Mujer devorando un postre.

Las asombrosas y excéntricas fuentes de agua de Núremberg

Si bien la ciudad alemana de Núremberg se caracteriza por su arquitectura gótica e imponentes edificios, son sus fuentes de agua su aspecto más asombroso.

Núremberg es, tal vez, la ciudad más bella de Bavaria -sudeste alemán- y si bien posee construcciones imponentes que datan de hace siglos, por desgracia varias de estas fueron destruidas durante los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial, el gran Kurt Vonnegut, el autor de Matadero cinco era prisionero de guerra en dicha ciudad y en sus escritor ofrece un recuento vívido y descarnado del dolor que le causó ver la destrucción de tan magnánimas obras de arquitectura.

Si bien sus edificios góticos y barrocos son imponentes, no obstante, son las llamativas fuentes de aua una de las características más pintorescas y característicos de la ciudad. Representando estas escenas de la mitología grecorromana, el cristianismo y hasta eventos de la historia de Europa central.

En este artículo hablaremos sobre las más sorprendentes y excéntricas fuentes halladas en la ciudad.

Fuente de la Virtud

La Fuente de la Virtud presenta un estilo muy típico en la era clásica y raramente visto en el mundo moderno que, levemente, fue rescatado, como es el caso de la Fuente de la Virtud, durante el Renacimiento. En las noches de verano de Grecia, carentes de smog, uno de los mayores males en las ciudades modernas, y contaminación lumínica, era muy fácil levantar la vista y ver un cielo poblado por infinidad de estrellas.

Vista completa de la Fuente de la Virtud, una de las más excéntricas fuentes de Núremberg.
Vista completa de la Fuente de la Virtud, una de las más excéntricas fuentes de Núremberg.

Tan así, que incluso podía llegarse a ver bien definido uno de los brazos galácticos (algo que resulta muy difícil de imaginar para quien viva en una ciudad.) Los griegos, cuya imaginación llegó a crear una de las más hermosas mitologías habidas y por haber, asociaron este camino de estrellas formado por el brazo galáctico con un rastro de leche materna dejado por Hera, la diosa de la familia y la fertilidad, nombrando así a nuestra galaxia como la Vía Láctea. Debido a esto, era normal ver en Grecia y Roma fuentes festejando la fertilidad representada en la leche materna.

La fuente de la virtud de Núremberg fue creada entre 1584 y 1589 y su nombre viene de representar a las Siete Virtudes (opositoras a los Siete Pecados): Humildad, Generosidad, Castidad, Paciencia, Templanza, Caridad y Diligencia. A pesar de ser un motivo materno, el autor de la fuente considero que mostrar a mujeres con sus senos descubiertos presentaba un considerable nivel de riesgo debido al puritanismo de la época,

Nota: Vía Láctea es en realidad la traducción latina. En griego antiguo a la Vía Láctea se la llamaba Galaxias, de galaktos, lactar, leche materna.

Detalle de la Fuente de la Virtud.
Detalle de la Fuente de la Virtud.

Ehekarussell

Y por último el Ehekarussell o Carrusel del Matrimonio, que si bien en lo personal no me agrada mucho debido a sus motivos grotescos, no podíamos dejar de incluir en una entrada sobre fuentes excéntricas en Núremberg ya que, si hay una fuente en verdad excéntrica, es esta.

Vista general de la fuente de agua Ehekarussell.
Vista general de la fuente de agua Ehekarussell.

Comisionada en 1977 y terminada en 1981 al escultor Jürgen Weber con el fin de encubrir luna gran boca de ventilación, la misma, como su nombre lo indica, representa los altibajos del matrimonio.

Schöner Brunnen

Detalle de las figuras que componen la fuente Schöner Brunnen.
Detalle de las figuras que componen la fuente Schöner Brunnen.

Construida a finales del 1300 por el escultor de piedra Heinrich Beheim, cuya principal tarea no era la escultura artística en sí sino la creación de bloques de piedra para castillos, la Schöner Brunnen -bella fuente- es una de las ‘fuentes’ -que sea de paso, técnicamente no es una fuente- más impactantes y hermosas que se puedan vislumbrar.

Tan bella y espectacular que durante la segunda guerra los soldados soviéticos, famosos por destruir monumentos emblemáticos de la herencia cultural alemana, ya hablamos del castillo Königsberg en el pasado, no se atrevieron a demolerla.

Curiosamente, la fuente en sí era la pieza central, por la que no corre agua, de una desaparecida piscina. Las figuras decorativas representan filósofos clásicos y medievales así como figuras emblemáticas de la religión cristiana. Hoy en día en el sitio se encuentra una réplica mientras que las piezas originales se resguardan en un museo.

Alemania es famosa por remover estatuas de sus ubicaciones originales y ubicar a las mismas ya sea en museos o depósitos, uno de los ejemplos más de esto es el La prisión para estatuas caídas en desgracia de Spandau.

Vista completa de la fuente Schöner Brunnen desde una de las varias plazas de Núremberg.
Vista completa de la fuente Schöner Brunnen desde una de las varias plazas de Núremberg.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies