Tag Archives: Elefantes

Qué tan cerca estuvo la naturaleza de alcanzar a King Kong

Gigantopithecus blacki Realmente no podríamos culpar a nadie al pensar que quizás en el pasado existieron mamíferos de tierra similares a King Kong, después de todo, basta con ir a un museo y ver los restos fósiles de un tiranosaurios. No obstante, el camino evolutivo de los mamíferos de tierra ha llevado a favorecer tamaños relativamente reducidos y la capacidad de poder migrar fácilmente. En efecto, el mamífero más grande de tierra que alguna vez existió, y por lo pronto todavía lo hace a pesar de la intensa caza furtiva que sufren, es el elefante africano de la sabana, con algunos machos llegando a los nueve metros de extensión longitudinal.

Es así que llegamos al primate que más se acerca, aunque de manera modesta,a King Kong, el Gigantopithecus blacki “simio gigante”, el cual tuvo origen hace unos nueve millones de años y se extinguió recientemente hace unos cien mil años y llegando a medir unos 3 metros de altura y pesar al rededor de 550 kilogramos, siendo su habitat Asia del este.

Gigantopithecus blacki

Gigantopithecus blackiSólo nos queda imaginar la fortaleza física de éstos seres. Consideremos que un chimpancé promedio tiene la fuerza de más de dos hombres adultos. Esto es debido a que la composición del tejido muscular humano divergió de la de los demás simios a la par que nuestros cerebros comenzaron a crecer y la cantidad de materia gris en la médula espinal comenzó a incrementarse. El tejido muscular humano otorga mayor control fino, haciendo posible tocar una guitarra u operar herramientas de precisión, algo imposible para otros simios -más allá de su limitada inteligencia claro está. No obstante, el estudio de sus mandíbulas y dentaduras sugiere que su dieta era muy similar a la de los pandas. Lo que muy posiblemente los hacía pasivos y sedentarios, masticando bambú durante la absoluta mayor parte del día. En efecto, gigantes amables.

Ralph von KoenigswaldIncreíblemente se conservan muy pocos restos fósiles, ya que en la “medicina” tradicional China los fósiles del Gigantopithecus son considerados como benéficos, por lo que se los solía moler y utilizar como remedio. Es en uno de estas tiendas de “remedios” donde en 1935 el paleontólogo y geólogo Ralph von Koenigswald dio con los fósiles de un Gigantopithecus y así ingresó a la especie en los anales de la ciencia. Ciertamente, la “medicina”tradicional China era un cáncer para la tierra en ese entonces tanto como lo es hoy. Recordemos que en África gran cantidad de especies se están llevando al borde de la extinción para satisfacer la demanda por marfil y huesos en el mercado Chino, y todo por algo que no sólo es inútil, en muchos casos es contraproducente.

Cuando los animales demuestran mayor humanidad que los seres humanos

La palabra humanidad como sinónimo de compasión siempre me resultó contradictoria y ciertamente poseedora de un contenido altamente irónico y diría que hasta cínico, ya que si hay una forma de vida en este planeta que ha demostrado ser ilimitadamente cruel, desconsiderada y destructiva esa es la humanidad. Por lo que no es raro que muchas veces sean los animales los que den lecciones de humanidad.

MarwariDurante miles de años en la India, Fenicia y algunos otros lugares geográficamente cercanos a los anteriores se emplearon elefantes en la guerra. Animales extremadamente poderosos y capaces de romper cualquier linea de infantería o caballería en una sola estampida; siendo además capaces de transportar un lancero que atacaba a todo el que acercara por los flancos y uno o dos arqueros que atacaban a distancia además de su mahout o conductor. Si bien esto supuso un gran problema para los enemigos locales, supo ser todo un caos terrorífico para los extranjeros; es sabido como los elefantes hindúes diezmaron las fuerzas de Alejandro Magno y como los elefantes de Piro de Epiro y poco más tarde los de Aníbal le dieron a los romanos dos de los más grandes dolores de cabeza y agujeros en el orgullo de toda su historia.

Pero hecha la ley hecha la trampa, y eventualmente el pragmatismo bélico combinado con la sed de poder de de los clanes marciales rajput, quienes constantemente combinaban estrategias traídas desde Arabia, Europa y Mongolia para avasallar a quienes se interpusieran en su camino, fueron generando los instrumentos necesarios para contrarrestar a los elefantes de guerra sin resultar completamente diezmados en el intento. Uno de estos instrumentos fueron los marwari, poderosos sementales logrados a partir del caballo arábigo, de orejas curvas, resistentes al calor desértico y con una aparente falta natural de temor hacia las grandes bestias de guerra.

Marwari con trompaY es aquí donde el punto principal de nuestra historia toma lugar, ya que si bien el marwari superaba en fuerza a un caballo normal y arremetía sin temor contra los elefantes, sólo alcanzaba con que estos últimos tirasen una patada o diesen un cabezazo o trompazo para que el marwari salga despedido varios metros por el aire con jinete incluido. Pero eventualmente los rajput descubrirían que los elefantes poseían una característica que las personas parecían carecer: consciencia; y rápidamente empezaron a equipar a sus caballos con armazones forrados en tela que simulaban ser pequeñas trompas, dándole el aspecto a los marwari de elefantes pequeños. Si bien esto parece una idea sin sentido, la misma fue mortalmente eficaz, ya que los elefantes ‘enemigos’ se negaban a atacar a los caballos disfrazados de elefantes pequeños, incluso cuando sus conductores les clavaban estacas de metal detrás de las orejas para obligarlos pisotear a los rivales.

Batalla de Haldighati en el 1576

En la imagen vemos al maharana Rana Pratap de los rajput montando su caballo, el brioso Cetak, durante la Batalla de Haldighati en el 1576, Cetak tenía una trompa falsa, por lo que no fue repelido por el elefante el cual lo confundió con una cría, oportunidad que Pratap utilizó para abalanzar su caballo de un salto sobre la cabeza del elefante y arrojar su lanza contra el líder mughal, Man Singh. Pratap falló su tiro y mató al mahout -conductor del elefante- mientras que al mismo tiempo las heridas producidas al caballo por parte de los guerreros montando al elefante causaron la muerte de Cetak casi instantáneamente.

De ondas, péndulos y elefantas

Quizás ya muchos han visto este video ya que es bastante popular, no obstante, no quería dejar de compartirlo y comentarlo en Anfrix. Tiempo atrás cuando concurría a los primeros años de escuela intermedia uno de mis profesores trajo un antiguo péndulo al salón de clases para demostrar el concepto de ondas senoidales -y si bien el efecto producido por el péndulo no es una onda en el sentido más estricto y técnico, visualmente las ejemplifica de manera fenomenal-. La misma describe el gráfico de una función de seno, y su ocurrencia en la naturaleza es más que común. Desde el voltaje hasta la corriente alterna que alimenta nuestros electrodomésticos.

Aquí desde otra perspectiva:

Topsy yaciendo sobre el piso del Luna ParkPor cierto, y volviendo a hablar de Edison. Tiempo atrás comentábamos la triste historia de Topsy, una pobre elefanta condenada a muerte por electrocución con corriente alterna en pos de promover la implementación de la corriente continua, impulsada por Edison como estándar de distribución eléctrica en los Estados Unidos. Desgraciadamente para la pobre Topsy el ardid de publicidad ideado por Edison se basaba en demostrar que la corriente alterna, impulsada por el gran Nikola Tesla, era “tan peligrosa que fácilmente pude matar hasta un elefante”.

Tuffi saltantoDe manera nefasta y muy a mi pesar los seres humanos tenemos un largo, desgarrador y hastas deprimentemente extenso registro histórico plagado con miles de ejemplos en la utilización de animales para fines no muy nobles y vergonzosamente crueles. Topsy no fue la primera ni la última elefanta utilizada para promocionar un evento o producto, quienes visiten Anfrix desde hace tiempo recordarán la historia de Tuffi, la elefanta enana utilizada por Franz Althoff para promocionar su circo en el mono-riel aéreo de Wuppertal y la cual, una vez en marcha, entró en un ataque de pánico y decidió saltar del mismo hacia el vacío, quedando todo registrado por pura casualidad en una histórica fotografía.

Click aquí para ir a la entrada de Tuffi.

Tuffi, la elefanta que saltó al vacio desde un tren aéreo

La historia de Tuffi es tan estrafalaria como llamativa. La misma tuvo lugar en Alemania, en una época en la cual los animales no gozaban con las protecciones con las que cuentan hoy, y los circos urbanos de animales eran moneda corriente en todo el mundo. Tuffi era otro de esos tantos animales que, en vez de encontrarse en su medio natural, debía servir para divertimento humano. Una elefanta de circo de tres años que a merced de los deseos de su director, Franz Althoff, sería montada en un vagón de mono-riel aéreo en la ciudad de Wuppertal para ser exhibida a manera de publicidad para el circo un 21 de julio de 1950.

Tuffi saltanto
(click para ver la imagen completa)

Por supuesto que a Tuffi no le gustaría nada la idea, y con cada pizca de velocidad que ganaba el tren comenzaría a ponerse más y más nerviosa. Esto, en conjunto a las risas de los pasajeros y las luces de las fotografías, llevaría a que la joven elefanta enloqueciera, ignorando las órdenes de su cuidador y arrasando con el vagón entero. Desesperada, pero inteligente como todo buen elefante, decidiría saltar del vagón en movimiento hacía el río Wupper. Una caída de cinco metros que, por suerte, sólo le causaría algunas heridas menores. Increíblemente, lo ocurrido sería captado de pura casualidad en una fotografía.

Tuffi sobrevivió, afortunadamente no habiendo causado ninguna muerte en el vagón durante su histeria producto del estrés. El director sería despedido y Tuffi vendida a otro circo más piadoso. De hecho vivió durante muchos años más, muriendo en 1989, casi 40 años después, y habiéndose convertido prácticamente en todo un icono para Wuppertal, con canciones y libros infantiles en su honor e incluso una gran pintura de lo ocurrido en el mismo lugar en el que saltó desesperada al río años atrás.

Tuffi y su director Tuffi va en camino Tuffi siendo cargada en el tren

Gracias Pablo Mana por la info sobre el Schwebebahn de Wuppertal 🙂 .

Artículos relacionados
Ya hablamos en otras oportunidades sobre elefantes, por desgracia, con peores destinos:
La elefanta electrocutada por Edison a manera de publicidad y otros elefantes condenados a muerte.
Elefantes utilizados en la guerra.

Inusuales animales de tiro

Si bien los caballos y las mulas tienen el monopolio en el mundo de la tracción a sangre, muchas veces a lo largo de la historia distintos animales fueron más aptos a ciertas tareas. He aquí algunos de los más llamativos.

Porque nada dice mejor “estilo” que un carruaje de avestruces
La domesticación y posterior utilización de avestruces como animales de tiro era considerado durante el siglo XIX como un “finísimo” detalle. Si bien en un momento hasta se utilizaron como animales de carrera, montados por jinetes al igual que caballos pura sangre, su terriblemente difícil domesticación y fragilidad prontamente volvió a esta práctica obsoleta.

1170-1.jpg

En las dos imágenes a continuación vemos a Napoleón y a Joséphine en 1896, famosos por ser los “primeros avestruces entrenados de los Estados Unidos”.
1170-2.jpeg1170-3.jpeg

Y como siempre, los perros
Los perros siempre fueron el mejor amigo del hombre, incluso en lo que a trabajo refiere. En el norte de Francia y Bélgica sobretodo, donde los perros servían como animales de tiro empujando y transportando, en su conjunto, miles y miles de litros de leche y otros lácteos a los distintos pueblos. Aun hoy, aunque ya más por tradición, pueden verse estos tipos de carros empujados por perros. Incluso, sirvieron como improvisadas ambulancias para transportar heridos durante la primer guerra mundial.

1170-6.jpg1170-4.jpg1170-5.jpg

Del circo al trabajo
En una entrada anterior titulada “Viaje accidentado” habíamos podido ver una imagen de un elefante tirando de una pieza de artillería. Si bien esto no nada nuevo, y ya desde los tiempos de los persas los elefantes eran utilizados como motor de tracción para cargas pesadas, cargar un elefante con munición de artillería no me resulta una muy buena idea… aunque es mucho más segura que la de utilizar un león de zoológico para transportar niños como podemos ver en la segunda imagen perteneciente a una fotografía de 1930… Mientras que en la tercer imagen podemos ver algo muy popular en los países nórdicos, los ciervos de tiro.

1137-2.jpg1170-7.jpg1170-8.jpg

Viaje accidentado

Quedarnos sin combustible, o pinchar un neumático es ya todo un problema. Pero al menos, los vehículos mecánicos, no presentan algunos de los problemas de sus variantes naturales. Imaginemos estar apurados y que nuestro coche quiera detenerse a tener un poco de diversión.
 

Elefantes de guerra
A lo largo de la historia su tamaño y poder de intimidación convirtió a los elefantes en un instrumento de guerra muy utilizado en Oriente. Las imágenes a continuación pertenecen, justamente, a estos hechos. La primera fue tomada a principios del Siglo XX, cuando docenas de elefantes fueron entrenados para transportar cañones durante la Primer Guerra Mundial; mientras que las dos últimas hacen referencia a una de las más bizarras técnicas de ejecución habidas y por haber. “Desmembramiento por elefantes” y “Aplastamiento por elefantes”, ambas, utilizadas durante siglos por persas e hindúes a manera, no sólo de castigar al infractor, sino como mecanismo para amedrentar a posibles futuros infractores. Este último castigo, establecido por las Leyes de Manu, durante el año 200 dC, sería incluso practicado hasta bien entrado el siglo XIX, como atestiguaría un perturbado Louis Rousselet, autor del libro que contiene la tercer imagen describiendo la escena. .

1137-2.jpg1139-3.png1139-4.jpg

Y por una ironía humana, los elefantes no sólo suministraron la muerte en dicha condenas. Sino que a veces la recibieron. Recordarán nuestro artículo pasado sobre Topsy, la elefanta condenada a muerte.

Un edificio particular
1139-1.jpgY ya que hablamos de elefantes, es interesante mencionar a Lucy. Un edificio de madera de más de 120 años con una forma muy particular. Ubicado en el pequeño pueblo de Margaret, en Atlantic City, Estados Unidos, el mismo ha sobrevivido desde incendios hasta intentos de demolición. Hoy día se ha convertido en todo un atractivo turístico. Si bien el edificio aun existe y se encuentra en buen estado, en la imagen a la derecha puede verse una fotografía de 1920 ilustrándolo.

Experimentos con drogas y ácidos realizados por el ejército

A lo largo de los años varias agencias militares vieron en las drogas ácidas un candidato atractivo para diseñar armas que alocaran a los soldados enemigos previamente a un ataque, haciendo, de esta manera, que una invasión sea relativamente fácil.

Varios experimentos fueron realizados con este fin utilizando animales, entre ellos el más famoso es el del elefante Tusko el cual tras haber sido administrado con una masiva dosis de LSD enloqueció al punto de derribar varias paredes del complejo y sembrar el caos entre los científicos presentes. Otros, ya más avanzados, fueron realizados en seres humanos.

Experimentos de coordinación en equipo


Experimento del ejército estadounidense en el cual se hacía marchar a las tropas normalmente y luego se comparaba su marcha bajo los efectos del LSD.

Experimentos de racionalidad


Se le daba una misión a un grupo de soldados y veían como estos intentaban completarla bajo los efectos del LSD.

Artículos relacionados
Experimento realizado con un artista al cual se le suministró LSD y se le pidió que dibuje.

Elefantes condenados a muerte

Nacida en 1875 y domesticada en el circo Forepaugh, Topsy, pasaría a la historia como uno de los pocos animales enjuiciados y condenados a muerte en un veredicto oficial. Durante su estadía en el circo debió de soportar todo tipo de abusos, su cuidador la obligaba a fumar habanos y todos los días recibía salvajes golpizas en las cuales cadenas y palos con clavos nunca faltaban. Cansada de estos malos tratos un día decidió decir basta a su manera y en un ataque de ira arremetió contra el personal del circo, matando a tres hombres entre los cuales se encontraba su desalmado entrenador.

Tras debatir como se la condenaría y enfrentar infinidad de protestas de la ASPCA -American Society for the Prevention of Cruelty to Animals- el gobierno contactó a Thomas Edison para que de una opinión. Edison, que en ese momento se encontraba luchando por imponer su estándar eléctrico basado en la corriente continua, sugirió que la mejor manera era electrocutar a la elefanta utilizando corriente alterna. Tras comer una última cena de zanahorias, su comida preferida, tal como indicaba la ley estatal, Topsy fue ejecutada por electrocución en 1903. Edison que también estaba incursionando en el mundo del cine filmó el evento:

La poderosa Mary
Otra trágica historia de abuso animal ocurre en el circo Sparks World Famous Shows, en el cual Mary, una elefanta asiática maltratada y abusada, en un ataque de ira arremete contra un asistente novato recientemente contratado de nombre Red Eldridge en Kingsport. Testigo del hecho un herrero quiso tomar venganza y realizó 12 disparos contra Mary, pero no tuvieron mucho efecto. Al pasar unos días del accidente los periódicos sensacionalistas comenzaron a inventar historias de Mary en las que aseguraban que ésta había asesinado a varios hombres en el pasado. Como es lógico el miedo creció, Mary se volvió famosa, y Charlie Sparks, el dueño del circo y oportunista desalmado, decidió aprovechar la fama de la elefanta realizando un juicio y ejecutándola en un evento pago.

El 13 de Septiembre de 1916 fue llevada entonces al complejo ferroviario de Erwin, y ante un público de 2500 personas ejecutada por ahorcamiento tras un juicio. Dado su peso en el primer intento se rompió la cadena, por lo que Mary cayó al piso rompiendo sus patas traseras. Tras media hora se le puso otra cadena reforzada y transcurridos unos 10 minutos de agonía Mary dejó de existir.

Chunee
Tras trabajar varios años como elefante de circo en Londres, Chunee llegó a conocer a varias personalidades, entre ellas Lord Byron quien se sorprendió con la inteligencia del animal. Desgraciadamente para 1826 una infección en uno de sus colmillos comenzó a causarle un dolor de muelas tan grande que su carácter se tornó violento. Esto llevó a que en una actuación saliera corriendo y matara a uno de sus cuidadores. Tras la tragedia se le declaró insano y se le ordenó morir bajo un pelotón de fusilamiento como indicaba la ley. Con este motivo un destacamento fue enviado al circo. Desafortunadamente 152 disparos de mosquete no fueron suficientes como para matarlo, ya que su dura piel prácticamente repelía las primitivas balas. Sufriendo por los agudos gritos del elefante su cuidador principal decidió terminar rápidamente con su vida y utilizando una pesada espada rebanó su cuello.

Récords de la naturaleza

El ser vivo más grande
En las criaturas

La ballena azul es sin duda alguna la criatura en existencia de mayor tamaño. Con un largo de unos 35 metros y un peso de unas 190 toneladas métricas, necesita devorar un promedio de 3600 kilos de comida al día. No es de extrañar entonces que también sea el animal que produce el sonido más poderoso. Su canto alcanza los 120 decíbeles y puede llegar a expandirse a más de mil kilómetros. Hasta hace unos pocos años se creía que era el animal más grande en haber habitado la tierra, incluso más que los dinosaurios, sin embargo el descubrimiento del Bruhathkayosaurio, de 44 metros, la ha puesto en un segundo lugar. Otro contendiente podría ser el Amphicoelias de unos supuestos 60 metros, no obstante como solo se tiene un hueso es imposible saber a ciencia cierta su tamaño real.

Ballena azul

En los vegetales
– Se trata de la secuoya Hiperión. Ver su propio artículo.

En los organismos

Si nos referimos al organismo más grande hay un campeón de peso pesados que destrona a todos, nada mas y nada menos que un humilde hongo. Tras la muerte de cientos de arboles en el Parque Nacional de Malheur en el año 2000 los investigadores comenzaron a investigar las causas de tan trágico evento. Prontamente hallaron al responsable: Un hongo de Armillaria de 2400 años de edad y una extensión de casi 900 hectáreas. El hongo se expande subterráneamente, sin embargo en otoño suele sacar a la superficie unos enormes “Hongos de miel”, comestibles pero de pésimo sabor. Gracias a varias pruebas de ADN se logró saber que es un solo ser vivo y no varios.

La criatura más venenosa
El indice de mortalidad de un veneno generalmente se puede catalogar según distintos factores, por ejemplo, el tiempo en que tarda en matar a una persona o la cantidad necesaria para provocar la muerte. En las costas australianas existe una criatura que no solo posee el veneno natural más veloz conocido, sino que además uno de los más mortíferos. Esta es una cubozoa denominada Chironex fleckeri cuya neurotoxina ataca conjuntamente al corazón y el sistema nervioso. Una particularidad es que su veneno activa todos los centros de dolor simultáneamente, haciendo que la persona quede completamente inmovilizada a causa del intenso dolor similar a quemaduras. El veneno se encuentra en sus tentáculos encapsulado en celulas especiales las cuales se desprenden ante el menor contacto. A causa de la poca cantidad de veneno que inyecta existen algunos sobrevivientes que reportaron la sensación producida: quemarse vivo.

Medusa venenosa

El ser más longevo
En los animales
Las tortugas, gracias a que sus órganos vitales no se deterioran con la edad, pueden vivir vidas extremadamente prolongadas. Sin embargo, dentro de estas es la tortuga radiada de Madagascar el Mathusalem de su especie. Un miembro distinguido de ésta familia fue una tortuga de nombre Tu’i Malila la cual fue ofrecida como obsequio a la familia real de Tonga por el Capitán Cook en 1773. Llamativamente en 1953, cuando la Reina Elizabeth y el Duque de Edimburgo fueron a visitar a la Familia Real de Tonga, Tui Malila no solo aun seguía viva sino que además se convirtió en el centro de atención de las visitas. Contando las líneas de su caparazón tras su muerte se descubrió que vivió unos 188 años, 12 años más que Harriet, la tortuga de Darwin la cual llegó a los 176 años.

De los multicelulares

El organismo multicelular más longevo es sin duda alguna el Pinus longaeva. Ubicados en las White Mountains de California a miles de metros de altura éstos vegetales aparentan estar completamente secos, sin embargo están lejos de estarlo ya que es su estrategia para lograr sobrevivir en tan duras condiciones. Se cree que pueden llegar a vivir unos 4000 años. Desgraciadamente la torpeza humana llevó a destruir al más viejo de todos ya que en 1964 un estudiante de geología llamado Donald Currey, el cual se encontraba datando los arboles, decidió realizar un tajo horizontal al no poder extraer una muestra del interior de uno de estos pinos por los medios comunes. El tajo desgraciadamente llevó a que su corteza se secase. Luego se descubriría que el árbol tenia unos 4862 años.

En los seres vivos
Los seres más viejos de todos son un grupo de bacterias que quedaron encerradas dentro de un cristal salino y permanecieron en un estado de “animación suspendida” durante 250 millones de años en una caverna de Nuevo México. Descubiertas por el Dr Russell Vreeland de la Universidad de Pensilvania en el año 2000 rompieron el récord anterior de 40 millones de años.

El ser más profundo
Los seres que habitan a mayor profundidad, y ciertamente los más horripilantes en existencia, son de la familia de de las brotulidae. Generalmente se los encuentra a unos 7000 metros de profundidad, no poseen ojos y son extremadamente agresivos. No obstante, el pez a mayor profundidad alguna vez registrado fue una Abyssobrotula galatheae, encontrada a unos 8370 metros de profundidad cerca de Puerto Rico. El único espécimen que se posee fue capturado a unos 3300 metros y hoy se conserva en la Colección de Peces del Museo Australiano.

Abyssobrotula galatheae

Muy poco se sabía de éstos, hasta que gracias al creciente interés en el mundo científico por las profundidades de los océanos que se ha despertado en los últimos años, sobretodo gracias a los trabajos de Jacques Cousteau incentivando la exploración profunda, hoy se sabe que éstos peces son reliquias ya que conservan varios aspectos y comportamientos de los seres primitivos que habitaron nuestro planeta.

El ave que más alto vuela
El ave que vuela a mayor altura es el ganso Anser indicus, capaz de volar muy por encima de los Himalayas cuando toma su ruta a los territorios de anidado. Sin embargo, el récord lo obstenta un Gyps rueppelli el cual en 1975 fue succionado por la turbina de un jet de pasajeros que se encontraba volando sobre Costa de Marfil a unos 11550 metros de altura.

El animal más veloz
Mar
El Pez Vela, o Istiophorus, es el Formula Uno de los océanos. Su comportamiento extremadamente migratorio y su modo de vida lo han hecho un pez difícil de investigar a pesar de su popularidad. El que su velocidad sea tan notoria llevó a representar un gran reto para los pescadores, llevando a que su pesca se intensifique, de hecho es muy normal verlos colgados en las paredes. De unos 3 metros de envergadura y un peso de unos 100 kilos el Pez Vela puede alcanzar la asombrosa velocidad de 110 kmh o unos 30 metros por segundo.

Aire

El animal más veloz de los aires, y en efecto el más veloz del planeta, es el halcón Peregrino. Su gran velocidad y fortaleza física llevaron a que desde miles de años fuera amaestrado con el fin de asistir al humano en la caza. Distinguible por sus brillantes plumas negro azuladas y la elegantemente curvada silueta de sus largas alas, este magnifico ave puede alcanzar velocidades de 70 a 90 kmh horizontalmente. Sin embargo, cuando se lanza a su presa alcanza una velocidad inclinada de unos 300 a 350 kmh.

Tierra
Conocido por todos el guepardo se alza con el premio de ser el animal de tierra más veloz. Cazado intensamente por su hermoso pelaje, al punto de ponerlo en peligro, el guepardo puede alcanzar una velocidad de 115 kmh durante cortos trayectos. Generalmente se acerca sigilosamente a su presa y metros antes acelera a toda velocidad dejándola completamente a su merced.

Artículos relacionados
Los animales más coloridos de la naturaleza.
Hiperión: El árbol más alto del mundo.
Los fósiles vivientes más extraños del mundo.
Las medusas gigantes que invaden Japón todos los años.