Tag Archives: Masacres

El piloto que desafió ordenes directas y frenó una de las peores masacres en Vietnam

Pocas veces la palabra héroe se define tan bien como cuando se aplica a Hugh Thompson Jr., y es que la frase “Lo único que necesita el mal para triunfar es que los hombres buenos no hagan nada” dicha por Edmund Burke en el siglo XVIII no sólo es cierta, sino tristemente es lo común. Por fortuna, en el caso de la Masacre de My Lai hubo un hombre bueno que no se quedó de brazos cruzados, y arriesgó su propia vida y libertad para frenar un crimen atroz.

La masacre es histórica, y uno de los episodios más oscuros en la historia de los Estados Unidos. Tuvo lugar un 16 de marzo de 1968, cuando la Compañía C del Primer Batallón del Vigésimo Regimiento de Infantería y la Undécima Brigada de la Veintitresava División de Infantería del Ejército de los Estados Unidos atacaron a los pobladores de un pequeño pueblo agrario llamado Son My en la provincia sureña de Quảng Ngãi porque, según ellos, el pueblo daba refugios a miembros del Viet Cong.

El ataque fue brutal y despiadado, docenas de soldados armados hasta los dientes arremetieron sin mediar palabra alguna contra los pobladores, muchos de ellos niños, ancianos y mujeres. Varias granadas fueron arrojadas dentro de chozas con familias enteras o incineradas desde el exterior con lanzallamas.

Pero lo peor estaba siendo cometido por los integrantes de la Compañía C, comandados por el teniente William Laws Calley Jr. quien ordenó a sus hombres capturar a cuantos pobladores encontrasen y llevarlos a los canales de irrigado en la plantación de arroz cercana. Una vez allí, algunos de los soldados abusarían de muchas de las mujeres, y otros ejecutarían al resto de los prisioneros con sus bayonetas, cuchillos e incluso con sus propias manos mediante ahorcamiento. En total se calcula que perdieron la vida entre 347 y 504 personas, y hubiesen sido más, si no fuera porque en el momento justo apareció un héroe.

Thompson, que se encontraba piloteando un helicóptero Hiller OH-23 Raven junto a su copiloto Glenn Andreotta y su tirador Larry Colburn recibió la orden de radio de apoyar desde el aire a la Fuerza de Tareas Barker. Tras sobrevolar uno de los sectores del pueblo comenzó a sospechar que algo andaba mal, ya que nadie disparó contra el helicóptero durante su paso a baja altura. Prontamente volvería a sobrevolar el pueblo a menor altura, y es allí cuando vio algo que nunca olvidaría, decenas de cuerpos de niños y pobladores tirados sin vida en el pasto.

Incapaz de pensar que tal atrocidad fue cometida adrede por su país, la primer explicación que se le ocurrió fue el pesar que se trataba de fuego de artillería que erró a su blanco, e incrédulo de lo que estaba ocurriendo descendería aun más con su helicóptero hasta llegar a sólo unos pocos metros del suelo intentando ver que fue lo que acabó con la vida de éstas personas. Sin embargo, confirmaría la peor de sus sospechas al ver al capitán de la operación ejecutar a una mujer herida que se arrastraba por el suelo en sangre fría.

Prontamente intentó comunicar lo que estaba viendo al resto de los helicópteros con poca suerte, y rápidamente tras elevar su altura movimientos en los canales de irrigado llamaron su atención, se trataba de civiles, y éstos estaban muy cerca de una de las pilas de cuerpos que plagaban la plantación entera. Es allí donde Thompson se convierte en un héroe, decidido a que no iba permitir su ejecución desciende con su helicóptero cerca de éstos, pero el teniente Calley y sus hombres ya estaban sobre ellos. En ese instante se dio una conversación extremadamente tensa entre los dos:

Thompson: Qué está pasando, teniente.
Calley: Éste es mi asunto.
Thompson: Qué es esto. Quiénes son esas personas.
Calley: Sólo estoy siguiendo órdenes.
Thompson: Órdenes, órdenes de quién.
Calley: Sólo sigo…
Thompson: Pero son seres humanos, civiles desarmados, señor.
Calley: Mira Thompson, éste mi asunto. Estoy a cargo aquí. No te concierne.
Thompson: Sí, buen trabajo (en tono irónico)
Calley: Mejor te metes en tu helicóptero y te ocupas de tus asuntos.

Antes de que la charla entre éstos dos pudiese terminar, un grupo de soldados se acercó a los civiles y los ejecutó a sangre fría. Sabiendo ahora de qué se trataba todo, nada más ni nada menos que escuadrones de la muerte, Thompson volvió a su helicóptero y comenzó a ignorar todas las órdenes que llegaban a su radio sobrevolando el área en búsqueda de civiles. Es en ese momento cuando ve un grupo de personas intentando escapar del 2do pelotón de la Compañía C, y sabiendo que no había mucho tiempo para actuar aterriza su helicóptero entre los pobladores y los soldados, ordenado a su tirador que mantenga su ametralladora apuntada contra los soldados del 2do pelotón. Tras subir a las personas que estaban a punto de ser ejecutadas a su helicóptero logra transportarlas a un área segura lejos de la matanza, esa tarde haría lo mismo con varias otras de personas, incluso convenciendo a otros pilotos por radio de hacer lo mismo.

Thompson no sólo salvó a esas personas ese día, ya que al volver a la base logró que el teniente coronel Frank A. Barker ordené por radio un alto al fuego, sino que gracias a su reporte y el hecho de que intentó llevar lo ocurrido a los mandos más altos desembocó en que se cancelen operaciones planeadas de igual tipo contra los pueblos de My Lai 5 y My Lai 1. Con el tiempo, el piloto continuaría testificando sobre lo ocurrido, hasta llegar a testificar en el Congreso de los Estados Unidos, pero tristemente, y a diferencia de las películas donde hay un final feliz, los congresistas atacarían verbalmente a Thompson, llegando a que incluso el líder de la comisión, el demócrata Mendel Rivers, sugiriese que el piloto debería ser el único castigado por lo ocurrido, y prácticamente así fue, Calley y sus hombres sólo recibieron castigos figurativos y penas de unos pocos meses, en el caso de Calley, hallado culpable de 22 asesinatos, fue dejado en libertad tras que Richard Nixon firmara un perdón presidencial en su favor. Peor aun, a medida que los eventos de ese 16 de marzo se fueron haciendo conocidos por el público general, Thompson comenzó a recibir amenazas de muerte e incluso llegó a encontrarse con animales muertos en su puerta ya que muchos lo consideraron como un traidor, sufriendo además de pesadillas y cayendo en el alcoholismo durante varios años. En 1998 Thompson y su tripulación visitaron nuevamente el poblado de Son My, donde se reunieron con varias de las personas que salvaron de una muerte segura, sus palabras fueron: “Desearía que ese día hubiésemos podido ayudar a más gente de la que ayudamos.”

El trágico destino de los moriori, la tribu que odiaba la violencia

Los moriori eran una civilización muy avanzada para su tiempo, creían en la paz total y el entendimiento. Si bien ciertamente creo (o al menos espero) que el dialogo y la paz es el futuro que la humanidad merece y debe de trabajar duro para algún día alcanzar, todavía estamos demasiado lejos de esto. Infortunadamente los moriori intentaron ser absolutamente pacifistas en un tiempo y contexto donde reinaba la ley del más fuerte, sin reparar en al menos adoptar una postura de no agresión pero con cierta capacidad de defensa; por el contrario, negaron la violencia incluso cuando era en defensa propia.

Arte MorioriTodo comenzó a finales del siglo XV, cuando Nunuku-whenua, el lider de la tribu polinésica Hamata de los moriori llevó a su gente a las Islas Rēkohu, deshabitadas en ese entonces. Asqueado de las guerras que atestiguó durante su juventud, Nunuku estableció una serie de leyes que prohibían la guerra, la violencia, el canibalismo y el asesinato sea cual fuese el motivo. Eventualmente comenzaron a progresar en las islas, lo que impulsó a los otros moriori a migrar hacia las mismas y vivir en paz.

En 1791 llega a la isla el HMS Chatham, de la armada británica (de aquí que hoy se conoce a las islas como las Islas Chatham). Su tripulación establecería una pequeña base y al encontrar a los moriori muy pacíficos nunca entraron en conflicto con éstos, sólo comerciando de vez en cuando e intercambiando alimentos por cuerdas, lámparas y materiales de herrería.

