Tag Archives: Simios

Qué tan cerca estuvo la naturaleza de alcanzar a King Kong

Gigantopithecus blacki Realmente no podríamos culpar a nadie al pensar que quizás en el pasado existieron mamíferos de tierra similares a King Kong, después de todo, basta con ir a un museo y ver los restos fósiles de un tiranosaurios. No obstante, el camino evolutivo de los mamíferos de tierra ha llevado a favorecer tamaños relativamente reducidos y la capacidad de poder migrar fácilmente. En efecto, el mamífero más grande de tierra que alguna vez existió, y por lo pronto todavía lo hace a pesar de la intensa caza furtiva que sufren, es el elefante africano de la sabana, con algunos machos llegando a los nueve metros de extensión longitudinal.

Es así que llegamos al primate que más se acerca, aunque de manera modesta,a King Kong, el Gigantopithecus blacki “simio gigante”, el cual tuvo origen hace unos nueve millones de años y se extinguió recientemente hace unos cien mil años y llegando a medir unos 3 metros de altura y pesar al rededor de 550 kilogramos, siendo su habitat Asia del este.

Gigantopithecus blacki

Gigantopithecus blackiSólo nos queda imaginar la fortaleza física de éstos seres. Consideremos que un chimpancé promedio tiene la fuerza de más de dos hombres adultos. Esto es debido a que la composición del tejido muscular humano divergió de la de los demás simios a la par que nuestros cerebros comenzaron a crecer y la cantidad de materia gris en la médula espinal comenzó a incrementarse. El tejido muscular humano otorga mayor control fino, haciendo posible tocar una guitarra u operar herramientas de precisión, algo imposible para otros simios -más allá de su limitada inteligencia claro está. No obstante, el estudio de sus mandíbulas y dentaduras sugiere que su dieta era muy similar a la de los pandas. Lo que muy posiblemente los hacía pasivos y sedentarios, masticando bambú durante la absoluta mayor parte del día. En efecto, gigantes amables.

Ralph von KoenigswaldIncreíblemente se conservan muy pocos restos fósiles, ya que en la “medicina” tradicional China los fósiles del Gigantopithecus son considerados como benéficos, por lo que se los solía moler y utilizar como remedio. Es en uno de estas tiendas de “remedios” donde en 1935 el paleontólogo y geólogo Ralph von Koenigswald dio con los fósiles de un Gigantopithecus y así ingresó a la especie en los anales de la ciencia. Ciertamente, la “medicina”tradicional China era un cáncer para la tierra en ese entonces tanto como lo es hoy. Recordemos que en África gran cantidad de especies se están llevando al borde de la extinción para satisfacer la demanda por marfil y huesos en el mercado Chino, y todo por algo que no sólo es inútil, en muchos casos es contraproducente.

Una fascinante familia de gorilas espalda plateada

Gorila espalda plateada en RuandaHoy pude ver una de las mejores exhibiciones fotográficas sobre gorilas alguna vez realizadas. Se trata del trabajo realizado por los usuarios de Flickr youngrobv (Rob & Ale). Quienes aprovechando un viaje a Ruanda en la región del monte Sabyinyo en Virunga, lograron entrar en contacto con una amistosa familia de gorilas espalda plateada. Realmente, las expresiones faciales de estos magníficos animales son capaces de romper la frontera entre humanidad y mundo animal para acercarnos aun más con nuestros primos biológicos. Definitivamente, en varias de las imágenes, estos gorilas me resultan más humanos que algunas de las personas que conozco.

Visitar la galería.

 

La triste situación de los gorilas
Una razón más para luchar por los derechos de estos espectaculares animales que durante milenios vivieron pacíficamente en las montañas Virunga y que actualmente se encuentran siendo masacrados y exterminados hasta su extinción a causa de los conflictos políticos en el Congo y Ruanda. Muchas veces, grupos de rebeldes ingresan al hábitat de los gorilas y literalmente los toman de rehenes para evitar que el ejército los persiga. En este enlace encontrarán mucha información al respecto (atención, imágenes crudas de la matanza)

La extraña obsesión del profesor Voronoff

En varias oportunidades hablamos de la fascinación de algunos científicos a la hora de investigar la relación entre los humanos y otros primates. El Dr. Kellog expondría a su hijo recién nacido a crecer junto a un chimpancé, para así investiga las diferencias en el aprendizaje; Stalin ordenaría crear un ejército de soldados mitad hombre mitad simio; y Oliver, un bonobo común y corriente, sería declarado como la cruza entre un humano y un chimpancé. Sin embargo, el otro día en Yo contra el mundo, pude enterarme de un caso de este tipo realmente sin paralelos.

1162-2.jpgNacido en Rusia, Serge Abrahamovitch Voronoff, crecería en Francia tras que sus padres emigraran cuando él era pequeño. Prontamente desarrollaría un gusto por la ciencia, que desembocaría en una carrera en biología y luego se recibiría como cirujano. Interesado en trasplantes, se mudaría a finales del siglo XIX a Egipto por varios años, permaneciendo allí hasta 1910. En su nueva tierra, y tras hacer varias amistades con sus mismos intereses, descubriría gran cantidad de eunucos y otros castrados, prontamente convirtiéndose el estudio de los mismos en una obsesión.

Por alguna razón, no muy alejada de las teorías de su época que creían que clave del envejecimiento se encontraba en las glándulas sexuales, y que la atrofia o desgaste de las mismas llevaban al decaimiento físico, ya que el cuerpo “perdía su sentido biológico al no poder reproducirse”, Voronoff desarrollaría una técnica de rejuvenecimiento realizando xenotrasplantes de “glándulas de monos jóvenes” en escrotos humanos. Si bien actualmente los xenotrasplantes son vistos como viables a futuro, en ese tiempo de principios del siglo XX, con las teorías sin sentido y los errores garrafales que azotaban a la medicina, era realmente una locura someterse a una de esas terapias.

Desarrollar su técnica no sería fácil, utilizando su mismo cuerpo en sus experimentaciones, Voronoff se inyectaría distintos tipos de tejido proveniente de perros y ratones en si mismo. Al no notar un progreso, teorizaría que las inyecciones no eran eficientes, por lo que procedería a investigar la manera de trasplantar la glándula tiroides de un chimpancé a un humanos y, debido a la laxa legislación egipcia, posteriormente tejido testicular de criminales ejecutados a clientes millonarios.

Voronoff prueba el éxito público y se obsesiona
De vuelta en Europa, no conseguiría el permiso para conseguir su “materia prima”, pero nada le impedía encontrar una fresca provisión de testículos de simio en los zoológicos Es así que llegamos al 12 de Junio de 1920, día en el que Voronoff realizaría el primer xenotrasplante de tejido testicular de chimpancé en un escroto humano.

1162-3.jpg1162-1.jpg1162-4.jpg

El problema es que su teoría carecía de rigor científico, y las observaciones posteriores de seguimiento en sus pacientes estaban todas basadas en variables empíricas o interpretativas de dudosa credibilidad (ver primer imagen). Pero eran otros tiempos, y Voronoff sería laudado por sus colegas e incluso la revista Time lo alabaría.

Y todo lo que sube…
Pasarían los años, Voronoff escribiría un libro, atendería a cientos de millonarios y famosos del mundo entero (ver enlaces relacionados), sólo en Francia había realizado más de 550 intervenciones, abriría su clínica especializada y su granja de monos en Italia. Pero eran cada vez más las voces que remarcaban las pobres observaciones realizadas durante el seguimiento de sus pacientes, y comenzaría a rondar una pequeña palabrita llamada placebo que doctores tales como Evans, Hoyle y Graves habían comenzado a utilizar durante los 30s y 40s en sus escritos -nota: el “Efecto placebo” seria formalmente detallado porHenry K. Beecher 4 años después de la muerte de Voronoff-.

