Tag Archives: Músicos

El Theremin, el único instrumento musical que no se toca

Es uno de los pocos instrumentos musicales que “no se toca”. Inventado hace unos 70 años por el ruso León Theremin, se basa en un par de antenas metálicas censoras que perciben la posición de las manos del músico. Estos sensores a su vez, y mediante un relativamente simple circuito, controlan uno o más osciladores de audio, dependiendo de la variante de theremin que se esté tocando. A partir de esta configuración con una mano se logra controla la frecuencia mientras que con la otra se controla el volumen. Al recoger los datos, las señales eléctricas generadas por el movimiento de manos y el trabajo de los osciladores son amplificadas y enviadas a un parlante. Como resultado, se obtiene una música casi “aural” muy reconfortante y hasta podríamos decir única en su tipo.

El avance tecnológico y las modificaciones llevaron a que hoy en día existan múltiples versiones, entre ellas, el Syntheremin. Un theremin que combina un sintetizador. Años después León crearía un instrumento, el terpsitone, del cual, a menos que se tenga una coordinación digna de la mejor bailarina de ballet del mundo, es imposible de tocar. El mismo utiliza una serie de antenas y debe manejarse utilizándose la totalidad del cuerpo.
 

Ondes-Martenot

Otro instrumento que utiliza el mismo principio de señales captadas por sensores convertidas a frecuencias eléctricas mediante osciladores, pero que, y a diferencia, actualmente se toca físicamente, y en mi opinión suena mucho mejor, es el Ondes-Martenot. En este video pueden ver a un experto en Ondes-Martenot. En el video, además, también puede observarse un theremin.

La única crítica que tengo es que me desagrada como a veces se corre en exceso la modulación cuando la melodía es muy sostenida. Pero, habría que escuchar como suena una pieza compuesta exclusivamente para el ondes-Martenot.

Pinturas de la Memoria

Hace un tiempo atrás leyendo la biografía de Mozart me sorprendió y hasta resultó increíble un recuento que relataba como Mozart, tras escuchar intrincadas piezas musicales en el teatro, iba corriendo a su hogar y escribía en notación musical las largas obras sin error alguno. Es así que leyendo un artículo de Willard Smith sobre este tipo de personas, las cuales logran extraer de su memoria detalles tan minúsculos que sorprenderían al más detallista, me topé con la historia de Franco Magnani. Franco es un pintor italiano que a pesar de haber abandonado Potito, su pueblo, natal en 1958 aun puede pintarlo en lujo de detaalle solo basándose en sus recuerdos. Sus pinturas son tan similares a los edificios reales que varias exposiciones, donde se ubica la pintura y a la par una fotografía, han sido realizadas por todo los Estados Unidos.

Lo más curioso de su obra es notar el paso del tiempo, ya que si bien las fotografías reflejan al Potito actual, el cual se ha convertido en un pueblo fantasma, las pinturas de Magnani retratan el colorido y cuidado pueblo de su infancia.

Enlaces relacionados
― En su sitio oficial tiene varios ejemplos de “Pinturas de la Memoria”.