No obstante, los tiempos oscuros llegaron en 1835, cuando alrededor de 900 guerreros maoríes desembarcaron en las islas. Los mismos cometerían atrocidades inimaginables, las cuales incluyeron desde la esclavización de niños hasta violaciones masivas y asesinatos rituales, en una oportunidad llegaron a masacrar al 10% de la población de las islas; obligando además a los sobrevivientes a defecar en las tumbas de sus ancestros e incluso a empalar vivas a decenas de mujeres en las playas. Este nivel de odio y violencia es totalmente inexplicable, ya que los moriori ni siquiera intentaron defenderse o presentar resistencia, por lo que no puede aducirse rencor alguno ante estas inhumanas acciones.

Guerreros maoríes

(Los maoríes eran una cultura guerrera por excelencia. Constantemente en expansión, altamente territoriales y con una habilidad de combate única. Con sus rostros y cuerpos enteramente tatuados atormentaban incluso hasta a los marinos del Imperio Británico.}

Los marinos británicos en las islas nunca intervinieron, ya que la relación con los maoríes era extremadamente tensa y no querían arriesgar desatar un conflicto en las colonias de Nueva Zelanda, ni ofender a los maoríes aliados al Imperio Británico contra las tribus maoríes más fuertes. Esta pasividad probaría haber sido inútil, ya que menos de 9 años después el Imperio Británico entrarían en guerra contra la gran mayoría de las tribus maoríes en las llamadas Land Wars (Guerras de Nueva Zelanda)

30 años después de la invasión maorí sólo menos de 100 Moriori quedaron con vida, y las antiguamente llamadas Leyes de Nunuku pasaron a llamarse como la Maldición de Nunuku.

Blokhin, el verdugo más ‘profuso’ y calculador de la historia

Polonia es posiblemente uno de los estados modernos que más admiro. Es increíble, al revisar la historia, que aun exista tras todas las invasiones y voraces enemigos que debió de enfrentar en los últimos tres siglos. Y no es para menos, ya que Polonia conforma ciertamente la frontera natural entre Europa occidental y Europa del este. El contenido de un sándwich en el cual los panes son nada más y nada menos que Rusia y Alemania, y un punto estratégico de tanta importancia que, sin provocarlo ni desearlo, la llevó a ser área de conflicto incontables veces.

Prisioneros polacos de la Unión SoviéticaDebiendo triunfar para asegurar su propia existencia en la batalla Medieval más grande de la historia, hasta llegar, siglos después, a verse amenazada en sus cuatro puntos cardinales al tener durante los siglos XVII y XVIII que enfrentarse al este con una Rusia militarmente modernizada bajo el mando de un Zar ansioso por poder, y al oeste contra unos belicosos y muy poderosos estados germanos; mientras que al norte una Suecia sedienta de poder deseaba hacerse con el dominio total del báltico y al sur con un Imperio Otomano que parecía imparable y amenazaba con arrasar a Europa entera. Contra todos, debió de luchar hasta el último hombre -Polonia era uno de los estados más abiertos al cambio social de la época, creando la segunda constitución del mundo en 1791 (la primera perteneciente a los Estados Unidos) algo que tanto los Kaisers como los Zares, ambos monarcas de regímenes totalitarios, veían como una “mala influencia”-

Nuevamente, los siglos pasarían y las cosas no mejorarían. Con la llegada del siglo XX y la imposición de ideologías fanáticas y totalitarias en toda Europa, nuevamente, los polacos se encontrarían siendo una vez más la frontera natural entre Rusia y Alemania, entre comunistas y fascistas.

Katyn
Dieciséis días después de la invasión nazi a Polonia, la Unión Soviética, formalmente “neutral” en ese entonces, decidiría hacerse con una tajada del territorio polaco. Así que, con una fuerza incontable de tanques, arrasaría el este de Polonia muy rápidamente, atrapando por sorpresa a las tropas de reserva que habían sido dispuestas en la frontera, ya que el grueso del ejército había sido enviado a luchar contra los nazis.

Vasili BlokhinA partir de aquí, y tras tomar control de varias regiones estratégicas, una masiva purga sería realizada, asesinando “preventivamente” a cientos de opositores, oficiales militares e intelectuales que pudiesen darle oposición al comunismo. Es así, que a menos de un año de la invasión, en 1940, y bajo órdenes de Lavrentiy Beria, la NKVD, madre de la KGB, cometería un acto genocida atroz fusilando “silenciosamente” a más de 22 mil seres humanos en el bosque de Katyn, principalmente, y otros dos centros menores.

De lo ocurrido, es el accionar de una “persona” lo más aterrador, Vasili Blokhin, el Jefe de Ejecuciones de la NKVD, quien, sin rastro de humanidad alguna y una frialdad espeluznante, se encargaría de ejecutar personalmente a siete mil personas en sólo cuatro semanas. Algunos de los detalles son escalofriantes, y llevan a uno a cuestionarse como pueden existir desalmados tan repugnantes y sin la menor pizca de humanidad posible. Blokhin calculó su proceder con la mayor frialdad posible, para esto, se puso una meta de 300 fusilamientos por noche.

– Con el fin de no tener que lidiar con un motín o un acto de rebeldía por parte de sus prisioneros a ejecutar, idearía una fachada en la cual se le diría a la personas que se encontraban “detenidas” para ser procesadas y reenviadas a otros centros de detención (con esto justificaba la disminución del número de detenidos a lo largo de los días)

– Al mismo tiempo encargaría a sus subordinados con acondicionar un cuarto, al cual llamarían la “Habitación leninista,” con el fin de hacerlo a prueba de ruido. En el mismo tendrían lugar las ejecuciones.

Blokhin desconfiaba de la efectividad de las pistolas rusas, y no queriendo verse demorado debiendo de destrabar sus armas, traería personalmente de Rusia su “maletín de trabajo.” Una valija con varias pistolas de origen alemán Walther Modelo 2 calibre .25. A las cuales consideraba como las “herramientas” más efectivas “si se utilizan justo en la base del cráneo.” La cual, además, dado su pequeño tamaño, podía ser fácilmente guardada en un bolsillo.

– Según palabras de Andrei Rubanov, otro de los verdugos, Blokhin podía pasar horas fusilando prisioneros, a los cuales, tras ser fuertemente golpeados en el estómago por los escoltas para dejarlos sin aliento, se les arrodillaba y sostenía para que Blokhin les disparare en la base del cráneo.

– La primer noche de ejecuciones Blokhin no pudo cumplir con su meta de 300 ejecuciones, llegando sólo a ejecutar “250.” Esto lo enfurecería fuertemente.

Walther Modelo 2Al cabo de 28 días Blokhin, cobardemente, terminaría con la vida de 7000 seres humanos y coordinaría las tareas del entierro masivo en fosas comunes. Al volver a Rusia Stalin en persona lo honraría otorgándole la Orden de la Bandera Roja.

Años más tarde, durante la purga de elementos estalinsitas de la unión soviética realizada por su Khrushchev, Blokhin sería apartado de su cargo y se hundiría en el alcohol. No a causa de una consciencia dolida o una encontrada pizca de su inexistente humanidad, sino porque consideraba que “había sido traicionado.” Tiempo después, el genocida comenzaría a enloquecer, y sería considerado como un problema por la KGB, razón por la cual lo suicidarían.

Videos del bombardeo de Dresde e Hiroshima a color

Un documento histórico
Hiroshima y Nagasaki, creo que en este caso no hace falta introducción alguna. Uno de los más barbáricos y desafortunados actos de la historia de la humanidad. Decenas de miles de muertos directos y centenas de miles, sino millones, indirectos. No obstante, si bien dichos sucesos son muy conocidos, por obvias razones los visualizamos en tonos de grises. Es por esto que realmente me ha chocado el siguiente documental: Hiroshima a color:


 

El bombardeo de Dresde
Hiroshima, Nagasaki y el bombardeo de Dresde fueron tres de las acciones más cuestionadas de los Aliados occidentales. Ataques devastadores sobre poblaciones civiles con el fin de plantar un mensaje político al mundo. De los tres últimos, el de Dresde es el menos conocido, ya que en el mismo no se utilizaron armas nucleares. No obstante, a pesar de no haberse utilizado armamento nuclear sobre la misma, esta ciudad fue literalmente arrasada por completo. Más controvertido aun, fue en el que en ella se habían reubicado durante los últimos meses de la Segunda Guerra a decenas de miles de civiles y heridos, por lo que la ciudad se encontraba abarrotada de población civil -según el prestigioso historiador británico Anthony Beevor, se habían reubicado más de 300 mil civiles en Dresde antes del bombardeo-.

