

Agamas

La particularidad de las agamas del desierto no solo radica en la curiosa distribución de colores brillantes que poseen en sus cuerpos. Sino que además esta distribución varía inmensamente de individuo a individuo. Como con muchas otras de las especies en ésta lista, su belleza y colorido ha hecho a las agamas extremadamente populares como mascotas entre coleccionistas desparramados por el mundo entero, lo que ha llevado a que se extraigan cientos de miles de sus habitas naturales. Por fortuna esto también ha llevado a que las mismas se críen en criaderos y no se extraigan más especímenes de su medio natural, incluso llegando a liberarse miles de las nacidas en criaderos nuevamente en la naturaleza.

Constrictora del trópico
La necesidad de camuflarse en la colorida vegetación tropical, llevó a que los animales e insectos que habitan dicha región evolucionen con algunos de los colores más vibrantes del planeta. Un claro ejemplo de esto es la constrictora verde del trópico, cuyo color verde intenso es uno de los más notorios de la naturaleza.

El pato mandarín

Esta especie, originaria de China y el este de Rusia, actualmente se encuentra prácticamente extinta en su lugar de origen -menos de mil pares de reproducción-. No obstante, la belleza de su plumaje hizo que se conserve y reproduzca en otros lugares como en Europa y sobretodo Japón. Especialmente en los últimos años y con el advenimiento de la Internet, lo que popularizó esta especie de patos en todo el mundo, un gran esfuerzo internacional ha tenido lugar con el fin de salvar la especie. Esfuerzo que por fortuna ha resultado exitoso y hoy estos bellos animales se encuentran fuera de peligro.

Loro Arcoirís
Si de animales coloridos hablamos en Nueva Zelanda se encuentra uno de los más bellos de todos. El loro arcoiris, cuya bella coloración hizo que se vuelva famoso mundialmente, es una de las subfamilias de loros -Loriinae- mejor conservadas del mundo. Así mismo, con aproximadamente unas veinte sub especies, su patrón de colores es tan extenso como asombroso.

Rana dardo amarilla
La belleza en la decoración de las Dendrobates leucomelas es casi tan similar a su peligrosidad. Hallada en algunas partes de Sudamérica, su veneno es tan mortífero que los nativos de la región, muchas veces a un gran precio humano, las utilizaban para envenenar las puntas de los dardos de sus cerbatanas. Si bien no se encuentran en un gran peligro, actualmente son consideradas como una especie en vías de extinción.

Artículos relacionados
Récords de la naturaleza.
Hiperión: El árbol más alto del mundo.
Los fósiles vivientes más extraños del mundo.
Las medusas gigantes que invaden Japón todos los años.

Crinoideos – los asombrosos animales “planta”

El solo hecho de pensar en un ser que tiene las características físicas de una planta pero al mismo tiempo está dotado de sangre y de un corazón llegando a ser un predador puede resultarnos ajeno a este planeta. Este pensamiento no sería muy errado ya que los crinoideos son una “ramificación evolutiva” ejemplar, es decir, su evolución fue un tanto “diferente” a la de la gran mayoría de los seres del planeta ya que esta especie sufrió varios “cambios bruscos” a lo largo de su existencia.

Crinoideos

Estos animales acuáticos equinodermos son de los considerados “altamente especializados” es decir que desde su metabolismo hasta su forma física están adaptados a cierto tipo particular de presas y ambientes. Si bien los primeros naturistas los confundieron en un principio con ubicarse en “la línea divisoria entre el reino vegetal y el animal” esto no es así. Los crinoideos son en realidad animales que “tomaron” la forma de ciertas plantas, como por ejemplo los helechos, para poder mezclarse mejor con su ambiente. Datan del Ordovícico -hace unos 500 millones de años- y su transición de habitar en la superficie a hacerlo en las profundidades fue relativamente brusca comparada con la experimentada por otras especies, lo que explica su rareza.

