Tag Archives: Altura

Los pilotos soviéticos que se obsesionaron con llevar sus MiGs a la mayor altura posible

Al terminar la Segunda Guerra, los soviéticos quedaron estigmatizados por el hecho de tener que depender de motores de avión diseñados y fabricados por los Británicos, incluso el MiG-15, un avión producido mucho tiempo después de terminada la guerra y que hizo estragos en Corea, utilizaba un motor copia del Rolls-Royce RB.41 Nene. Esto no podía seguir así, y el liderazgo soviético lo sabía muy bien, por lo que armaron a los legendarios ingenieros Mikoyan y Gurevich con todos los recursos industriales y económicos y el personal necesarios para avanzar la tecnología aeronáutica soviética a nuevos niveles, y éstos así lo hicieron (de hecho el prefijo MiG viene de “Mikoyan y Gurevich”). En poco más de 15 años la Unión Soviética pasó de utilizar motores copiados a producir los mejores aviones de combate del mundo, la joya de la corona fue el MiG-25, el avión que simplemente aplastó todos los récords para aviones de combate habidos y por haber: El récord de velocidad con carga útil (misiles) en 1965 llegando a unos 2,319.12 km/h, el récord de velocidad sin carga útil en 1967 tocando los 2,981.5 km/h, el primer jet de combate en romper la barrera de altura de los 20 kilómetros y luego de los 30 kilómetros en 1973, el récord de velocidad en alcanzar los 25 kilómetros de altura en 1973, entre varios otros. En total el MiG-25 demolería un total de 29 récords mundiales, muchos de los cuales aun se mantinen.

Curvatura de la tierra vista desde un MiG-25 volando a 28.117,8 metros de altura.

Eventualmente, entre los pilotos soviéticos, comenzó una competencia por ver quien podía llevar su MiG-25 a mayor altura, y esto no es tan simple como apuntar el avión hacia arriba y acelerar, requiere de maniobras muy complejas para maximizar el punto vértice de la altura máxima alcanzada una vez que la trayectoria de vuelo se vuelve parabólica al alcanzar cierta altura con poca densidad de aire y el motor de reacción experimenta lo que se denomina como apagón de llama, fenómeno en el cual se apaga la llama en la cámara de combustión del motor ya sea por la falta de oxígeno o la baja densidad de aire que lleva a la pérdida del compresor.

Es así que un día 31 de agosto de 1977 Alexander Fedotov, quien ya había llevado su avión al límite varias veces con anterioridad, llevó su avión a romper el mayor récord de altura alguna vez alcanzado por un jet de combate, y que aun, al día de hoy casi 40 años después, permanece invicto. Fedotov voló un MiG-25RB experimental con un motor R15BF2-300 a una velocidad y trayectoria tal en la cual, a pesar que su motor se rindió a los 30 mil metros de altura, su avión llegó a tocar los 37.650 metros de altura, unos 37,6 kilómetros.

Todo un testamento a la ingeniería soviética.

Y los MiG-29 para los turistas
Hoy en día si se cuenta con una pequeña fortuna destinada al ocio se pueden contratar pilotos veteranos rusos y MiG-29s para viajar a grandes alturas y ver la curvatura terrestre.


Una fortaleza en la cima del Mont Blanc

Aiguille du MidiSi bien la base del teleférico al Aiguille du Midi no fue construida con la intención de crear una impenetrable fortaleza en la cima de una montaña, y más bien como un centro turístico, la misma es sin lugar a dudas una fortaleza impenetrable que haría enrojecer de vergüenza hasta el más inexpugnable de los castillos. Para ejemplo solamente alcanza con ver la imagen de la derecha.

Esta montaña de unos 3.842 metros de altura sobre el nivel del mar y parte del macizo Mont Blanc, cautivó la imaginación de exploradores y escaladores durante décadas debido tanto a su puntiaguda cima como difícil acceso, siendo solo conquistada en 1818 por Antoni Malczewski y J. M. Balmat. Hoy en día llegar a su cima es relativamente simple, sólo debemos tomar el teleférico y llegar hacia la base en la cima en un viaje prácticamente vertical de unos pocos minutos. Todo un merito de la ingeniera, ya que construir semejante fortaleza en la cima de esta particular montaña es un legado al talento de sus constructores que en 1955 desafiaron a la misma naturaleza para erigir este espectacular lugar.

Aiguille du Midi

Aiguille du MidiAiguille du MidiAiguille du Midi

Un puente colgante no apto para cardíacos

Puente suspendido en TriftEl puente colgante de Trift es un puente de suspensión de 167 metros hallado en el glacial de Trif, Suiza. El diseño del mismo se basa en los utilizados durante los primeros años del siglo XX por los exploradores de los Himalayas. Este es el puente de “cuerda” -la palabra cuerda entre comillas ya que en vez de sogas utiliza cables de acero, éste fue un requisito por parte del gobierno suizo con el fin de permitir el acceso a turistas- más alto y largo de Europa.

Triftbrücke

El hombre que construyó su propio rascacielos… de madera.

1064-4.jpgVia Neatorama encuentro un artículo de English Russia realmente asombroso. Construida en la ciudad de Arkhangelsk por el ex-mafioso y arquitecto amateur, Nikolai Sutyagin, quien además es dueño, obviamente, de una maderera y una pequeña empresa de construcción. “La Mansión” como es llamada por los demás habitantes de la zona, es un laberinto de maderas y habitaciones puestas una arriba de la otra. El edifio, de más de 13 pisos y en crecimiento, supera los 45 metros, y actualmente se ve amenazado por las autoridades locales las cuales dicen que debe ser reducido a 2 pisos.