La excusa oficial ofrecida por la RAF y la USAF -fuerzas aéreas del Reino Unido y Estados Unidos respectivamente– radicaría en que el bombardeo era necesario para distraer a los alemanes y debilitar sus líneas de suministros en el oeste, limitando a la vez la capacidad industrial alemana, para así facilitar el ingreso a territorio alemán de los soviéticos por el este. Sin embargo, el poder de fuego empleado sería tal, y sobretodo en una Alemania casi de rodillas y derrotada, que los mismos círculos oficiales de Gran Bretaña y los Estados Unidos se horrorizarían. El bombardeo tendría lugar del 13 al 15 de Febrero de 1945, y en el mismo participarían 1300 bombarderos pesados que arrojarían alrededor de 3900 toneladas de explosivos de alto poder y material incendiario.

El resultado sería devastador. No sólo la histórica capital la ciudad, de arquitectura barroca, sería destruida totalmente -Dresde era considerada como “La Florencia del Elba” por su fina cultura arquitectónica-, sino que 34 km2 de la ciudad serían arrasados causando la muerte de 30 mil a 40 mil civiles -Hiroshima costó las vidas de 60 a 70 mil civiles-.

La misma BBC, desafiando al gobierno, llegaría a tildar el acto de insensible y radical. incluso el mismo Wiston Churchill definiría el bombardeo como un “Acto de terror” -calificativo que retiraría por cuestiones políticas al poco tiempo cuando el AOC de la RAF, Arthur Harris, se quejara expresamente-.

Este documental producido por la televisión Rusa y subtitulado al inglés posee alguans de las imágenes más espectaculares que he visto del tema. Realmente recomendado. Si no entienden el inglés, igualmente vale la pena verlo, ya que las imágenes son sorprendentes.

(Parte 2 del documental, parte 3)

Artículos relacionados
Los Ocho Afortundos
Nagasaki, Antes y después de la bomba
El Hiroshima secreto
Nagasaki e Hiroshima”>

Enlaces relacionados
Fotografías del resultado de los ataques nucleares en Nagasaki e Hiroshima

El loro que salvó a un dialecto de su desaparición

Alexander Von Humboldt fue uno de los mayores y más intrépidos exploradores de la historia. A tal punto que el mismo Darwin lo llamaría “el más grande viajero científico de todos los tiempos”. Uno de sus principales intereses eran las tierras de América, y es allí donde encontraría un loro que había pertenecido al último parlante de la lengua aborigen de los atures.

Constantemente desaparecen lenguas en el mundo, de hecho, en el presente “gracias” a la globalización este problema ha aumentado a niveles nunca antes vistos. Sin embargo, este fenómeno no es algo nuevo y en el pasado, aunque a un ritmo mucho menor, múltiples lenguas tribales se extinguían tras grandes accidentes, como sequías prolongadas, guerras, tornados u otros tipos de catástrofes que dispersaban irremediablemente a sus pequeños números de parlantes.

Durante su travesía científica por América de 1799 a 1804 Humboldt notó esta problemática. Esto quedaría demostrado en su viaje a la región de San José de Maypure, lugar en el que vislumbraría un panorama desolador. Los indígenas atures que deseaba contactar, según le contaron pobladores de la zona, habían sido atacados por caribes, y ya nada quedaba de ellos. Tras unos días le harían llegar la noticia de que solo un pequeño vestigio de la lengua atur quedaba vivo, un viejo loro casi desplumado que había pertenecido a uno de los últimos atures. Humboldt invertiría gran cantidad de tiempo intentando comprender los gritos y parloteos del loro, logrando llegar a catalogar 40 palabras tras un duro y arduo trabajo. Si bien hoy en día varios lingüistas afirman que lo más probable es que con los años el loro deformara las palabras y estas en realidad no reflejen verdaderamente la fonética atur, las notas realizadas por Humboldt son, en efecto, el último legado y vestigio de su cultura.

Una historia parecida puede ser la del Nushu, la lengua secreta de las mujeres en la China feudal.

Relacionado
El Nüshu, La lengua secreta de las mujeres
– En Google Books podemos leer más sobre la misión a Atures del libro escrito por el mismo Alexander von Humboldt y William Macgillivray -desafortunadamente solo lo pude encontrar en inglés-