Los estados efímeros

Los estados efímeros fueron distintos países, reinos y estados creados por aventureros y en algunos casos rebeliones en el Continente americano. Los mismos se denominan como estados efímeros debido a su corta existencia, la gran mayoría llegan a durar solo unos pocos años en existencia.

Reino de la Argentina y Patagonia

Otro caso digno de mención es el de Orélie Antonie d’Tounens, notario-escribano francés, que organizo un ficticio “Reino de la Argentina y Patagonia” en la provincia argentina de Neuquén y vecindades chilenas. Algunos descendientes realizaron actos encaminados a mantener viva la idea.

Tierras incógnitas: estos estados efímeros nos recuerdan en cierta medida a las tierras incógnitas, es decir las tierras imaginarias que a lo largo de la historia muchas personas creyeron que existían.

Republica de farrapos

La presencia y acción de estos aventureros expresa la orfandad política en que se debatieron varios sectores de América hasta fines de siglo pasado. También existieron Estados efímeros que encontraron con consenso de sus propios habitantes. Como ejemplo podemos mencionar la “Republica de farrapos”, que existió en el sur del actual Brasil; las “Republicas del Tucumán” y la “República del Entre Ríos” que existieron en la Argentina durante la guerra civil, la “República de Texas” desprendida de México.

William Walker

William Walker, uno de los mayores fundadores de estados efímeros.
William Walker, uno de los mayores fundadores de estados efímeros.

William Walker, un abogado de los Estados Unidos que a mediados del siglo pasado estableció repúblicas efímeras en California, en Nicaragua y Honduras, hasta que finalmente fue fusilado en 1860.

Acotemos que una prueba de la orfandad política en que se debatía toda América Central Ístmica a medidos del siglo XIX son las andanzas de un aventurero estadounidense –William Walker- que había estudiado leyes en su país natal. Sus primeras andanzas fueron en california, donde estableció una efímera república que lo tuvo por presidente.

Después marcho a la actual Nicaragua donde estableció otra república que también lo tuvo por presidente y que incluso recibió el reconocimiento inicial de los EE.UU. Vencido por las fuerzas locales, escapo a New Orleáns pero regreso después a Nicaragua para reclamar su presidencia; en esta segunda oportunidad debió rendirse a fuerzas navales estadounidenses.

Una actitud altanera: esta fue en particular una época donde los estadounidenses actuaban con extrema altanería sobre los demás países del Continente americano, algo que queda demostrado en incidentes tan fuera de lo común como difíciles de entender, como por ejemplo fue el caso de la Guerra de la sandia.

Posteriormente decidió volver por tercera vez a América Central y armo un pequeño ejército para ocupar honduras, pero un naufragio lo hizo desistir de sus planes. Permaneció de todas maneras en ese sector de América procurando liderar una revolución en Honduras, pero fue apresado por fuerzas inglesas y fusilado en 1860.

Estados Unidos de Buenos Aires y Chile

El mas curioso de estos Estados efímeros quizá sea el denominado “Estados Unidos de Buenos Aires y Chile”, que existió en tres pequeñas islas del Caribe durante buena parte de 1817. Fue desbaratado por orden del presidente James Monroe. Una de esas islas es la actual San Andrés, de Colombia, que constituye un paraíso para el turismo internacional.

La República de La Boca

En 1882 a raíz de un conflicto laboral que culminó con una huelga, un grupo de inmigrantes genoveses decidieron independizar a La Boca de la Argentina. Firmaron un acta en la que informaron al Rey de Italia que habían constituido la “República Independiente de La Boca” y levantaron su bandera.

El General Julio Argentino Roca, por entonces Presidente de la Nación, acudió en persona al lugar con el Ejército, quitando la bandera genovesa izada en un mástil y solucionó el conflicto.