Tag Archives: Polonia

La batalla de Libušín en primera persona, lo más cercano en la modernidad a una batalla medieval

Las personas dedicadas a la recreación histórica son quizás los aficionados más apasionados de todos. Si bien hay grupos de recreación histórica en todo el mundo y prácticamente para todo período y cultura histórica, es en Polonia, Latvia, Ucrania, Hungría, Lituania y Rusia donde dichas recreaciones se llevan a un nivel completamente distinto, organizando literales batallas campales con armaduras, tácticas y armas medievales que en su mayoría son confeccionadas por los mismos participantes. Si bien en los países anteriormente mencionados se realizan varios torneos, son los de Libušín, la Batalla de las Naciones y Grünwald (evento que recrea la batalla medieval más grande y sangrienta en la historia) los de mayor asistencia y calidad en lo que armaduras y trajes respecta. Los participantes, quienes pasan la mayor parte del año construyendo sus equipos y armaduras manualmente, muchas veces incluso utilizando técnicas de construcción sacadas de códices antiguos, acuden a los mismos intentando recrear no sólo el aspecto bélico la época, sino que además se realizan varios festivales paralelos con ferias de comida, trajes típicos y demostraciones de técnicas agrarias y culinarias.

La batalla de Libušín
El siguiente es un vídeo en primera persona de la batalla de Libušín. Si bien a primera vista parece algo extremadamente violento, existen varias reglas y códigos de conducta entre los participantes para evitar cualquier daño físicos. Las armas obviamente no están afiladas, y bajo sus armaduras los participantes visten gruesos trajes para evitar contusiones. Las armas de pólvora que vemos en el video no son rifles primitivos, sino que se trata de пищаль (cañones de mano rusos)

La batalla de las naciones
La batalla de las naciones es un evento similar que se lleva a cabo todos los años en Ucrania, aunque su organización es muy distinta. A diferencia del anterior, donde también se recrean aspectos sociales de la época, en la Batalla de las Naciones se intenta enfocar más en la recreación de las técnicas marciales de las batallas medievales; con participantes que ponen gran énfasis en practicar a la perfección las técnicas de esgrima y defensa históricas de la nación que representan en batalla. El contacto físico es bastante más fuerte que en el evento de Libušín como se puede ver en el siguiente vídeo:.

Wolin
El evento de Wolin tiene lugar en Polonia, y es también otra recreación histórica en la cual se recrean las guerras causadas por las invasiones vikingas a las tierras eslavas.

Blokhin, el verdugo más ‘profuso’ y calculador de la historia

Polonia es posiblemente uno de los estados modernos que más admiro. Es increíble, al revisar la historia, que aun exista tras todas las invasiones y voraces enemigos que debió de enfrentar en los últimos tres siglos. Y no es para menos, ya que Polonia conforma ciertamente la frontera natural entre Europa occidental y Europa del este. El contenido de un sándwich en el cual los panes son nada más y nada menos que Rusia y Alemania, y un punto estratégico de tanta importancia que, sin provocarlo ni desearlo, la llevó a ser área de conflicto incontables veces.

Prisioneros polacos de la Unión SoviéticaDebiendo triunfar para asegurar su propia existencia en la batalla Medieval más grande de la historia, hasta llegar, siglos después, a verse amenazada en sus cuatro puntos cardinales al tener durante los siglos XVII y XVIII que enfrentarse al este con una Rusia militarmente modernizada bajo el mando de un Zar ansioso por poder, y al oeste contra unos belicosos y muy poderosos estados germanos; mientras que al norte una Suecia sedienta de poder deseaba hacerse con el dominio total del báltico y al sur con un Imperio Otomano que parecía imparable y amenazaba con arrasar a Europa entera. Contra todos, debió de luchar hasta el último hombre -Polonia era uno de los estados más abiertos al cambio social de la época, creando la segunda constitución del mundo en 1791 (la primera perteneciente a los Estados Unidos) algo que tanto los Kaisers como los Zares, ambos monarcas de regímenes totalitarios, veían como una “mala influencia”-

Nuevamente, los siglos pasarían y las cosas no mejorarían. Con la llegada del siglo XX y la imposición de ideologías fanáticas y totalitarias en toda Europa, nuevamente, los polacos se encontrarían siendo una vez más la frontera natural entre Rusia y Alemania, entre comunistas y fascistas.

