Burringurrah, la roca más grande del mundo

A simple vista podríamos confundirla con una montaña o, como su nombre refleja la confusión de los primeros exploradores de Australia, con un monte. La Burringurrah, renombrada a «Monte Augustus« por los colonizadores británicos quienes avasallaron las creencias y costumbres de los aborígenes renombrando incluso sus lugares más sagrados, es en realidad una roca homogénea y cohesiva.

Es decir que no está conformado por un montículo de rocas apiladas ni por un conjunto de distintos tipos de piedras, barro y material rocoso como es la norma en la naturaleza. Debido a esta razón Burringurrah es la roca más grande del mundo y no el monte Everest, la montaña más alta del planeta tierra.

Vista de la lejanía de Burringurrah, la roca más grande del mundo.
Vista de la lejanía de Burringurrah, la roca más grande del mundo. Vemos su característico e inconfundible color anaranjado.

Al contrario Augustus es una sola roca «una gran piedra digna de los Dioses Olímpicos» como la definieron sus primeros exploradores haciendo homenaje a las grandes rocas que los Dioses grecorromanos le arrojaban a los cíclopes durante la Gigantomaquia. Extendiéndose por 4800 hectáreas y con una altura de 717 metros es la roca más grande en la superficie de nuestro planeta -tengamos en cuenta que en el espacio hay asteroides rocosos de decenas de kilómetros.

De hecho muchos historiadores dicen que las rocas de la Gigantomaquía, la cual es parte de los mitos de creación de la antigua Grecia, eran la manera de explicar en la que los antiguos griegos podían explicar a través de su conjunto de creencias los asteroides y meteoritos que veían surcar por los cielos nocturnos de Grecia.

La Estrella del Milenio, la roca más costosa del mundo

La Estrella del Milenio, considerado el diamante más perfecto y costoso del mundo actualmente se encuentra expuesto en el Domo del Milenio en Londres. Hallado en el Congo en 1990 por un grupo de exploradores pan-europeo y con unos 777 carat fue rápidamente adquirido por unos pocos millones de dólares por la reconocida De Beers, la cual conjuntamente a los expertos de la Steinmetz Diamond Group pasó años planificando y estudiando su corte.

Gracias a la ayuda de complejos modelos computarizados lograron cortar el diamante perfectamente obteniendo como resultado un diamante de 203.04 carat y a su vez el más grande dentro de los «top-color (D)». En efecto, es una pieza que además de ser grande y pesada posee una calidad única.

Si bien el diamante no tiene un precio establecido los expertos calculan que vale mucho más de 100 millones de Libras Esterlinas.

Detalle de la Estrella del Milenio.
Detalle de la Estrella del Milenio y su intrincadísimo corte. La misma es, efectivamente, la roca más costosa del mundo aunque su valor real es imposible de decir a ciencia cierta.

La roca de Long Island

Hay cientos de rocas en equilibrio a lo largo y ancho del mundo, pero una roca balanceante vertical hay una sola. Ubicada en la bahía de St. Mary esta singular roca de basalto que data del período Triásico es adjudicada a infinidad de leyendas.

Lamentablemente ha sido víctima de varios intentos por derribarla -lo que llevó a que hoy día deba ser custodiada por la policía-. En uno de estos intentos un bote repleto de pescadores intentó empujarla hacia las aguas pero en una vuelta del destino el bote volcó provocando la muerte de varios de los pescadores.

Esta es una de las tantas rocas en equilibrio halladas en el planeta tierra. Algunas de estas rocas son tan grandes, que poseen construcciones sobre su cima, como por ejemplo la pagoda en equilibrio de Kyaikhtiyo.

Roca de Long Island.
La curiosa roca en equilibrio de Long Island.

La Roca Tarpeia

Tarpeia era una virgen Vestal (aunque otras versiones dicen que la misma era una Sabina) que traicionó a Roma abriéndole las puertas de la ciudad a los Sabinos, los cuales invadieron al instante irónicamente asesinando a Tarpeia en el proceso. El golpe al orgullo romano fue inimaginable ya que Tarpeia no solo era una traidora sino que para colmo de males era una Vestal.

Una curiosidad del destino: las vírgenes vestales eran las jóvenes sacerdotisas que protegían a Roma cuidando durante siglos su llama eterna. Durante el lapso y largo colapso del Imperio Romano la llama es apagada, y Roma cae ante los bárbaros 16 años más tarde.

Las Vestales cuidaban la Llama de Roma y por esto eran adoradas por la sociedad, de hecho si una Vestal pasaba caminando por delante de un condenado a muerte, a éste se le perdonaba inmediatamente la vida e incluso en los teatros y juegos tenían mejores asientos que los mismos Senadores.

Ilustración de las vírgenes vestales.
Vírgenes vestales manteniendo la llama sagrada.

Era tal la indignación por la traición que los restos de Tarpeia fueron llevados a la roca más alta del Capitolino y arrojados al vació. De aquí en más esta roca, la cual se nombró como la Vestal, sería utilizada para asesinar a los traidores y cobardes.