1064-3.jpg1064-2.jpg1064-1.jpg

No se ustedes, pero me hace recordar a la casa del juego Maniac Mansion. Más imágenes en esta galería.

Hiperión: El árbol más alto del mundo

De todo el reino vegetal las secuoyas son, y por un gran margen, considerados como los arboles más altos del mundo. no es de extrañar entonces que los naturistas Chris Atkins y Michael Taylor comenzaran su búsqueda por el árbol más alto de todos en el Redwood National Park, un santuario de secuoyas muy bien conservado. Tras una larga búsqueda, que resultó ser más difícil de lo que parece ya que muchos de los árboles se encuentran inclinados, en el verano del 2006 hallaron a Hiperión: el árbol más alto alguna vez registrado. Con unos 115,55 metros de altura supera por casi 21 metros a la Estatua de la Libertad y por unos 3 metros a Estratosfera, el antiguo campeón. Más importante aun, el árbol se estima que el árbol esta compuesto por unos asombrosos 526.69 metros cúbicos de madera.

Si bien la ubicación exacta del mismo es secreta, para evitar su tala o el daño no intencional por parte de turistas y curiosos, fue la misma National Geographic la que certificó el proceso de medición y la veracidad del mismo.

Por cierto, quien no haya visto en persona una secuoya es muy difícil que imaginar lo masivo del cuerpo de estos imponentes vegetales. Por esta razón, lo mejor es poner las cosas en proporción. La imagen que se puede visualizar nos muestra la diferencia de tamaño entre un ser humano y “Del Norte Titán”, otra secuoya también del parque Redwood.

Artículos relacionados
Los animales más coloridos de la naturaleza.
Récords de la naturaleza.
Los fósiles vivientes más extraños del mundo.
Las medusas gigantes que invaden Japón todos los años.

El desorden genético que convirtió a un enano en un gigante

Desgraciadamente uno de los casos más singulares de la historia médica es también uno de los más desconocidos. Este es el llamativo historial de Adam Rainer, un hombre austriaco que pasó de ser un enano a ser un gigante en menos de 12 años.

Eran finales del siglo XIX y Adam nacía en la modesta ciudad de Graz. Desde muy pequeño su familia supo que Adam era físicamente diferente al resto de los niños ya que su enanismo comenzaba a ser visible en su estructura y conformación ósea a simple vista. Con el pasar de los años las sospechas de su familia se confirmarían ya que a la edad de 21 años Adam medía unos 1.18 mts de altura.

Sin embargo, algo extremadamente alarmante ocurriría con el joven, este comenzó a crecer a un ritmo acelerado, más precisamente a un ritmo de aproximadamente unos 6 centímetros anuales. Con el pasar de los años Rainer pasó de medir escasamente más de un metro a medir 2,20 mts. Obviamente, como es regla general en todo organismo cuando un cambio extremo y extensivo ocurre aceleradamente este se debilita, por lo que a causa del excesivo crecimiento el hombre quedaría debilitado y postrado.

Rainer murió con una altura de 2.40 mts. a los 51 años. Su único consuelo, podemos decir, es el haber quedado en el libro Guinnes como el récord a la persona de “altura más variable”. En la fotografía hacia la derecha puede verse a Rainer en sus últimos años de vida, y los problemas oseos que padecía debido al crecimiento no sólo acelerado sino en una edad donde biológicamente el cuero humano no está preparado para aceptar un grado de crecimiento debido a factores como el endurecimiento de cartílagos y otros cambios fisiológicos que tienen lugar durante la edad adulta.

Artículos relacionados
Las enfermedades más raras del mundo – Parte I.
Las enfermedades más raras del mundo – Parte II.
Las enfermedades más raras del mundo – Parte III.

El descubrimiento y la medición del Monte Everest

El siguiente artículo relata la interesante anécdota sobre el descubrimiento del Monte Everest, su medición y el origen de su nombre:

Un gran proyecto de reconocimiento de los 1800s fue la “Gran Planimetría Trigonométrica” de la India británica. Se construyeron para el proyecto los mayores teodolitos, monstruos con escalas circulares de 36″ de ancho, cuyas lecturas se hacían con extraordinaria precisión con 5 microscopios. Cada uno con su caja pesaba media tonelada y se necesitaban 12 hombres para trasladarlo. Usándolos el proyecto cubrió el país con múltiples cadenas de triángulos en las direcciones norte-sur y este-oeste (las áreas entre las cadenas de dejaron para más tarde) y se necesitaron décadas para completarla.

En 1843 Andrew Scott Waugh se encargó del proyecto como inspector general y puso especial atención a las montañas del Himalayas del norte de la India. Debido a las nubes y a la niebla, esas montañas se ven raramente desde las tierras bajas, y hasta 1847 no se consiguieron varias mediciones. Después de haberse hecho, los resultados necesitaron ser analizados laboriosamente por “computadores” en las oficinas de inspección; no eran máquinas sino personas que efectuaban los cálculos trigonométricos.

La historia dice que en 1852 el jefe de los “computadores” fue hacia el director y le dijo: “Señor, hemos descubierto la mayor montaña del mundo”. Desde una distancia de más de 100 millas (160 km), se observó la montaña desde seis estaciones diferentes, y “no dio lugar a que el observador sospechara que estaba viendo a través de su telescopio el punto más alto de la tierra”. Al principio se la designó como “Pico XV” por la inspección, pero en 1856 Waugh la denominó en memoria de Sir George Everest, su predecesor en la oficina de jefe de inspectores. El Everest fue el primero en registrarse y en usar los teodolitos gigantes; ahora están expuestos en el “Museum of the Survey of India” en Dehra Dum.