El fantasma dentro de una jarra

El truco de ilusionismo comúnmente denominado como «el fantasma de la jarra» o «el fantasma prisionero en la jarra» es uno de los trucos más simples de realizar, ya que el mismo requiere la utilización de elementos fáciles de conseguir en cualquier hogar. Es decir, simplemente una jarra de tamaño relativamente mediano (más grande que una jarra de mermelada) y alcohol etílico, un fósforo y un papel.

Como podemos observar, elementos presentes en prácticamente todo hogar del mundo por lo que podríamos llegar a decir hasta universales.

Animales y la magia: no solo los seres humanos se sorprenden cuando ven un truco de magia realizado por un hábil ilusionista. Los animales también quedan perplejos intentando dilucidar el misterio: Animales sorprendidos por magos y trucos de magia.

A continuación daremos una breve y simple de entender explicación y mostraremos en un vídeo cómo se realiza el truco. Verás que es mucho más simple de realizar que lo puede parecer a priori.

Pasos

Su nombre «el fantasma de la jarra» o «el fantasma prisionero en la jarra» proviene del hecho de que este truco simple de ilusionismo pretende hacer creer a los espectadores que una pequeña anima o fantasma ha sido capturada en la jarra que estamos utilizando como pieza principal del truco. Apareciendo de manera fugaz y repentina y dejando atónitos a los presentes, quienes se preguntarán cómo hemos logrado realizar este truco.

  • Se debe cortar en un papel semi-absorbente una figura diminuta, pintarla con alcohol etílico.
  • Pegarla al cristal de la copa que deseen utilizar (el mismo alcohol hace que se adhiera al mismo).
  • Dejarla 10 minutos al sol o sobre cualquier fuente de calor leve, luego rápidamente retirar el papel.
  • Posteriormente prender un fósforo/cerilla por debajo y dejar surtir efecto (el fósforo debe dejarse dentro del vaso, el cual debe estar boca abajo-. Cuando el oxígeno se consuma ahí tendrá lugar el truco.

El vídeo a continuación de lo explicará de manera visual.

Como puedes apreciar, simple y muy entretenido.

Ilusionismo del pasado

Los actos de ilusionismo no son nada nuevo, y ya hace miles de años varias culturas asiáticas tenían elementos que les permitían maravillar a los espectadores. Un gran ejemplo de esto son los denominados espejos mágicos chinos, los cuales, cuando eran apuntados con una luz, proyectaban imágenes sobre paredes.

Puedes leer más al respecto y ver las imágenes de estos singulares espejos en el siguiente artículo: La belleza y el secreto detrás de los espejos mágicos chinos.

Espejo mágico chino.
Espejo mágico chino.