Fotografía de un perro leal y feliz.

Hachiko el perro más fiel de la historia que esperó a su dueño por años

Las historias de los perros más leales del mundo. Hachiko, el perro en Japón que esperó a su dueño en una estación de tren hasta el último de sus días.

Hachiko, el perro más fiel

Estatua de Hachiko y su dueño.
La estatua más famosa de Hachikop, ubicada frente a la estación de trenes de Shibuya, en el mismo punto donde Hachiko esperaba todos los días a su dueño.

Hachiko, un perro de raza akita inu nacido en 1923 en la ciudad japonesa de Odate es recordado hoy en día como uno de los perros más fieles de la historia debido a la incansable vigilia por su amo. Sin embargo, menos de un año más tarde su dueño, un profesor de agricultura llamado Hidesamuro Ueno, lo llevó hasta Tokio.

Allí Hachiko se acostumbraría a su vida citadina yendo todas las noches hasta la estación de trenes Shibuya para recibir a su dueño cuando éste llegaba del trabajo. Por desgracia Ueno fallece en 1925 y nunca es llevado nuevamente a su casa, por lo que Hachiko queda abandonado en las calles.

No obstante, durante 11 años volvería fielmente todas las noches a la estación de trenes, exactamente a la hora en la que arribaba el tren que solía tomar Ueno. Una vez que el tren frenaba y los pasajeros comenzaban a descender en la estación, Hachiko buscaba a su amo cuidadosamente entre la multitud y luego se retiraba. Esto lo hizo durante varios años, ya viejo, cuando le costaba y dolía caminar, se acostaba a esperar a su dueño en la puerta de la estación, lugar desde el cual podía ver entrar y salir a todos los pasajeros. Hoy en dicho lugar hay una estatua en honor al fiel perro.

Al cabo de unos años un antiguo alumno de Ueno, que se encontraba realizando un censo de akitas, se enteró de la historia, la cual ya era muy famosa y popular entre la población de Akibahara. Por esta razón comenzó a publicar varias notas con la historia del perro fiel. Una de estas notas apareció en el más importante periódico de Tokio. Gracias a esto Hachiko ganó fama a nivel nacional y varias historias y poemas se escribirían al rededor de él.

Fotografía de Hachiko.
Fotografía de Hachiko. Una de sus características físicas más notables era su oreja izquierda la cual le costaba levantar por lo cual estaba baja regularmente.

Sin embargo, más importante aun, Hachiko logró salvar a su raza ya que en ese momento solo quedaban unos pocos akitas puros en todo el Japón. Justamente fue por esta razón que el estudiante los estaba censando, los akitas eran perros rurales de montaña y esto hacía que la gente de ciudad opte por perros más pequeños. A partir de ese entonces la demanda popular hizo que se preserven y críen cuidadosamente. Hoy en día la población de akitas supera los miles. Hachiko es además recordado con una estatua en la estación de Shibuya.

Estatua de Hachiko y su dueño.
Una de las tantas estatuas en honor a Hachiko y su dueño, esta celebra un último encuentro entre ambos.

Greyfriars bobby

Fotografía de la estatua de Greyfriars Bobby.
Greyfriars Bobby, el perro leal de Escocia que en el siglo XIX pasó años cuidando la tumba de su dueño.

Bobby era el terrier de un policía de la ciudad de Edimburgo llamado John Gray. Ambos estaban siempre juntos y ya era famosa en la zona la cantidad de trucos que Bobby sabía realizar. Desafortunadamente, un 15 de Febrero de 1858, Gray muere de una tuberculosis repentina.

Durante el funeral Bobby permanecería siempre presente, y siguió al cortejo hasta el cementerio de Greyfriars Kirkyard. Lugar donde descansan los restos de John y donde además, en un acto de fidelidad extrema, Bobby pasaría el resto de los 14 años que le quedaban de vida montando guardia sobre la tumba de su fallecido amo.

En un principio todos pensaban que Bobby permanecería solamente unos días sobre la tumba y que luego el hambre o el aburrimiento lo alejarían. No obstante, comenzarían a pasar los años e incluso los crudos inviernos de Escocia y Bobby permanecería fiel en su guardia. Solo se retiraba de vez en cuando para beber y conseguir comida, o cuando la nieve le impedía permanecer en el lugar.

Con los años Bobby se fue transformando en una leyenda local y personas que admiraban su fidelidad comenzaron a alimentarlo y a suministrarle un refugio en el invierno. A tal punto creció esta fama que en 1867 el mismo Lord Provost de Edimburgo, Sir William Chambers, intervino personalmente para salvar a Bobby de la perrera y además, para evitar futuros incidentes de este tipo, declararía al fiel can como propiedad del Consejo de la Ciudad.

Bobby fallece sobre la tumba de su amo en 1872, y al no poder ser enterrado en el cementerio la gente del lugar se reuniría para construirle una fuente con una estatua en su honor no muy lejos del cementerio. Estatua que, no curiosamente, fue construida mirando hacia la tumba de John Gray.

Más sobre animales

Cuando los animales demuestran mayor humanidad que los seres humanos

Animales condecorados y animales héroes de guerra

19 Comments

  1. Y algunos de los humanos les abandonamos. Somos unos …

    Salud!

