Dos posts en un día, se va a hacer vicio. Ahora vamos con un escrito corto de Borges. Lleva solo unos segundos de lectura, pero entre sus líneas, horas de reflexión.

La Trama, de Jorge Luis Borges.

Para que su horror sea perfecto, César, acosado al pie de la estatua por lo impacientes puñales de sus amigos, descubre entre las caras y los aceros la de Marco Bruto, su protegido, acaso su hijo, y ya no se defiende y exclama: ¡Tú también, hijo mío! Shakespeare y Quevedo recogen el patético grito.

Al destino le agradan las repeticiones, las variantes, las simetrías; diecinueve siglos después, en el sur de la provincia de Buenos Aires, un gaucho es agredido por otros gauchos y, al caer, reconoce a un ahijado suyo y le dice con mansa reconvención y lenta sorpresa (estas palabras hay que oírlas, no leerlas): ¡Pero, che! Lo matan y no sabe que muere para que se repita una escena.

FIN

Esta entrada tiene 5 comentarios

  1. Muy lindo, supongo que no lo entendí del todo ya que está hablando de una situación regional que desconozco y que tendrá relevancia literaria en su escrito. A pesar de que este autor es muy conocido todavía no he leído nada de el.

  2. jajaja lo mas comico es que el sabado pasado intente explicartelo en estado de «alegria» alcoholica 😛

  3. alguin me lo puede explicar?por fa

  4. lo que lo ubica en un inmersivo ambiente 3d. Si bien esto es la tienda de juegos llamada BT, hay una en cada esquina. Solo nos queda decir, Ultima 5, levántate y anda!

  5. para poder jugarlo, les recomiendo la tienda de juegos llamada BT, hay una en cada esquina. Solo nos queda decir, Ultima 5,

Deja un comentario

Cerrar menú

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies