Si existiese un premio al tarareo estos artistas, llamados a si mismos como los Redneck Tenors, realmente se lo merecen. En un acto bastante innovador y entretenido los mismos se dedican a interpretar distintas obras clásicas y no tan clásicas tarareándolas, ¡pero qué gran manera de tararear!. A continuación la Quinta Sinfonía de Beethoven.

Como podemos ver su espectáculo se ambienta en uno de los denominados «trailer parks» (parques de casas rodantes) comunes en las áreas más pobres de los Estados Unidos. Seguramente los haz visto en películas u otras obras de entretenimiento, ya que los mismos son prácticamente inconfundibles. Interminables hileras de casas rodantes las cuales forman verdaderas ciudades, con negocios, restaurantes y todo tipo de establecimientos. Esto se debe a que el espectáculo brindado por los Redneck Tenors se base a partir de estas comunidades.

En su espectáculo estos tres hombres, que en realidad son tres tenores muy talentosos, representan a tres hombres pobres que, a pesar de vivir en condiciones de pobreza, su interés por la música y el arte los une para cantar y realizar todo tipo de obras musicales. No siempre tarareadas, algunas son cantadas aunque las letras de las mismas son reemplazadas por letras que representan de mejor manera la cultura anterior mente mencionada.

En el video que podemos apreciar en este artículo vemos como los tres hombres primero tienen una breve discusión bastante cómica entre ellos. El hombre del medio le pregunta a los otros qué van a cantar a continuación, y estos responden no saberlo, lo que causa la risa del público. Posteriormente uno sugiere cantar la 6ta Sinfonía de Bethoveen a lo que otro de los hombres le responde que el no la sabe, por lo que se conforman «simplemente» con tararear la 5ta sinfonía.

Obviamente vemos que además de su gran talento como tenores y cantores poseen además un gran sentido del humor, combinando la música y el humor en su obra.