  2. Cambio a mi novia por un perro fiel. 😛

  3. Eh, Oli, has dao en la tecla. Esas historias de Peeros fieles me conmueven demasiado. incluso mientras leia el primero se me vidriaron los ojos. Al segundo caso ya lo conocia, pero el primero me llego mas al corazon. Hay un capitulo de Futurama que esta dedicado a ese tema se llama «Ladrido Jurasico» (español españa, no recuerdo como era latino)en la cual Fray habia dejado a su perro Seymour Diera (simur diera en español, muy original) en el año 1999 y descubren en la epoca de futurama, el cuerpo del can envuelto en un recubrimiento petreo. bueno, seria bueno que lo vieran. el final, cada vez que si el capitulo, me hace llorar. El perro esperando a Fray durante 12 años al frente de la pizzeria, tan fiel….. No puedo imaginar a mi perro haciendo lo mismo, me parte el alma 😥 😥 . Recomiendo a los que tienen la «la mula» que lo vean. Nos vemos, me voy emocionado. Gracias Oli por devolverme la humanidad!!!

  4. Preciosas historias, cuando se tiene un animal se comprende aun menos lo mal que se porta el hombre con las criaturas con las que compartimos planeta.

  5. Si buen post!
    Recuerdo haber visto la historia de Hachiko en un programa sobre Japón.
    Al parecer cuando un grupo de amigos salen a alguna disco o lugar así, se «citan» junto a la estatua de Hachiko, los viernes en la noche la estatua de Hachiko esta repleta de personas :mrgreen:

  6. Omalaled, lamentablemente. Al igual que las personas que le compran un cachorro a sus hijos y al ver que estos crecen en tamaño los tiran como si fueran un juguete viejo.

    Skhamp, jajajaja que malo 😛

    Ephraim, sí! ahora lo recuerdo 😀 fue el único capítulo de Futurama que me puso los ojos vidriosos.

    Glucko, es cierto. Y lo poco que se las considera.

    Lsaz, que bueno! no sabía que era un punto de encuentro común la estatua 🙂

  7. ¿conoces la historia de «el perro de los entierros», en al localidad de fernan nuñez(cordoba) ?…es curiosa al menos..un perro que se paraba delante de la casa en al cual se iba a morir una persona en breve…

  8. ahhhhhhhhhhhh, ese perro!!!! eso explica por que hay un perro desconocido al frente de mi casa….y…..y…. oh…… debo postear primero!!!! ahhhhhhhhhh, tengo……… que hacer……… clickk………..

  9. Si hay algo que hecho de menos es mi perro, creo que a pesar de ser de una raza bien independiente siempre fue fiel, y por eso lo echo de menos.

    cuando tenga mi propia casa voy a tener 20 perros!!!

    algun dia!!!

  10. Sergio, algun dia vas a llegar a tener 20 perros, o algun dia vas a tener tu propia casa????

  11. Bartolome, no sabía. Que curioso. Me hizo recordar a Oscar, el gato que predice la muerte. Ahora me pregunto… que pasa si Oscar se aleja y el perro se acerca… ¿un coma?

    Epharim, no te preocupes. Según leí tanto el gato y el perro de la muerte a veces dan falsas alarmas 😛

    Sergio, esa es la actitud! nada me va a parar de juntar perros de la calle (ni los gritos de mi novia 😆 )

  12. Creo que frente al Hospital Puerta del Mar de Cádiz hay un monumento a un perro (lo siento, pero no recuerdo su nombre). Al parecer acompañó a su dueño que se encontraba enfermo y se quedó esperándole en la puerta. Lamentablemente su dueño falleció, y como vivía sólo, su perro se quedó abandonado en la calle, pero no se apartaba del hospital esperando a que su dueño le dieran el alta. Así estuvo varios años, convirtiéndose en la mascota del personal del hospital y objeto de admiración de todos los que por allí pasaban y se enteraban de su historia. Creo que finalmente murió atropellado por un coche que pasaba por allí.

  13. En Cádiz y en muchos pueblos de la provincia, mucha gente conoce la historia de un perro llamado Canelo. Al parecer acompañaba a su dueño, enfermo renal, al hospital donde periódicamente se sometía a sesiones de diálisis, y se quedaba esperándole en la puerta. Lamentablemente durante su última visita, su estado empeoró y fue ingresado, falleciendo posteriormente. El fiel Canelo, que era la única compañía de su amo, siguió esperándole en la calle, pero no se apartaba del hospital esperando a que su dueño le dieran el alta. Así estuvo durante 15 años, convirtiéndose en la mascota del personal del hospital y objeto de admiración de todos los que por allí pasaban y se enteraban de su historia. Incluso, cuando la perrera municipal lo atrapó (porque a pesar de su lealtad, Canelo no era más que un perro callejero) una asociación ecologista pagó su fianza. Finalmente murió atropellado por un coche que pasaba por allí. Su muerte fue recogida con tristeza en la prensa local y la televisión regional. Creo que el ayuntamiento de la ciudad ha puesto su nombre a una calle cercana al hospital.

  14. Hermosas historias. Cierto, ese capítulo de futurama me ha sacado un par de lagrimas cuando lo he visto

  15. Hola!. Me encantó el post, preciosas las historias, gracias por ponerlas, sobre hachiko hay una pelicula japonesa de 1987. Estoy totalmente de acuerdo con la mayoría de los comentarios, nuestros perros nos son fieles por siempre y muchos de nosotros los maltratamos y los abandonamos a su suerte. Quiero demasiado a los animales, en especial a los perros, todos los que he tenido los he tratado mejor que a las personas y es que entre más conozco a las personas más quiero a mi perro. Gracias

  16. +++cambio a mi suegra por un perro y pago la diferencia…

  17. a mi me encanta recoger perros callejeros son los mejores amigos q he tenido

  18. los animales estan en este planeta antes que nosotro y deveriamos no solo a los perros darles amor ya que todos sienten la energía de todos nosotros un chin chin para todos los seres vivos del planeta….. 8)

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies