Vista del Kremlin inundado.

La Gran Inundación de Moscú de 1908, cuando Moscú quedó bajo el agua

En el año 1908 la ciudad de Moscú sufrió una de las peores inundaciones en la historia de Rusia dañando 25 mil edificios: La Gran Inundación de Moscú.

El peligro de las inundaciones

Los principios del siglo XX fueron catastróficos para muchas ciudades Europeas. En cuestión de solo dos décadas, las mismas sufrieron desde brutales epidemias como la mortífera Gripe Española hasta uno de los mayores episodios bélicos en la Historia de la humanidad, como lo fue la Primera Guerra Mundial. No obstante, y menos sabido, es el efecto que tuvieron las colosales inundaciones durante la primer década de dicho siglo en varias ciudades de Europa. En éste artículo hablaremos sobre una de éstas, la Gran Inundación de Moscú de 1908.

La gran inundación de Moscú

Las inundaciones de ciudades populosas son uno de los desastres naturalezas más costosos económicamente y a la vez más peligrosos que una metrópolis pueda experimentar, sobre todo si se trata de una ciudad capital con una población densa y cuantiosa. Durante los inicios del siglo XX muchas ciudades europeas pasaron por éste mal, sufriendo como resultado una cantidad astronómica de pérdidas tanto materiales como humanas.

El Kremlin durante la Gran Inundación de Moscú de 1908.
Habitantes de la ciudad de Moscú viajando en un bote con el Kremlin de fondo.

Quizás el caso más famoso de todos fue la la Gran Inundación de Paris de 1910. Desastre natural en el cual el otrora bello y pintoresco río Sena, el río que cruza la capital francesa, engulló a la Ciudad de las Luces con una voracidad nunca antes vista, inundando a la mayoría de los edificios del centro parisino. Pero París no fue la única ciudad que prácticamente quedó ahogada en la furia de la naturaleza. Pocos años antes Moscú, la capital del en ese entonces Imperio Ruso, había pasado por lo mismo a causa de una épica crecida del río Moscova.

Al igual que el Sena en París, el río Moscova es una parte indivisible de Moscú. Sería imposible imaginar la capital rusa sin dicho río, tan ligado y tan importante a su historia. Un flujo de agua de unos 502 kilómetros de extensión que sirvió a la industria y el desarrollo de Rusia, al permitir transportar materiales y mercancías fácilmente ya que conecta a Moscú con con ciudades y pueblos en las regiones ó, como se denominan en Rusia, óblasts, de Smolensk y Moscú para salir directamente al mar Caspio, mar de importancia estratégica y militar para los rusos.

Esta crecida, de varios metros sobre el nivel del mar, fue la mayor en la historia de la ciudad. En las imágenes se puede observar el casco histórico moscovita semi-tapado por el agua. La crónica de todo un diluvio moderno que llegó incluso a inundar las tierras y edificios del mítico Kremlin moscovita.

Trenes de carrozas.
Trenes de carrozas transportando a los habitantes de la ciudad.

La inundación se debió principalmente a las fuertes nevadas que tuvieron lugar en el invierno de 1907 y 1908. Nevadas que, combinadas con un rápido calentamiento del aire en el mes de abril, hizo que se derrita la nieve y todo este caudal de agua fluya hacia los ríos Yauza , el canal Vodootvodny y, principalmente, el río Moscova.

La inundación de cerveza: curiosamente en la Historia existió una inundación que no fue precisamente de agua, sino que se trato nada más y nada menos que una inundación de cerveza. La misma ocurrió en 1814 debido a un accidente industrial: La gran inundación de cerveza de 1814 causada por la Meux Company.

Como resultado el 20% de Moscú se inundó, con un estimado de 100 millas de calles completamente bajo el agua. Si bien se reportaron solo dos ahogamientos, los efectos económicos sobre la población fueron atroces, destruyendo los hogares de más de 200 mil personas y dañando alrededor de 25 mil edificios y fábricas.

Quizás uno de los detalles más emblemáticos de ésta inundación fueron los interminables trenes de carrozas tiradas por sementales de tiro que transportaban tanto provisiones a los habitantes de la ciudad como así transportar a los moscovitas en los sectores más inundados a sectores con niveles de agua más bajos o no inundados. Algo necesario ya que abril, si bien es un mes primaveral, sigue siendo un mes relativamente frío en Rusia, razón por la cual muchas personas se resfriaron o sufrieron enfermedades pulmonares debido al contacto constante con el agua y la humedad.

Carrozas de caballos durante la Gran Inundación de Moscú.
Trenes de carrozas tiradas por caballos de tiro transportando provisiones a los habitantes de la ciudad.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies