La mega ola de Lituya

Infografía sobre la ola gigante de Lituya
El 9 de Julio de 1958 una gigantesca ola de tsunami partió una playa hawaiana en dos. La mega ola de Lituya era más grande que un rascacielos.

Ocurrió en la playa de Fauces -Jaws- en la isla de Maui, playa que obtiene su nombre de las monstruosas olas que parecen devorar a los surfistas. Si bien el mar no estaba para nada tranquilo, nadie esperaba que se formara una ola tan monstruosa de manera tan repentina. El resultado no solo es asombroso y la ola de aproximadamente 21 metros es digna de aparecer en la película «El Día Después de Mañana.» Sino que además el surfista salió vivo, «sólo» con una quebradura de pierna.

Algo leve si tenemos en cuenta que el mínimo error pudo haberle significado ser aplastado al instante por toneladas de agua, algo muy común en el surfismo debido no solo al peso del agua sino además a la fuerza con la que las olas chocan.

La ola más grande alguna vez registrada

El 9 de Julio de 1958 se registraría la mayor ola de la historia. Ocurrida a causa de la conjunción entre un enorme alud de tierra y un temblor en el «Anillo de Fuego» en Hawaii, la «mega ola de Lituya» es la ola más alta alguna vez registrada con unos 524 metros.

El daño a la bahía fue tal que llegó a arrancar árboles en la costa opuesta con la cual impactó en un primer momento.

Imagen de la mega ola de Lituy.
El 9 de Julio de 1958 una gigantesca ola de tsunami partió una playa hawaiana en dos. La mega ola de Lituya era más grande que un rascacielos.

Largas, muy largas olas

Estas olas ocurridas dos veces al año en el Amazonas son llamadas Pororoca por los pobladores autóctonos de la región, nombre que hace mención al gran ruido que generan. Como mencionamos solo se dan dos veces al año, en Febrero y Marzo, cuando las aguas del Atlántico cruzan el caudal del río. Dada la rareza del evento, las olas permanecen formadas por más de media horas llegando a recorrer varios kilómetros, hoy en día posee fama internacional entre los surfistas.

Esta ola se ha vuelto así una atracción extremadamente popular entre los surfistas, como mencionamos anteriormente, y una fuente de ingresos importante para la región. En efecto se practica un estilo de surf único en el mundo, ya que es un estilo que incluye surfear la misma ola durante horas. Algo literalmente imposible en cualquier otra región del planeta. Esto, combinado también con las atracciones turísticas construidas en la región a revitalizado dicha área del Amazonas.

Fotografía de la pororoca.
En el Amazonas brasilero dos veces por año tiene lugar la Pororoca, la ola más larga del mundo.