Voronoff vería como la ola de alabanzas se había tornado rápidamente en su contra, y sobretodo, los recientes estudios sobre la testosterona, serían el último clavo en la teoría de Voronoff. Deprimido y derrotado, este moriría a finales del 51 en Suiza a causa de las serias complicaciones acarreadas por una caída.
 

Enlaces relacionados
Fogonazos tiene un artículo muy interesante sobre el tema, en especial, de la experiencia del gran poeta irlandés William Yeats con el tratamiento.
Voronoff en la Wikipedia inglesa (hay varias fotos de sus pacientes)
Un artículo (en inglés) que comenta la teoría que responsabilizaba a Voronoff del SIDA en humanos en los 90s

La prueba del espejo

1101-1.jpgEn los 70s el investigador Gordon Gallup Jr realizaría un simple experimento para observar qué especies de animales poseían la capacidad de reconocerse a si mismos. El resultado, sería esperable pero asombroso, sólo cinco de los animales más inteligentes del planeta podían hacerlo. Estos eran los chimpancés (comunes), bonobos, orangutanes, delfines y, obviamente, los humanos. Posteriormente se añadirían a la lista los elefantes asiáticos, las orcas, las urracas y las palomas -estas últimas con resultados dispares-. En la imagen de la derecha puede apreciarse un mono capuchino realizando la prueba.

El método utilizado era simple, tras dejar al animal interactuar con el espejo durante un tiempo considerable, uno de los investigadores pasaría a distraerlo. Simultáneamente, un asistente marcaría al mismo con una tinta inodora. Acto seguido, se observaba si el animal, al volver a observarse en el espejo y ver la mancha, reconocía que la misma se encontraba en su cuerpo y no en el “ser” del reflejo.

De esta manera, podía observarse el nivel de desarrollo cognitivo y, en cierta medida, hasta una capacidad de abstracción en el sujeto de prueba. Si bien el estudio ha recibido sus críticas, el mismo ha demostrado que, en efecto, los únicos capaces en pasar la prueba son animales con los cerebros relativamente desarrollados.

Las críticas generalmente no hacen referencia a la invalidez del estudio, sino a que éste es antropocéntrico, y suele no tener en cuenta la capacidad de ciertos animales de inteligencia marcada, como por ejemplo el caballo y el ciervo, que a causa de su visión estereoscópica tienen mayor dificultad para enfocar su vista en un espejo. O por ejemplo los perros, incapaces en un gran porcentaje de reconocerse visualmente, pero muy efectivos a la hora de reconocerse a si mismos en base a su olor. Este argumento también se aplica a los pulpos y otros animales de inteligencia notable pero incapaces de reconocerse visualmente.

El siguiente documental de la NG está hablado en inglés, pero si no entienden el idioma hay interesantes imágenes de primates realizando la prueba del espejo.

Enlaces relacionados
Elefantes asiáticos pasan la prueba del espejo.
Estadio del espejo
Y este chiquitín que no pudo pasar la prueba, pero al menos lo intenta.

Oliver, el eslabón perdido que no fue

Hace aproximadamente un año y medio hablábamos sobre los sueños de Stalin por poseer un ejército que no cuestione órdenes, incluso las más inhumanas. Sueño para el cual contaría con los servicios del científico Ilya Ivanov, quien intentaría crear un híbrido simio-humano. En el mismo, mencionábamos la existencia de Oliver, un chimpancé que durante varios años tuvo convencidos a varios investigadores sobre la posibilidad veraz de la existencia de híbridos chimpancé-humanos.

1076-1.jpgAdquirió a una edad muy temprana por los entrenadores Franl y Janet Berger, los cuales se encontraban buscando animales en la antigua Zaire, actual Congo, Oliver demostraría con el paso de los años que no era un bonobo normal. El hecho de poseer facciones que asemejaban a las de de un hombre y el caminar perfectamente erguido sin utilizar sus brazos como apoyo eran cualidades que, incluso para los más escépticos, resultaban intrigantes y hasta sospechosas. De hecho, prontamente surgiría la teoría de un híbrido chimpancé-humano, un aberración natural producto de la cruza sexual entre hombres y simios. Otros, incluso, llegaron a proponer que en realidad se trataba de una nueva especie, una que conformaba el eslabón evolutivo perdido entre simios salvajes y humanos –debemos tener en cuenta que este concepto era muy popular por aquella época, e incluso varios biólogos respetados creían en la posibilidad de encontrar una nueva especie con una capacidad mental y física intermedia-

No obstante, Oliver comenzaría a desarrollar una notable atracción hacia su entrenadora humana, por lo que temiendo un accidente, decidirían venderlo en el 76. Su nuevo dueño, un abogado oportunista neoyorquino, no lo dudaría ni un segundo, y comercializaría Oliver como, en efecto, el eslabón perdido. Así sería que lo harían recorrer países, en un show insensible de fenómenos. Especialmente en japón, donde se usuraría con la situación presentando información falsa y aseveraciones exageradas sobre el comportamiento racional del mismo -una de ellas representándolo con ropa y tomando de una copa-.

1076-2.jpgUsufructuado a más no poder, al año siguiente sería vendido a un parque de atracciones, donde permanecería varios años. Para el año 1989 Oliver sería comprado por la Buckshire Corporation, laboratorio que se dedicaba a la experimentación cosmética. Su nuevo hogar, en el que viviría durante 9 largos años, sería una pequeña jaula que lo obligaba a permanecer encorvado. Razón por la cual Oliver terminaría desarrollando una atrofia muscular y quedando casi ciego. Eecién en 1998 sería finalmente enviado a un santuario para chimpancés, una reserva especializada donde podría vivir en armonía y al aire libre. Lugar en el que permanece actualmente, atendido correctamente por veterinarios y expertos en reahabilitación animal.

El misterio develado
El único misterio sobre Oliver fue el producto de la exageración y las mentiras. Si bien Oliver presenta varias discrepancias a nivel genético en ciertos marcadores encontrados en los chimpancés, estas se deben más que nada a mutaciones aisladas, y no al producto de un híbrido chimpancé-humano. De hecho, un estudio realizado por la Universidad de Chicago en 1996 ha demostrado que Oliver no sólo posee la cantidad de cromosomas esperados en un chimpancé, sino que además su morfología craneal y otros aspectos particulares del mismo se encuentran entre los margenes esperados para su especie.

Este video es la parte 1 de 6 de un documental producido sobre Oliver. Si bien se encuentra en inglés en el mismo podrán ver filmaciones de Oliver caminando y parte del material promocional que fue utilizado durante su viaje como el “eslabón perdido”.

Arte realizada por gorilas

Esta es la historia de Koko, considerada la gorila más inteligente en cautiverio, y su novio Michael. Ambos pusieron en riesgo el podio que la humanidad venía ocupando celosamente: ser la única especie capaz de pensar en un nivel abstracto.

Tras varios años de entrenamiento ambos gorilas aprendieron a comunicarse con lenguaje de señas y lograron comprender gran cantidad de palabras en inglés. De hecho Koko, la más inteligente del grupo, dominó con fluidez más de 1000 señas las cuales utilizaba para crear frases complejas y entender más de 2000 palabras en inglés. Una de las historias más sorprendentes es el que Michael recordara la muerte de su madre a manos de los cazadores, y en varias oportunidades trató de relatar el hecho a sus cuidadores -Una grabación de este episodio puede verse en el documental Koko: Conversation with a Gorilla. Según los investigadores que se encargaban de observarlo, su comportamiento tímido y temeroso fue producto de ver morir a su madre de manera tan violenta.

No sólo en el campo de la lingüística estos dos simios rompieron con todos los estándares, sino que además con el tiempo adoptaron mascotas a las que cuidaban celosamente y, en algo que sorprendería a todo el mundo, realizaron pinturas de éstas.

Artículos relacionados
Arte realizada por asesinos seriales

Enlaces relacionados
– La fundación de Koko