Tag Archives: Vehículos acuáticos

Cómo la armada sueca convirtió a su buque más importante en una isla para esconderlo de los nazis

Durante la Segunda Guerra y a pesar de haberse declarado como un país neutral e incluso suministrar con hierro a Alemania, el gobierno y la población de Suecia vivió con el temor constante y latente de una invasión Nazi a gran escala. Es por esto que en secreto comenzaron a esconder recursos tanto productivos como militares por todo el país con la intención de limitar severamente el uso que los alemanes pudiesen darle a sus botines de guerra. De estos recursos los buques de guerra eran uno de los más preciados por los alemanes. Razón por la cual que se traería del pasado una solución tan simple como efectiva para esconderlos.

De todas las embarcaciones que la armada sueca poseía era el crucero Tre Kronor (tres coronas) el más importante y preciado de todos ya que poseía una capacidad ofensiva gracias a sus 6 torpederas de 253mm y de soporte gracias a sus 7 cañones de 152mm. Su construcción fue parcialmente finalizada en 1944, y era el único crucero de la moderna clase Tre Kronor que pudo ser finalizado a tiempo durante el período de guerra debido a los problemas de suministros y recursos que la guerra en si misma presentaba. Un segundo crucero de esta clase, el Göta Lejon (león gótico), se encontraba en un avanzado estado de construcción pero no lo suficientemente como para abandonar el dique seco. Si bien en un principio se había planeado construir una flota numerosa, la falta de recursos y ciertos eventos, como la rendición de los Países Bajos donde se estaba produciendo el armamento principal del buque, limitaron fuertemente el nivel de producción. Tre Kronor debía ser protegido, era el buque más importante y moderno de toda la armada sueca y ciertamente eso lo hacía un blanco de importancia. Es así que se lo convirtió en una “isla” utilizando una técnica empleada por los vikingos en el pasado: cubrir la embarcación con redes y llenar las redes de ramas y hojas.

Por fortuna nunca debieron probar la efectividad de su estrategia ya que el monstruo del nazismo cayó un año más tarde.

Una tradición vikinga
Esconder las embarcaciones haciéndolas pasar como parte de la geografía no era nada nuevo. De hecho es una práctica que se remonta a la época de los vikingos. Estos, durante sus expediciones solían dejar sus barcos cerca de la costa y cubrirlos con ramas y hojas. De hecho, no solo Suecia camuflaba sus embarcaciones de esta manera, todos los países nórdicos lo hacían:

Embarcación perteneciente a la marina de Finlandia Väinämöinen en julo de 1944.

Embarcación noruega Hauk en 1989.

Continue reading Cómo la armada sueca convirtió a su buque más importante en una isla para esconderlo de los nazis

Así eran los controles de los submarinos alemanes de la Primer Guerra

Submarinos alemanes de la Primer guerraLos Unterseeboot modelo 19, o SM U-19 según la designación de los miembros de la Triple Entente (los Aliados de la Primer Guerra), eran el tipo principal de submarinos alemanes durante la Primer Guerra mundial y con los cuales causaron estragos en las costas británicas. Su interior era realmente una maraña de controles, cables, válvulas y palancas, para los cuales, limitados por la tecnología de la época, los ingenieros alemanes debieron utilizar cada centímetro y recoveco de la sala de mandos y pasillos para agregar todos los controles necesarios requeridos por los sistemas de la nave, los cuales por motivos obvios palidecen en comparación a los actuales.

Submarinos alemanes de la Primer guerra

Submarinos alemanes de la Primer guerra Submarinos alemanes de la Primer guerra

La comunicación interna era quizás lo más problemático, ya que las limitaciones tecnológicas hacían que las mismas se den principalmente a manera de embudos y tubos de aire, en efecto, el capitán gritaba por un embudo, y los tubos llevaban el sonido hasta los ingenieros quienes debían interpretar qué quería el capitán entre el ruido de los motores y los sonidos distorsionados que salían por su embudo de comunicación.

Submarinos alemanes de la Primer guerra

Submarinos alemanes de la Primer guerraAsí y todo, con sus limitaciones y problemas, los mismos se volvieron en la mayor pesadilla de los barcos británicos cuando a principios de la guerra el HMS Pathfinder fue hundido por torpedos lanzados desde el U-21, poco más tarde, el U-9 hundía tres cruceros acorazados en una sola noche. Esto causó una histeria masiva en la armada británica, por lo que la misma redirigió su foco casi por completo a la caza de submarinos, vehículos bélicos que eran vistos como algo que podía cambiar el curso de la guerra, dando así comienzo a la U-boat Campaign, conducida principalmente por el Reino Unido con el fin de aplacar a los submarinos germanos.

Submarinos alemanes de la Primer guerra Submarinos alemanes de la Primer guerra

Cómo hacen para hundirse y salir a flote los submarinos

La teoría
Todo se reduce al Principio de Arquímedes. Es decir, un cuerpo parcial o totalmente sumergido en un fluido incomprensible y estático que es empujado hacia arriba -o más precisamente en un sentido contrario a la dirección de la gravedad- con una fuerza igual al peso del volumen del agua que dicho cuerpo desplaza. Los barcos, y otros navíos que flotan sobre la superficie del agua, se mantienen en una condición positiva de equilibrio, es decir, pesan menos que el volumen de agua que desplazan, por lo que el empuje hidrostático que resulta de las presiones sobre sus superficies es lo que los mantiene a flote.

Interior de un submarino

El sistema
Los submarinos, cuando se encuentran en la superficie, también se mantienen en un equilibrio hidrostático a su favor. Sin embargo, lo interesante llega a la hora de hundirse. Los submarinos antiguos utilizaban tanques de balastro que eran abiertos para que se llenasen con agua y así el equilibrio hidrostático resulte negativo dando como resultado el hundimiento de la nave. En el presente, si bien el principio es el mismo, se utilizan complejos sistemas computarizados que abren los tanques secuencialmente para permitir hundimientos a distintas velocidades e incluso con distintos ángulos de inclinación. Incluso poseen balastros especializados denominados por estándar DCT -Depth Control Tanks, Tanques de Control de Profundidad- que soportan presiones mucho mayores y pueden dar un balance mucho más preciso al submarino cuando este se encuentra sumergido a grandes profundidades.

No obstante, otros métodos menores son utilizados como el cálculo de maniobras hidrodinámicas y también, en algunos submarinos de última generación estadounidenses, variaciones en el centro de gravedad de la nave. Aunque esto principalmente sirve para maniobrar mejor a grandes profundidades.

Lo que nos lleva a Tortuga
Tanque de balastro de un submarinoDesalentado por el papel casi secundario de las deidades helénicas -después de todo si no fuese gracias a los turbulentos y fogosos actos amatorios del rey de los mares cómo se moverían las olas?!- busqué algo que me alegrara el día. Es así que conocí a Turtle, el primer submarino utilizado en una batalla.

Diseñado en 1775 por David Bushnell en Connecticut con el fin de perforar secretamente la base de los navíos ingleses anclados en puertos estadounidenses, fue utilizado por vez primera el 7 de Septiembre de 1776. Piloteada por el Sgto. Ezra Lee, esta pequeña pelota de 1,8 mts de alto por 0,9 de ancho, intentaría atacar el poderoso HMS Eagle, en la isla Liberty. Al no poder maniobrar correctamente Lee debió abandonar a Turtle en su segundo intento.

La imagen es un esquema realizado por el mismo Bushnell, en ella podemos ver los rudimentarios mecanismos manuales y el taladro en el lomo del Turtle. Debajo del piso puede verse el balastro.

La mayor batalla naval de la historia

Es llamativo que se haya librado una batalla entre 1.500 barcos y 250 mil navegantes, sin embargo es sorprendente que esta se haya disputado hace aproximadamente 2500 años. Y es que entre los griegos y los persas existía un odio tan inmenso que prácticamente movilizaron sus países enteros para armar dos armadas tan monumentales que incluso dos milenios y medio después aun no se ha vuelto a librar una contienda naval con tantos barcos ni con tantos hombres.

TemistoclesLos griegos fueron una clase especial y única cuya magnificencia jamás se ha vuelto a repetir. Enfocados, lógicos y apasionados luchaban hasta lo último de su ser con el fin de proteger su civilización. En el 480 AC Persia era un imperio poderosísimo, no solo cientos de miles de soldados sino que centenares de navíos apoyaban sus invasiones. Sin embargo, no había armada o ejército que doblegara el espíritu helénico, y habiendo disputado monumentales batallas terrestres como la de Maratón o la heroica batalla de Termópilas, ahora quedaba enfrentarse en el mar.

El ejército Persa era enorme, y aun presentando las más decididas batallas los griegos no pudieron evitar que arrasaran Atenas. Sus ciudadanos, ahora refugiados en la isla de Salamina, enfrentaban una muerte segura la cual fue evitada por el ingenio de Temístocles quien tras una serie de artilugios y decisivas estrategias logró, con sus 350 vapuleados trirremes, vencer a más de 1271 navíos pesados persas. Astutamente consiguió llevar la tierra al mar, utilizando sus navios como transporte para descargar hoplitas en los barcos persas y eliminar a sus tripulaciones. El resultado de la batalla fue tan monumental que Xerxes -o Jerjes si se prefiere la versión castellanizada del nombre- volvió a Persia totalmente frustrado abandonando sus planes de conquista.

Batalla de salamina

Nota: Si nos referimos al tamaño de la batalla en poder de fuego sin duda alguna nos referiríamos a la batalla del Golfo de Leyte en la segunda guerra. Batalla en la que participaron 17 portaviones, 12 navíos de combate, 141 destructores y 24 cruceros aliados contra otro tanto de embarcaciones de guerra japonesas. En la batalla además participaron aproximadamente 1700 aviones y fue la primera vez en la que aparecieron los pilotos Kamikaze en acción.

Batalla de salamina