Katyn
Dieciséis días después de la invasión nazi a Polonia, la Unión Soviética, formalmente “neutral” en ese entonces, decidiría hacerse con una tajada del territorio polaco. Así que, con una fuerza incontable de tanques, arrasaría el este de Polonia muy rápidamente, atrapando por sorpresa a las tropas de reserva que habían sido dispuestas en la frontera, ya que el grueso del ejército había sido enviado a luchar contra los nazis.

Vasili BlokhinA partir de aquí, y tras tomar control de varias regiones estratégicas, una masiva purga sería realizada, asesinando “preventivamente” a cientos de opositores, oficiales militares e intelectuales que pudiesen darle oposición al comunismo. Es así, que a menos de un año de la invasión, en 1940, y bajo órdenes de Lavrentiy Beria, la NKVD, madre de la KGB, cometería un acto genocida atroz fusilando “silenciosamente” a más de 22 mil seres humanos en el bosque de Katyn, principalmente, y otros dos centros menores.

De lo ocurrido, es el accionar de una “persona” lo más aterrador, Vasili Blokhin, el Jefe de Ejecuciones de la NKVD, quien, sin rastro de humanidad alguna y una frialdad espeluznante, se encargaría de ejecutar personalmente a siete mil personas en sólo cuatro semanas. Algunos de los detalles son escalofriantes, y llevan a uno a cuestionarse como pueden existir desalmados tan repugnantes y sin la menor pizca de humanidad posible. Blokhin calculó su proceder con la mayor frialdad posible, para esto, se puso una meta de 300 fusilamientos por noche.

– Con el fin de no tener que lidiar con un motín o un acto de rebeldía por parte de sus prisioneros a ejecutar, idearía una fachada en la cual se le diría a la personas que se encontraban “detenidas” para ser procesadas y reenviadas a otros centros de detención (con esto justificaba la disminución del número de detenidos a lo largo de los días)

– Al mismo tiempo encargaría a sus subordinados con acondicionar un cuarto, al cual llamarían la “Habitación leninista,” con el fin de hacerlo a prueba de ruido. En el mismo tendrían lugar las ejecuciones.

Blokhin desconfiaba de la efectividad de las pistolas rusas, y no queriendo verse demorado debiendo de destrabar sus armas, traería personalmente de Rusia su “maletín de trabajo.” Una valija con varias pistolas de origen alemán Walther Modelo 2 calibre .25. A las cuales consideraba como las “herramientas” más efectivas “si se utilizan justo en la base del cráneo.” La cual, además, dado su pequeño tamaño, podía ser fácilmente guardada en un bolsillo.

– Según palabras de Andrei Rubanov, otro de los verdugos, Blokhin podía pasar horas fusilando prisioneros, a los cuales, tras ser fuertemente golpeados en el estómago por los escoltas para dejarlos sin aliento, se les arrodillaba y sostenía para que Blokhin les disparare en la base del cráneo.

– La primer noche de ejecuciones Blokhin no pudo cumplir con su meta de 300 ejecuciones, llegando sólo a ejecutar “250.” Esto lo enfurecería fuertemente.

Walther Modelo 2Al cabo de 28 días Blokhin, cobardemente, terminaría con la vida de 7000 seres humanos y coordinaría las tareas del entierro masivo en fosas comunes. Al volver a Rusia Stalin en persona lo honraría otorgándole la Orden de la Bandera Roja.

Años más tarde, durante la purga de elementos estalinsitas de la unión soviética realizada por su Khrushchev, Blokhin sería apartado de su cargo y se hundiría en el alcohol. No a causa de una consciencia dolida o una encontrada pizca de su inexistente humanidad, sino porque consideraba que “había sido traicionado.” Tiempo después, el genocida comenzaría a enloquecer, y sería considerado como un problema por la KGB, razón por la cual lo suicidarían.

La última víctima de la Segunda Guerra

ZgodaLa muerte y el horror causados por la Segunda Guerra no terminarían con el cese formal de la misma, especialmente si tenemos en cuenta el accionar Soviético, quienes crearían en Silesia, Polonia occidental, el campo de concentración de Zgoda, administrado por la agencia precursora de la KGB, y en el cual oficialmente se mantenía a “prisioneros de guerra,” pero que en realidad ejercía como centro de depuración tanto de civiles alemanes como polacos que podían llegar a ofrecer resistencia intelectual o popular al régimen comunista en Europa central, y famoso además por ser el territorio de “caza” del asesino Salomón Morel quien, según estimados del gobierno polaco torturó y asesinó personalmente a cientos de personas durante su período como comandante del campo -especialmente con un método de tortura que él mismo denominaba “la pirámide,” y que consistía en ordenar a sus guardias a arrojar personas unas arriba de otras hasta formar una pirámide, matando así por asfixia a quienes se encontraban en la parte inferior, generalmente mujeres. El instituto gubernamental polaco encargado de recordar los horrores de la Segunda Guerra (IPN) tiene un muy interesante documento sobre los hechos, pueden leer una traducción automática realizada por el traductor de Google haciendo click aquí.- Irónica y tristemente, Zgoda anteriormente había sido un sub-campo de Auschwitz. Distintos dueños, misma barbarie.

1609-1.jpgNo obstante, esta entrada está dedicada a la última víctima de la Segunda Guerra Mundial, Leslie Croft, un británico que moriría 64 años después de terminada la guerra a causa de una complicación pulmonar causada por un fragmento metálico de un obús incrustado en su cuerpo durante sus años como combatiente para el Reino Unido en el frente italiano en 1943. Tras sufrir la profunda herida, Croft sería llevado nuevamente a su país, donde recibiría varias cirugías. La medicina de la época le permitiría recuperarse y vivir felizmente durante 64 años más, pero sería a cause de un bulto en sus intestinos, formado durante los años a causa del daño en el tejído intestinal a causa la cirugía, lo que debilitaría sus pulmones a causa de un bloqueo circulatorio.

Curiosamente Croft aun puede no ser la última persona en morir a causa de heridas sufridas en la Segunda Guerra Mundial, ya que como bien aclara el doctor Stanley Hooper para el Telegraph, aun varios sobrevivientes de la guerra tienen fragmentos de metal u otro tipo de heridas que, al igual en el caso de Croft, pueden complicarse al punto de causar la muerte.

El último pájaro de la Gran Guerra
Un A6M Zero derribado, fotografía tomada el 25 de Agostodel 45 donde puede verse el mensaje de rendición escrito por los pilotos comentando que hace 11 días que esperan ordenes sobre cómo procederY a todo esto, viene la historia del último avío derribado en la guerra. Un A6M Zeros japonés derribado por un Convair B-32 americáno, de nombre “Hobo Queen Two,. Derribado sobre 12 días después del brutal ataque con armamento nuclear sobre poblaciones civiles cometido por los Estados Unidos, es decir, el 18 de Agosto de 1945. Pocos días después Japón depondría sus armas y se rendiría formalmente. Evento en el cual, pero aunque ocurriría unos meses más tarde a la rendición formal, por primera vez en más de mil años, desde el Kojiki -el libro más antiguo del Japón y en el cual se menciona la divinidad del emperador,- un Emperador del Japón negaría ser un arahitogami, es decir, un dios viviente.

No obstante, existe una controversia con respecto a si esa fue la última batalla aérea de la Segunda Guerra, ya que el 17 de Agosto del 45, con Japón ya rendido, un B-32 debió aterrizar de emergencia en las islas Izu tras ser atacado por un grupo de combate japonés, según recuentos personales del legendario piloto de combate Saburo Sakai en su libro autobiográfico Zero-sen No Saigo.

Por cierto, el siguiente video es el anuncio oficial a la población de los Estados Unidos anunciando la rendición de Japón y es por muchos considerado como el punto final de la misma:

H08, el hospital subterráneo, la Franja de Maginot y otros búnkers de la Segunda Guerra

La segunda guerra mundial fue el ápice, el punto cúlmine de la construcción de fortalezas en la historia de la humanidad. Esto es por dos razones. En primer lugar existían la tecnología y las herramientas suficientes como para construir fortalezas realmente complejas e impenetrables. En segundo lugar, no existían los misiles*, por lo que, a diferencia de hoy en día, construir megafortalezas era estratégicamente viable.

H08
1111-3.jpgEl H08, construido entre 1941 y 1944 en la isla de Jersey, es quizás una de las fortalezas más interesantes de la Segunda Guerra Mundial, ya que la misma no servía como cuartel militar, sino que era un hospital de alta complejidad capaz de alojar, sin contar a los soldados estacionados, personal y oficiales, a 500 heridos al resguardo de las bombas aliadas. El mismo cuya designación oficial era la de Höhlgangsanlage 8, era una gigantesca serie de túneles para los cuales debieron removerse 43,900 toneladas de roca. Los mismos, a su vez, estaban reforzados con 6000 metros cúbicos de concreto alemán de altísima calidad. Según los oficiales del Reich, “capaz de resistir por más de 1000 años”. Este hospital, que a su vez contenía un enorme taller para reparar piezas de artillería dañadas.

1111-2.jpg cuadro 1111-4.jpg

El mismo era a su vez pieza central de la barrera de fortalezas sobre el Canal Inglés que, según los planes del Eje, protegerían a la Europa continental dominada por el Reich de futuras invasiones Estadounidenses al continente a través de dicho canal.

La Franja de Maginot
1111-8.jpgTras la Primera Guerra Mundial Francia decidió que no cometería el mismos error dos veces y no permitiría que, en caso de una segunda guerra mundial, Alemania los invada tan fácilmente. Aunque, como todos sabemos, fracasaría miserablemente en su cometido. Para esto, una enorme línea de fortificaciones sería construida en la frontera contra Alemania. Dicha franja de fortalezas sería la nefastamente famosa Franja de Maginot.

Si bien varios generales franceses, como de Gaulle, sugerían un enfoque más móvil y dinámico adaptado a la guerra moderna, apoyado a partir de una poderosa fuerza aérea y una efectiva fuerza motorizada, el Mariscal Joffre y el Ministro de Guerra André Maginot, decidirían “ir a lo seguro” y construir una enorme franja de fortalezas que se extendiera desde Suiza hasta Bélgica**. Esta franja estaba compuesta por gruesas paredes de concreto reforzado con paneles de acero, que conectaban una serie de bunkers especializados. Estos iban desde barracas y centros de suministros hasta puntos de artillería y unidades anti-tanques y anti-aéreas. Todo a su vez intercomunicado por líneas de ferrocarril subterráneas capaces de sobrevivir al más intenso bombardeo.

1111-7.jpg1111-6.jpg1111-9.jpg

De hecho, se decía que las facilidades de la Franja eran más cómodas que las halladas en una ciudad moderna. Tras planear la construcción de un cañón de 47 metros, los alemanes simplemente decidirían no hacerse problema con semejante fortaleza. Simplemente rodearían la franja, cruzando por Bélgica, y atraparían a los franceses por la retaguardia sin que éstos tengan tiempo de reaccionar.

Wolfsschanze
1111-12.jpgEn el bosque de la zona polaca de Ketrzyn existe uno de los bunkers más impresionantes y llamativos de la Segunda Guerra Mundial, Wolfsschanze -en español “La cueva del Lobo”-. Diseñado para ser el cuartel general del Reich en Europa del Este, el mismo es una masiva fortaleza ubicada en un bosque inexpugnable. Como si ya no fuesen suficiente los varios metros de sus paredes de concreto, que pueden apreciar en las imágenes aquí presentes, reforzadas con múltiples capas de paneles y gruesas vigas de acero, el bosque circundante estaba plagado de minas y “comandos fantasma” de la Waffen-SS, ala militar de las SS compuesta por la élite del ejército, cuya misión era la de “pelar” y aterrorizar a cualquier fuerza invasora antes de que esta llegase al bunker.

En la fortaleza el mismo Hitler pasaría 800 días, y sería el punto sobre el cual se conduciría la Operación Barbaroja, el nombre clave para la invasión la Unión Soviética.

1111-10.jpg1111-11.jpg1111-13.jpg

* Tengamos en cuanta que lo más avanzado en cohetería eran los V2, y los mismos se resumian con la siguiente frase: “Disparalos, y donde caigan que caigan”.
** Imaginen el tipo de construcciones defensivas contra el territorio enemigo que se hacen en el AoE 😆

La perspectiva de Jastrow, cuando dos tamaños iguales parecen distintos

En un artículo anterior, La grilla de Hermann, hablábamos sobre ciertos tipos de procesos neurológicos que, mediante estímulos específicos de por medio, podían inducirnos a ver cosas que no eran. En el artículo hablábamos sobre el proceso de Inhibición Lateral, mecanismo mediante el cual nuestras determinan con una mayor precisión la procedencia de un estímulo visual, al inhibir otros estímulos visuales circundantes que “interfieran” con nuestro punto foco. Si bien clásicamente esto es demostrado utilizando la Efecto de la Grilla de Hermann, el video a continuación es realmente maravilloso, ya que “explota” este fenómeno para crear asombrosas animaciones.

Semanas atrás mientras leía un artículo de LiveScience sobre la llave a todas las ilusiones ópticas, pude conocer una de las más sorprendentes e increíbles ilusiones de perspectiva. La misma, denominada como la perspectiva de Jastrow, fue descubierta por el psicólogo polaco Joseph Jastrow a finales del siglo XIX, y es una ilusión de carácter geométrico en la cual dos figuras, de exactamente el mismo tamaño, se posicionan a partir de sus partes oblicuas de manera tal que el objeto más próximo sea dispuesto con una perspectiva favorable. Esto se logra al explotar una aleatoriedad en la manera en la cual el cerebro humano estima las profundidades.


(Click en la imagen para ver la animación.)

Artículos relacionados
– Efecto Falsa Maqueta, en el cual se utilizaba un truco fotográfico para hacer que edificos reales parezcan maquetas miniatura.
El arte matemático de Escher
Erhard Schön, el ilusionista pionero

Voytek, el oso que peleó en la Segunda Guerra Mundial

1097-4.jpgEn los últimos días comencé a leer un fantástico libro titulado The Animals’ War de Juliet Gardiner, en el cual se presentan historias de animales en el frente de batalla desde la Primer Guerra Mundial hasta el presente. De todas las historias, dos lograron sorprenderme más de lo esperado, hoy les contaré una de estas.

A pesar de haber sido invadido su país y muchos de sus ciudadanos encerrados en campos alemanes y soviéticos, el ejército Polaco libre peleó en la Segunda Guerra de manera móvil. Una de sus compañías, la 22ª Compañía de Transporte, se encontraba en Medio Oriente con el fin de suministrar soporte a los Aliados en el frente del Libano. No obstante, lo curioso de esta historia tendría lugar en las montañas de Hamadan en Irán, cuando parte de la compañía que se encontraba de patrulla se topara con un un osesno cuya madre había sido abatida por cazadores -otro recuento indica que era cargado por un niño que lo vendió por unas monedas-.

Tras una discusión decidirían llevárselo y convertirlo en la mascota de la compañía. Voytek lo llamarían y sería alimentado con leche servida desde una botella de vodka. Prontamente el oso crecería en tamaño, y su carácter amistoso y servicial lo convertiría en la mayor fuente de moral para la compañía. No obstante, la carrera militar del oso estaba a punto de despegar.

1097-2.jpgUna de sus principales tareas consistió en transportar pesada munición de artillería de un lugar a otro, tarea que lograba sin mucho esfuerzo. Para luego también marchar parado en dos patas junto a las tropas, algo que ganaba los aplausos de todos los soldados. Tal sería su popularidad que el mismo emblema de la compañía representaría a Voytek cargando munición de artillería.

Según recuentos históricos verificados por el autor Garry Paulin, quien escribió un libro sobre el animal, Voytek participaría directamente en la famosa batalla de Monte Cassino en 1944, uno de los últimos bastiones extraterritoriales de los Nazis. Su participación sería bajo el rango de Asistente de artillería, y transportaría varias de las municiones pesadas que caerían sobre la fortaleza principal. Servicios que le valdrían un ascenso de rango y una mención en períodicos de todo el mundo.

Tras terminar la guerra, Voytek y su compañía terminarían en Escocia. El oso se volvería una celebridad, apareciendo en infinidad de noticieros, revistas y programas de TV. Si bien sus camaradas volverían a Polonia en el 47, algo que deprimiría durante algunos años al oso, Voytek viviría en tranquilidad en el zoológico de Edimburgo, siendo regularmente visitado por algunos de los soldados que habían servido con él en el pasado. Soldados que, sabiendo la predilección de Voytek hacia la cerveza y los cigarrillos, siempre se las arreglaban para llevarle algunos de contrabando.

Las surrealistas minas de sal en Polonia

WieliczkaConstruidas en el siglo XIII en medio de la belleza y el romanticismo Medieval existen en el sur de Polonia dos minas de sal que dejan atónito a cualquier visitante. Ciertamente, y con toda justicia, podemos afirmar que las minas de Wieliczka y Bochnia son únicas e irrepetibles en su tipo. No obstante, es lógico preguntarse qué puede haber de espectacular en una mina de sal, qué puede ser tan maravilloso. La respuesta es simple: cientos de estatuas, altares y construcciones talladas a lo largo de los siglos en la sal misma. Desde santos hasta familiares de los mineros e incluso un monasterio son el legado de infinidad de trabajadores que queriendo embellecer su entorno plagaron las paredes con bellas obras de arte. Aunque uno de los mayores impulsos fue la sana competencia entre ambas instalaciones ya que su cercanía, de solo 20 kilómetros, siempre ha significado una gran rivalidad artística.

Wieliczka Wieliczka Wieliczka

WieliczkaDe las dos minas Bochnia tiene 4,5 Km de extensión por 468 Mts de profundidad divididos en 16 niveles, encontrándose en los niveles inferiores el “pueblo subterráneo”. Desafortunadamente durante la ocupación comunista de Polonia los invasores destruyeron varias estatuas de la mina, algunas de más de 500 años de antigüedad, practicando puntería. Wieliczka, que ha sido declarada como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, posee una profundidad de 327 metros y una asombrosa extensión de 300 Km! . Aun se encuentra en funcionamiento y es la que mayor cantidad de piezas artísticas conserva. Además de las esculturas y altares de sal podemos encontrar dedicatorias y firmas dejados en las paredes por personajes históricos como Humboldt, Copérnico, Goethe, etc y contemporáneos como Juan Pablo II, Bill Clinton et al.