Captura de pantalla del vídeo juego Príncipe de Persia.

La historia del Príncipe de Persia, el pionero de las plataformas

El Príncipe de Persia fue uno de los vídeo juegos pioneros del género de plataformas. Con sus animaciones rotoscópicas, revolucionó la manera en la que se contaba la historia.

Los orígenes del Príncipe de Persia

El Príncipe de Persia (Prince of Persia en inglés) puede considerarse junto a otros clásicos que iniciaron la era moderna de los vídeo juegos, como es el caso de los míticos Super Mario y el Pacman o el DooM, como uno de los vídeo juegos pioneros del género de vídeo juegos modernos.

Arte de tapa original de la versión de 1989 del Príncipe de Persia.
Arte de tapa original de la versión de 1989 del Príncipe de Persia.

Lanzado al mercado el día 3 de octubre de 1989, este histórico juego, jugado por decenas de millones de personas a lo largo de más de 30 años, se caracterizó por un detalle muy particular que lo distinguió del resto: las cinemáticas eran, en su gran mayoría, realizadas a partir del mismo motor gráfico del juego. Es decir, el juego y las cinemáticas poseían una transición fluida y unificada.

Príncipe de Persia fue diseñado por Jordan Mechner y publicado por el estudio Brøderbund, famosos en el mercado de los video juegos de la época por haber lanzado previamente otro clásico: Karateka. Este éxito pionero en el mercado de los vídeo juegos le dio los fondos necesarios tanto a Mechner como a Brøderbund, en un tiempo donde el desarrollo de juegos era prácticamente una tarea unipersonal, para contratar a un equipo de asistentes. No obstante, Menchner realizó por su cuenta la gran mayoría del trabajo necesario para desarrollar el juego.

El juego utilizaba la técnica de rotoescopía para realizar las animaciones, dándole así a estas una gran fluidez y naturalidad en los movimientos de los personajes. Además de la naturalidad y fluidez en los movimientos esto permitía reducir en gran medida la cantidad de memoria necesaria para realizar las animaciones, las cuales eran en su gran mayoría atléticas y con un gran nivel de detalle.

La trama original del Príncipe de Persia

En los inicios de la historia de los vídeo juegos primero se comenzó con juegos sin tramas, como es el caso del primer vídeo juego con una interfaz gráfica en la historia o el mismo Pacman. Esto cambió de manera drástica con la llegada de juegos como el Super Mario y el Príncipe de Persia, en los cuales la historia detrás del juego era una parte tan importante del mismo como su jugabilidad.

Basado en las historias clásicas de Medio Oriente tales como Alibaba y los Cuarenta Ladrones y las Mil y Una Noches, la trama del Príncipe de Persia tiene lugar en la antigua Persia. En esta controlamos a un protagonista sin nombre (muy común en los juegos de la época) quien deberá enfrentar una gran cantidad de trampas y transitar a través de mazmorras y pasillos del palacio repletos de guardias y peligros para así, finalmente, enfrentar al gran vizier y rescatar a la princesa que este tenía cautiva.

El gran vizier había sido dejado a cargo por el sultán. Si bien el sultán lo creía su amigo y hombre de confianza, el malvado gran vizier en realidad estaba tramando traicionar al sultán y tomar el poder de hacia mucho tiempo. Con este fin, una de sus primeras acciones luego de que el sultán partiera a la guerra fue el capturar como prisionera a la princesa, para obligarla así a casarse con él y clamar el trono.

Nivel completo de una de las mazmorras del palacio de Persia.
Nivel completo de una de las mazmorras del palacio de Persia.

Una de las características del juego más notables, el cual fue originalmente lanzado para la Apple II, es que el protagonista, el cual tras rescatar a la princesa se casaría con esta convirtiéndose de esta manera en el príncipe de persia, debía rescatar a la princesa en 60 minutos o menos, de lo contrario el gran vizier la asesinaría.

En las versiones de Super Nintendo, con niveles y laberintos mucho más difíciles, el tiempo límite fue extendido de 60 minutos a 120 minutos.

Una interminable saga de secuelas y remakes

Desde el lanzamiento original del Príncipe de Persia se han lanzado al mercado una gran cantidad de secuelas. Desde la primer secuela lanzada en 1993, Prince of Persia 2: La Sombre y la Flama, y la segunda secuela, la cual se diferenciaba del resto al ser tridimensional, Prince of Persia 3D en 1999, hasta secuelas como Prince of Persia: Las Arenas del Tiempo en el año 2003. Secuela publicada por Ubisoft que empezó a su vez una saga de subsecuelas anuales basadas en el universo creado por Arenas del Tiempo. Entre estas se se encontraban Prince of Persia: El Alma del Guerrero (2004), Prince of Persia: Las dos coronas (2005) y Battles of Prince of Persia (2005).

Finalmente en el año 2008 se lanzó al mercado una remake del original, denominada Prince of Persia 2008 y continuada por Prince of Persia: El Rey Caído ese mismo año. La saga resurgiría finalmente en el 2010 con Prince of Persia: Las Arenas Olvidadas y en el año 2013 se lanza una remake de La Sombre y la Flama. A finales del 2018 Ubisoft lanza al mercado Prince of Persia: Escape.

La historia del ídeo juego es ciertamente interesante. No obstante, la historia real de Persia también es fascinante, como por ejemplo el hecho de que los persas podían congelar alimentos y producir hielo en medio del desierto hace miles de años en el pasado. Realmente una maravilla de la ingeniería y la ciencia de antaño.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies