De todas las historias raras que leí ésta es definitivamente la más graciosa, aunque si es cierta o no es algo que analizaremos al final de esta entrada. La siguiente es la traducción de un transcrito entre las comunicaciones realizadas por radio de un grupo de control canadiense y una de las alas de la Flota del Atlántico estadounidense, ocurrida en Terranova (Newfoundland) en 1995.

Canadienses: Por favor modificad su curso unos 15 grados al sur, para evitar colisión.

Capitán: Os recomendamos mover vuestro curso 15 grados al norte, para evitar colisión.

Canadienses: Negativo, vosotros deberéis mover su curso 15 grados al sur para evitar colisión.

Capitán: Este es un capitán de navío de la Marina de los Estados Unidos de América. Os ordeno que modifiquéis vuestro curso.

Canadienses: Negativo. Le digo nuevamente, tendrá que modificar su curso.

Capitán: ESTE ES EL PORTAAVIONES USS LINCOLN, EL SEGUNDO NAVÍO MÁS GRANDE LA FLOTA ATLÁNTICA DE LOS ESTADOS UNIDOS. TRES DESTRUCTORES, TRES CRUCEROS Y NUMEROSOS NAVÍOS NOS ACOMPAÑAN. DEMANDO QUE MUEVAN SU CURSO 15 GRADOS AL NORTE, REPITO, 15 GRADOS AL NORTE, O CONTRAMEDIDAS SERÁN TOMADAS PARA PRESERVAR LA SEGURIDAD DE ESTA NAVE.

Canadienses: Somos un faro desgraciado!.

Después de todo, los faros son inamovibles hasta por las más violentas y altas olas.

¿Hoax/bulo o historia verídica?

Es difícil saber si la historia anterior es verídica o no, ya que existe una versión similar solo que el faro, en esta ocasión, es un faro español. Lo más probable es que no sea totalmente cierta y juegue con estereotipos. En si la historia juega con el estereotipo, que más que estereotipo es prácticamente un hecho, de los militares estadounidenses. Es decir, mucha arrogancia y la creencia de ser dueños del mundo.

No obstante, y si bien muy estereotípica, quizás a pesar de no ser cierta esta historia tenga algunas bases que la cementen a la realidad, algo muy normal en bromas o mitos donde siempre se intenta mezclar dicha broma o mito con hechos reales para darle así, en el creer popular, cierto nivel de veracidad.