Crinoideos

Generalmente habitan en las profundidades del mar pero a veces suelen salir a la superficie causando el asombro de quien los aviste desprevenido ya que prácticamente dan la impresión de ser un “helecho caminante”.

Crinoideos

El bosque carnívoro
Uno de los hallazgos más asombrosos fue encontrar “bosques carnívoros” zonas donde la gran cantidad de fósiles de crinoideos indican que, en un pasado, estos animales solían formar “bosques” atrayendo a peces y otros seres con sus vivos colores, con el fin de devorarlos rápidamente cuando estos se acercaban demasiado.

El oso de agua y el mola mola: Dos seres increíbles

Los osos de agua
Imaginen un animal que posee patas y camina con un patrón de movimiento similar al de un gato, y que incluso a primera vista su fisonomía es semejante a la de un animal terrestre; sin embargo éste ser es un invertebrado y se necesita de un microscopio para observarlo. Inmediatamente pensaríamos que se trata de un relato de ciencia ficción, pero no es así ya que los tardígrados u “osos de agua” son muy reales.

Generalmente habitan zonas húmedas y su tamaño varía de 0,1 a 1,3 mm repartiéndose en más de 750 especies diferentes con una alimentación variada de fotosintatos hallados en distintos tipos de vegetales. Aunque algunas especies de tardígrados son predadoras y de hecho cazan a otros seres microscópicos. Una de sus características más sorprendentes es que pueden voluntariamente entrar en un estado de animación suspendida cuando el ambiente no es favorable a sus necesidades, pudiendo permanecer durante cientos de años hibernando. De movimiento lento, y hasta cauteloso como su nombre refleja, en un principio sorprendieron a la comunidad científica ya que consideraba imposible que un animal microscópico presentara garras.

El Mola mola
Mola molaCuando me enteré de la existencia de éste increíble pez en la edición especial del 2006 de la National Geographic no lo pude creer, pero era la NG una de las revistas más prestigiosas en su campo por lo que decidí investigar un poco más y realmente me sorprendió bastante. El Mola mola o pez solar oceánico es considerado como el pez vertebrado de mayor tamaño en el planeta, llegando a superar 3 metros de altura y 2 toneladas de peso. Presentando un cuerpo plano y ovalado con una singular “cola” o clavus redondeado su mayor curiosidad es que es más alto que largo. la alimentación de éste singular pez es variada y se basa en distintos tipos de medusas, calamares e incluso plancton. No obstante, el Mola mola es a su vez un manjar para delfines, orcas y lobos marinos aunque a edad adulta sólo son predados por las orcas.

Si bien su carne llega a ser comestible en algunas culturas esta debe ser preparada por alguien que conozca al pez en detalle ya que varias partes de su cuerpo contienen neurotoxinas mortales.

Mola mola

Los fósiles vivientes más extraños del mundo

Los fósiles vivientes son seres vivos cuyo origen evolutivo tuvo lugar hace cientos de miles o millones de años y debido a ciertos aspectos ambientales se mantuvieron hasta el día de hoy relativamente sin muchos cambios. A continuación veremos algunos de los más interesantes.

Un cangrejo de 4 metros

Las profundidades son uno de los misterios más grandes de hoy en día, de hecho, conocemos con mucho mayor detalle el sistema solar y la vía láctea que las profundidades oceánicas. En las aguas de Japón a unos 400 metros de profundidad existe un tipo de cangrejo gigante capaz de llegar a los 4 metros de longitud, en gran parte ocupado por sus largas patas. La Macrocheira kaempferi, como se conoce por su denominación zoológica, pesa unos 20 a 25 kilos y el hecho de tener poca carne en sus tenazas lo salva de ser capturada masivamente.

Si bien su hábitat natural es el fondo del Océano Pacífico se ha adaptado a vivir en distintas condiciones más favorables a su alimentación, que en gran parte se basa en una dieta de medusas. Llega a vivir un promedio de 100 años. Es difícil experimentar la magnitud de este animal, no obstante veamos esta foto en perspectiva e imaginen estar buceando y toparse con uno.

Una planta Jurásica

En la árida Angola encontramos a la Welwitschia Mirabilis, una planta que es uno de los últimos ejemplares del tipo gymnosperms. No hace falta ser un biólogo o un botánico para observar la rareza de su forma y ese indiscutible aspecto tosco y primitivo que sus dos largas hojas proponen. La Welwitschia Mirabilis es una de las últimas plantas de su tipo, salvada por casualidad de la extinción, algo que quedaría remarcado en su nombre: Mirabilis, milagrosa.

Una flor digna de un dinosaurio

De tamaño colosal esta flor es considerada como la flor más grande y masiva de la que se tenga registro. En nuestros tiempos donde la evolución ha encontrado mejor adaptabilidad en los tamaños reducidos, cuando pensamos en una flor inmediatamente imaginamos una frágil rosa o una margarita. Es difícil que lleguemos a pensar en una titánica Amorphophallus titanum de 80kgs y 3 metros de alto. No obstante, antes de intentar regalársela como muestra de afecto a un ser querido debes saber que los dinosaurios no eran muy románticos, y esta inmensa flor en vez de tener un agradable perfume emite un repulsivo aroma a pescado podrido: “similar al de una morgue cuya refrigeración ha dejado de funcionar hace una semana” no por nada se la apodó como “la flor cadaver” .

Nasikabatrachus, La rana más extraña del mundo

Hallada hace menos de cinco años esta rana es una joya evolutiva, un eslabón perdido en toda su gloria. Su nombre deriva en parte del sánscrito y en parte del griego significando Batracio de nariz puntiaguda, obviamente bastante acertado si vemos el prolongado apéndice en su cara. Suelen vivir la mayor parte del tiempo bajo tierra y solo salen a la superficie durante dos semanas al año para copular, su rareza no solo está en su carácter agresivo o su fisonomía particular y el hecho de la baba pegajosa que segrega por todo su cuerpo; sino que además es considerada un fósil viviente, conformando una nueva familia de batracios en si misma, y podría ser prueba de la separación continental hace millones de años.

Un parásito improbable
Esta flor, la Rafflesia arnoldii, es considerada como la segunda flor más grande del mundo -y en algunos casos como la primera ya que la definición estricta de qué es una flor descartaría a la Amorphophallus titanum- es uno de los parásitos más improbables, que a pesar de ir a “contramano de la norma evolutiva” logró sobrevivir durante millones de años y llegar a ser un fósil viviente. Desafortunadamente su hábitat natural actualmente se encuentra siendo destruido por la tala indiscriminada y los fuegos intencionales, y ya que sólo puede crecer como parásito del Tetrastigma, un arbusto invasivo, se ve en serio peligro de extinción. Llega a pesar unos 11 kilogramos ypuedea extenderse por más de un metro cuando florece. De todas maneras, me resulta mucho más llamativa la planta que resucita.

El pez que volvió de la muerte

En 1938 se realizó en Sudáfrica un hallazgo que asombraría a la comunidad científica, un espécimen vivo de celacanto. Este tipo de pez, creído extinto en el Cretácico posee un conjunto de aletas lobuladas y es uno de los seres acuáticos primitivos más cercanos a los vertebrados actuales. En la actualidad se tienen varios especímenes en cautiverio y se han identificado dos especies, la capturada en 1938 Latimeria chalumnae y Latimeria menadoensis identificada varias décadas después. El análisis del organismo de este pez fue fundamental para comprender el proceso evolutivo en mayor detalle. En la imagen se puede ver al espécimen junto a su descubridora Marjorie Courtenay-Latimer, de la cual deriva su nombre.

Artículos relacionados
Los animales más coloridos de la naturaleza.
Récords de la naturaleza.
Hiperión: El árbol más alto del mundo.
Las medusas gigantes que invaden Japón todos los años.